Prueba Peugeot 3008 GT Line, la fórmula del éxito

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150

La moda de los coches SUV no para de crecer y crecer. Tanto es así, que este segmento ya es el tercero más vendido en nuestro país, por detrás de los segmentos B y C. Algunos fabricantes han decidido abandonar sus monovolúmenes de tamaño medio sustituyéndolos por estos C-SUV. Uno de ellos ha sido Peugeot, con el Peugeot 3008. Este modelo llegaba originalmente como un monovolumen compacto, pero ha sufrido un cambio brutal para solo conservar su nombre.

El Peugeot 3008 es la apuesta de la firma francesa por un segmento muy competitivo en el que, por cierto, no está yendo nada mal. Su comodidad a la hora de entrar, salir o cargar y descargar el maletero, la posición de conducción más elevada que permite controlar mejor el tráfico, así como un diseño diferenciado tanto para el exterior como para el interior, lo hacen un modelo apetecible para los consumidores. Hoy, en Actualidad Motor, lo probamos asociado al acabado GT Line, con el motor diésel 2 litros de 150 CV y cambio manual de 6 velocidades.

Con un exterior innovador y diferenciado

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150

Decíamos que este Peugeot 3008 tiene un diseño diferente al del resto de fabricantes. Esto, normalmente, suele ser una estrategia algo arriesgada, pero los franceses han conseguido una imagen que, aun siendo algo diferente a lo habitual del mercado, gusta a la mayoría del público.

En el frontal nos encontramos con un “morro” robusto y de formas afiladas que, en parte, nos recuerda al Peugeot 308 por las formas de sus característicos faros. La calandra es de grandes dimensiones, integra el logo de la marca y viene protegida por unos contornos cromados. Las formas del paragolpes son muy agudas y agresivas, lo que aumenta la sensación de deportividad. En la parte baja central encontramos una protección acabada en gris, mientras que en los extremos son menos resistentes y de color negro.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150

Cambiamos la perspectiva a una vista lateral y observamos que las protecciones negras de las esquinas delanteras continúan por los pasos de rueda y por la zona baja de los costados. Los pilares vienen acabados en negro, transmitiendo una sensación de techo flotante que se acentúa en nuestra unidad con los cristales posteriores oscurecidos. Unas líneas cromadas aparecen en la parte superior de las puertas, en la zona inferior de las ventanillas, y en la parte baja de las puertas, aportando elegancia. Las llantas bicolor del acabado GT Line en 18 pulgadas le sientan como un guante.

Ya en su parte trasera podemos contemplar una luneta no muy grandes dimensiones que muere a una altura más elevada de lo habitual. Justo debajo, el portón es de color negro brillante, alojando a los laterales los pilotos de luces con formas tridimensionales que guardan la imagen de la marca con tres líneas verticales en color rojo para su iluminación. Más abajo volvemos al tono blanco de la carrocería y en la parte inferior vuelve a aparecer una lama cromada horizontal, esta vez más gruesa. La zona más baja es plástica en color negro, alojando las que fingen ser dos salidas de escape cromadas (pero no lo son).

Las dimensiones de este Peugeot 3008 son 4,45 metros de largo, por 1,84 de ancho y 1,62 de alto, mientras que su distancia entre ejes es de 2,67 metros.

Puedes plantearte un viaje con cinco adultos

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

En el Peugeot 3008 nos sentimos muy holgados en sus dos plazas delanteras pese a que el túnel central es algo más ancho que en la mayoría de coches de la competencia. Tal vez sea una percepción visual, pues al estar todo el salpicadero tan libre de botones y contar con un volante pequeño, es probable que la vista nos engañe. En cualquier caso, la distancia en altura y anchura es buena.

Ya sentados en su segunda fila de asientos, podemos destacar la generosa altura libre al techo, pues aun contando con el techo panorámico de cristal (que siempre baja algunos centímetros el guarnecido del techo), tenemos bastante margen para llegar a rozar con la cabeza. La anchura también es buena en las dos plazas laterales, siendo tal vez su único punto débil, o menos bueno, la distancia para las rodillas. No es mala, pero cierto es que hay algunas alternativas que mejoran esta cota.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

La plaza central, aunque más dura, estrecha e incómoda, es mejor y más aprovechable que la de otros coches similares. Algo que no nos ha gustado en absoluto es el reposacabezas central, pues no tiene regulación en altura y queda muy bajo, lo que puede ser peligroso en caso de que nos golpeen fuertemente por detrás.

Por su parte, el maletero del Peugeot 3008 es uno de los mejores del segmento C-SUV, ofreciendo un espacio de carga de 520 litros. Si abatimos los asientos el espacio crece hasta los 1.482 litros. El piso se puede colocar a dos alturas, pudiendo situarla en la más elevada para que el suele quede enrasado si abatimos la segunda fila, o en la más baja para así aprovechar más todo el compartimento de carga y poder colocar objetos más altos. Una trampilla en el asiento central permite el transporte de largos objetos, como unos esquís. El portón es eléctrico y se puede abrir y cerrar, en nuestra unidad, pasando el pie por debajo del paragolpes.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Muy tecnológico y de calidad en la mayoría de elementos, pero…

El diseño de su interior de este Peugeot 3008 nos deja un sabor un tanto agridulce. Estéticamente resulta muy llamativo, pues no es habitual encontrarnos con un volante tan pequeño que permite ver el cuadro de instrumentos por encima de él, un salpicadero tan horizontal y libre de botones. A nivel de diseño estético, la verdad es que Peugeot ha sabido crear un interior que no deja indiferente.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

El salpicadero tiene un tacto muy bueno en cuanto a sus materiales, pues en la mayoría de zonas son blandos. Tampoco aparecen ruidos con facilidad en la parte baja, a no ser que presionemos muy fuerte en las esquinas. Parece un interior que aguantará bien el paso de los años. La pantalla central, que queda en una posición elevada, es de fácil visión, aunque sigue reuniendo funciones tan básicas que deberían estar fuera de ella como el manejo de la climatización; algo que a mí, personalmente, no me gusta nada.

El cuadro de instrumentos es totalmente digital con una pantalla a color y configurable de 12,3 pulgadas. La información presentada en esta pantalla dependerá de la configuración escogida, pudiendo optar por cinco modos diferentes. En cualquier caso, su legibilidad es buena, pues las informaciones se presentan en un tamaño correcto y la definición de la pantalla es muy buena. Como ya sabéis, este cuadro de instrumentos queda por encima del volante y mejora la seguridad, pues desviamos menos la vista de la carretera cuando lo queremos consultar. Una pena que algunos de los mandos satélites de la columna de dirección utilicen diseños y materiales bastante anticuados, propios de un Peugeot 307.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Para que el cuadro quede por encima del volante, el aro de dirección tiene que ser más pequeño y quedar a una altura inferior. Esto resulta extraño durante los primeros minutos, pero es fácil acostumbrarse. Sin embargo, no me he sentido cómodo del todo a los mandos, pues esta configuración para mostrar la información hace que, para mi gusto, el volante quede demasiado bajo. También está achatado por su parte inferior y ligeramente por la superior, lo que tampoco ayuda. Para rematar, la regulación en profundidad no es muy grande, por lo que tengo que forzar mi postura habitual y quedo más cerca de los pedales de lo que a me gustaría si quiero que el volante “me caiga” en el punto ideal.

Sus asientos tampoco me han convencido excesivamente. Es cierto que estéticamente tienen un diseño atractivo, pero me han parecido algo duros y su línea central en el respaldo me ha incomodado. En cualquier caso, a otras personas si le ha parecido cómodo el asiento del acompañante, por lo que también es una percepción según los gustos. El del conductor cuenta con reglajes eléctricos y varias memorias. Ambos asientos delanteros cuentan con función masaje, con distintos modos de funcionamiento e intensidades, y regulación del apoyo lumbar.

Gama mecánica del Peugeot 3008

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

La gama mecánica del Peugeot 3008 consta de tres versiones con motores de gasolina y cinco con mecánicas diésel. En gasolina tenemos el motor 1.2 PureTech de 130, asociable a un cambio manual de 6 velocidades o al automático de convertido de par EAT6, y un 1.6 THP de 165 CV que siempre irá combinado con la transmisión automática. La oferta diésel pasa por un 1.6 BlueHDi de 100 CV con cambio manual, el mismo bloque pero con potencia de 120 CV disponible tanto en transmisión manual como automática, un 2.0 BlueHDi de 150 CV manual (la unidad probada) y un idéntico 2.0 BlueHDi de 180 CV solo asociable al cambio EAT6 y al acabado superior GT. No existe la posibilidad de contar con tracción a las cuatro ruedas.

2.0 BlueHDi 150 CV

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Como decíamos, nuestra unidad del Peugeot 3008 se asocia a la mecánica tetracilíndrica 2.0 BlueHDi de 150 CV. Entrega su potencia máxima a 3.750 rpm, aunque no hace falta llevarlo tan alto de vueltas porque su par motor máximo de 370 Nm, una cifra considerable, aparece a 2.000 rpm. Homologa un consumo medio de 4,4 litros a los 100 km y una velocidad punta de 207 km/h.

Pese a que el par máximo es importante, desde ralentí hasta pasadas las 1.600 rpm la entrega de energía es baja, lo que también es algo normal y nada que nos parezca fatal. Respecto a los consumos obtenidos durante la prueba, el ordenador de viaje ha registrado un consumo medio de 5,7 l/100 km, gastando unos 5,2 l/100 en recorridos por autovía y autopista a los máximos legales. Sinceramente, unos consumos más que buenos para la potencia, superficie expuesta al aire y tamaño de sus neumáticos.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Esta motorización cumple con solvencia su función, pues mueve con agilidad y permite rápidos adelantamientos al Peugeot 3008. No es necesario utilizar constantemente el cambio de velocidades, pues sus capacidades de recuperaciones son buenas gracias al par motor de 370 Nm. Igual, con la versión 1.6 de 120 CV, que cuesta unos 1.800 euros menos, sería suficiente para la vida diaria. Como ya hemos dicho, no es una versión que demande mucho combustible pese a su cilindrada y potencia. Tampoco transmite vibraciones ni ruidos elevados al habitáculo, los cuales disminuyen a los pocos segundos de arrancar según va tomando temperatura.

Ágil y con una genial puesta a punto

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Peugeot ha hecho un gran trabajo en cuanto a la configuración de este modelo. El Peugeot 3008 es un coche cómodo (en cuanto a su chasis), tal vez un pelo seco ante irregularidades muy bruscas, pero bastante más cómodo que duro. Suele filtrar bien los baches. Pero no por esto, y por ser un SUV, podemos decir que su carrocería incline y se muestre torpe a la hora de afrontar curvas. Si elevamos el ritmo en un tramo revirado mantiene la compostura sin quejarse. Nos ha sorprendido su agilidad, pues reacciona bien ante cambios de apoyo y no pierde con facilidad la línea en caso de encontrarnos con una grieta en plena curva.

En la consola encontramos un botón Sport, que básicamente endurece un poco la respuesta de la dirección y hace más reactiva la respuesta del motor; pisando menos el pedal derecho ganamos velocidad más rápidamente. El tacto del cambio no es que sea precisamente lo mejorcito del mercado, pero entonces tenemos que recordar que estamos ante un SUV y que sus pretensiones deportivas son mínimas. La dirección guía bien y es más bien directa, pero nos transmite poca información de lo que ocurre bajo las ruedas.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Su comportamiento en autovías es correcto, como la mayoría de vehículos de este segmento, aunque como ya he dicho antes su asiento no me ha terminado de resultar cómodo. Afrontar un viaje con cinco personas es factible por su espacio interior, por su capacidad de carga y también por la respuesta del motor. En ciudad es un coche que se muestra fácil de conducir. El pequeño volante nos ayuda a ganar un plus en agilidad, pues cambiar de dirección nos implica menos movimiento de los brazos.

Acabando

El nuevo Peugeot 3008 es un coche totalmente nuevo que utiliza la plataforma del 308. Sin embargo, este SUV es más tecnológico y ofrece un diseño más innovador, tanto interior como exterior. Si te gustan este tipo de diseños, la tecnología y buscas un SUV, difícilmente encontrarás una alternativa más equilibrada. El 3008 no lo tiene fácil, pues el segmento C-SUV está repleto de participantes, siendo los más demandados en España los Nissan Qashqai, Opel Mokka X, Hyundai Tucson y Seat Ateca. En cualquier caso, de momento está cuajando muy bien en nuestro mercado.

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Equipamientos del Peugeot 3008

Active

  • Pantalla táctil capacitiva de 8 pulgadas
  • Sensores de aparcamientos traseros
  • Faros halógenos
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Información límite de velocidad en la vía
  • Detector de fatiga
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Luces y limpiaparabrisas automáticos
  • Retrovisor interior electrocromático
  • Climatizador bizona
  • Asiento de conductor y acompañante regulables en altura
  • Cristales posteriores oscurecidos
  • Techo en color de la carrocería
  • Llantas en 17 pulgadas
  • Rueda de repuesto de emergencia

Allure

  • Navegador TOMTOM con información de tráfico en tiempo real
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Peugeot Connect SOS Assistance
  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Ajuste lumbar para el asiento del conductor
  • Retrovisores exteriores plegables de forma eléctrica
  • Llantas en 18 pulgadas

GT Line

  • Faros delanteros Full LED
  • Antinieblas de LED con función cornering
  • Intermitentes delanteros de LED con iluminación dinámica
  • I-Cockpit con dos ambientes configurables
  • Intensidad de luz y sonido ambiental
  • Difusión de fragancia
  • Pedalier en aluminio
  • Techo Black Diamond
  • Barras de techo en color aluminio

GT

  • Cámara de marcha atrás con visión de 180 grados
  • Acceso y arranque manos libres
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas

Precios del Peugeot 3008

Prueba Peugeot 3008 GT Line 2.0 BlueHDi 150 CV

Motor Transmisión Acabado Precio
Motor Transmisión Acabado Precio
1.2 PureTech 130 CV Manual 6v Active 23.700 €
1.2 PureTech 130 CV Automático 6v Active 25.500 €
1.6 BlueHDi 120 CV Manual 6v Active 25.200 €
1.6 BlueHDi 120 CV Automático 6v Active 27.000 €
1.2 PureTech 130 CV Manual 6v Allure 25.950 €
1.2 PureTech 130 CV Automático 6v Allure 27.750 €
1.6 THP 165 CV Automático 6v Allure 29.150 €
1.6 BlueHDi 120 CV Manual 6v Allure 27.450 €
1.6 BlueHDi 120 CV Automático 6v Allure 29.250 €
1.2 PureTech 130 CV Manual 6v GT Line 28.100 €
1.6 THP 165 CV Automático 6v GT Line 31.300 €
1.6 BlueHDi 120 CV Manual 6v GT Line 29.600 €
2.0 BlueHDi 150 CV Manual 6v GT Line 31.400 €
1.6 BlueHDi 120 CV Automático 6v GT Line 31.400 €
2.0 BlueHDi 180 CV Automático 6v GT 36.050 €

Opinión del editor

Peugeot 3008 2.0 BlueHDi 150 GT Line
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
23.700 a 36.050

    • Peugeot 3008 2.0 BlueHDi 150 GT Line
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 25 de junio de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: 90%
    • Maletero
      Editor: 90%
    • Mecánica
      Editor: 85%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 75%
    • Precio
      Editor: 70%

    Resumen: Probamos uno de los SUV más interesantes del mercado, el Peugeot 3008. De este todocamino francés podemos destacar su diseño, tanto exterior como interior, el grato funcionamiento y consumos del motor 2 litros diésel y la dinámica de conducción. Los principales puntos negativos tienen que ver con su postura de conducción y las formas de los asientos.

    Pros

    • Diseño exterior e interior atrevido
    • Puesta a punto del chasis
    • Consumos

    Contras

    • Postura de conducción forzada
    • Asientos delanteros
    • Climatizador gestionado mediante la pantalla táctil

    Galería de imágenes del Peugeot 3008 GT Line

    ¿Necesitas peritar un coche?
    ¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
    Peritar coche al mejor precio
    Te puede interesar

    10 comentarios

    1.   Fher Alfonso dijo

      El suv con el diseño más espectacular que he visto

      1.    Actualidad Motor dijo

        El diseño siempre es cuestión de gustos, pero es cierto que Peugeot ha arriesgado y ha acertado ?

    2. Yo me acabo de comprar un Peugeot 208 pero si pudiera lo cambiaba y me compraba este.me encanta desde el principio hasta el final.muchas felicidades Peugeot por esos modelazos ke estáis sacando!!!!!

      1.    Actualidad Motor dijo

        Han dado un gran salto en el plano estético. Que disfrutes del 208 ?

    3.   Maxi García dijo

      MerxiTa Cruz

      1.    Actualidad Motor dijo

        De momento, esas son las versiones disponibles. No parece que Peugeot tenga demasiadas intenciones en “hibridizarlo” de momento; aunque nunca se sabe ?. Saludos

    4. Me planteo comprarlo.pero en su versión de 120 cv diésel. Será suficiente? Gracias

      1.    Actualidad Motor dijo

        Sí, si no buscas prestaciones más que sobradas o si normalmente no circularás muy cargado, la versión de 120 cv será suficiente para el uso habitual. Suerte con él si finalmente lo compras ?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *