Probamos a fondo el sistema Intelligent Drive del Mercedes Clase E

Frenada de emergencia autónoma

La actual Mercedes Clase E, denominado internamente como W213, destaca por dar un salto brutal en cuanto a tecnología se refiere, posicionándose ligeramente por encima del BMW Serie 5 y muy por encima del Audi A6 actual – que ya queda algo anticuado pero que pronto recibirá su relevo generacional –. Entre toda esta tecnología que recibe la berlina de Mercedes, además de sistemas visibles y reconocibles como la nueva instrumentación completamente digital, cabe destacar la seguridad del vehículo.

Por fortuna, gracias a los avances, a los desarrollos y a la explotación de la tecnología mucho han cambiado las cosas en los últimos años, disfrutando actualmente de muchos más ángeles de la guarda que un ABS, un ESP o un conjunto de airbags. Hoy conocemos y probamos todo el sistema de seguridad Intelligent Drive de este Mercedes Clase E en las instalaciones del madrileño Circuito del Jarama porque, aunque ya probamos este modelo hace meses, no pudimos comprobar de forma segura y sin riesgos todo este arsenal de seguridad.

Los cinco puntos clave del Mercedes Clase E y su Intelligent Drive son los siguientes:

  • Asistir al conductor y facilitar su tarea en conducción durante situaciones normales
  • Reconocer lo posibles peligros
  • Advertir a tiempo, asistir en la reacción e intervenir en caso de que sea necesario
  • Evitar un posible accidente o, al menos, reducir la gravedad del mismo
  • Activar medidas de seguridad como elementos del Pre-Safe dependiendo de cada situación

Los diferentes sistemas funcionan gracias al uso de un radar, situado en el paragolpes frontal y trasero, que supervisa en cada momento los alrededores de la zona delantera del vehículo y una cámara estereoscópica multiusos, ubicada en el parabrisas. Así, recoge la información que inmediatamente después es procesada. En caso de ser necesario, activará unas u otras funciones de seguridad del vehículo.

De serie en todos los Mercedes Clase E

Servofreno de emergencia activo de serie

Frenada de emergencia autónoma

Toda la Clase E – carrocerías berlina, Estate, Coupé, Cabrio y All-Terrain – incluyen de serie el servofreno de emergencia activo. El radar situado en el frontal del vehículo detecta la distancia y velocidad del vehículo que tenemos delante de nosotros. Funciona a velocidades de entre 7 y 250 km/h, y si considera que existe riesgo de golpe por alcance, primero nos avisa mediante señales acústicas y – si realmente es necesario – activará los frenos de forma autónoma para reducir los daños o, en el mejor de los casos, evitar completamente la colisión.

En caso de encontrar un vehículo parado o un peatón en nuestra trayectoria, situación típica de un cruce, paso de peatones o semáforo, el servofreno de emergencia activo entrará en acción a velocidades de entre 7 y 60 km/h. Igualmente, no garantiza al 100 % evitar la colisión o atropello, pues influyen muchos factores como la adherencia del asfalto o el propio estado de los neumáticos pero, como hemos podido comprobar, en la mayoría de ocasiones con suelo seco y neumáticos en correcto estado evitará el alcance. De igual manera, aprovechará al máximo la distancia para así dar el mayor número de metros posibles para frenar a un vehículo que pudiera circular detrás nuestra.

El servofreno de emergencia activo funcionará siempre y cuando el conductor no realice una acción opuesta. Es decir, si el vehículo detecta que debe frenar pero el conductor toma la decisión de aumentar la carga sobre el gas, la función quedará inhabilitada. Siempre prevalecerá la acción del conductor respecto a la del vehículo.

Paquete de asistencia a la conducción (opcional): Drive Pilot, Intelligen Drive opcional

El Drive Pilot está formado por varios subsistemas de ayudas a la conducción, que principalmente son la ayuda al mantenimiento de carril con piloto automática de dirección y el asistente activo de parada de emergencia.

Servofreno de emergencia activo con función para cruces

Servofreno de emergencia activo con función para cruces Mercedes

Básicamente es una función avanzada del servofreno de emergencia activo explicado anteriormente. Si nos aproximamos a un cruce y los receptores del vehículo detectan que otro vehículo (o peatón) se aproxima transversalmente e interpreta que por las trayectorias, distancias y velocidades terminaremos chocando, igualmente nos alertará y, si no reaccionamos, aplicará la energía necesaria en el sistema de frenos para evitar el choque o, al menos, mitigar sus consecuencias.

Ayuda al mantenimiento de carril

La ayuda al mantenimiento de carril del Intelligent Drive toma como referencia las líneas del carril por el que circulamos para evitar que, por alguna razón, lo abandonemos inconscientemente. Actúa sobre la dirección de forma autónoma corrigiendo la trayectoria de nuestro vehículo siempre y cuando no hayamos indicado con la luz de intermitencia que realmente deseamos cambiar de carril. Este sistema funciona a velocidades de hasta 210 km/h.

Además, tiene una función de “asistencia en atascos” en combinación con el sistema Distronic, pero para ello nuestro vehículo debe contar con la transmisión automática. En este caso no se toman como referencia las líneas de la calzada, sino la trayectoria del vehículo que circula delante nuestra.

Distronic, el regulador de velocidad adaptativo

El sistema Distronic es lo que más comúnmente podemos conocer como regulador de velocidad adaptativo, una tecnología que ya está bastante extendida en el mercado. También pudimos comprobar su efectivo funcionamiento, tanto en pista cerrada como en carretera abierta.

El radar y la cámara delantera detectan que un vehículo circula delante nuestra y, si éste va a una velocidad inferior a la que nosotros tenemos programada en el Distronic, nuestro coche mantendrá una distancia de seguridad con él a costa de reducir la velocidad. En caso de que el vehículo que nos precede aminore la marcha o se detenga por completo, nuestro Mercedes Clase E copiará sus actos. Por otro lado, si por ejemplo, lo adelantamos o toma una ruta diferente, nuestro coche volverá a acelerar de forma automática hasta la velocidad que tenemos programada.

Asistente activo de parada de emergencia

Mercedes Clase E prueba Intelligent Drive

Probablemente esta sea la función más llamativa de todo el conjunto de ayudas disponible en el Mercedes Clase E y su Intelligent Drive. En la mayoría de vehículos que cuentan con ayuda al mantenimiento de carril, si el conductor no ejerce presión sobre el volante durante la conducción, a los pocos segundos manda un aviso acústico. Si pasados unos segundos el conductor sigue sin tomar el control de la dirección, directamente se desactiva y, por tanto, deja de “guiar” al vehículo.

En el caso del asistente activo de parada de emergencia, el sistema interpreta que el conductor ha sufrido un desfallecimiento y por ello no toma el control del vehículo. En caso de que esto suceda, automáticamente activa las luces de emergencia (warning) y reduce la velocidad del coche progresivamente hasta detenerse. El vehículo para en el mismo carril por el que circula. La única pena es que no sea capaz de tomar la decisión de apartar el vehículo a un lado de la calzada, al arcén, por ejemplo, pero igualmente resulta una ayuda muy interesante.

Asistente de maniobra evasiva

Hay ocasiones en las que se presenta un obstáculo y, por unas razones u otras, no daría tiempo a detener el vehículo por completo para evitar el alcance; pero sí podría librarse realizando una maniobra de esquiva. Con el objetivo de facilitar esta maniobra evasiva, el sistema Intelligent Drive variará la dureza de la dirección para así dotar al conductor de una mayor precisión sobre el volante en una situación tan crítica como ésta. Eso sí, la maniobra siempre la realizará, y sobre todo iniciará, el propio conductor.

Aparcamiento a distancia

Aparcamiento por control remoto de Mercedes

Durante esta jornada también hemos podido probar el nuevo sistema de aparcamiento automático y a distancia. Sirve tanto para aparcar como para salir del estacionamiento, aunque en el segundo caso solo funciona en línea recta. No es uno de los sistemas más prácticos, pero resulta cuanto menos curioso. Solo necesitamos que nuestro vehículo cuente con este extra, un smartphone y una aplicación desarrollada por la propia Mercedes.

Vamos conduciendo, vemos un hueco de aparcamiento – sea en línea o en batería – y el coche lo detecta. Nos preguntará si queremos realizar el estacionamiento dentro del coche o de forma remota. Seleccionamos de forma remota, nos bajamos del vehículo llevando con nosotros la llave mando.

Con la aplicación abierta en nuestro smartphone y estando próximos al vehículo, simplemente tendremos que realizar un movimiento giratorio constante en la pantalla para que el sistema reconozca nuestra “autorización” a la maniobra. El vehículo por sí mismo tomará decisiones sobre la dirección, los frenos y la transmisión (por supuesto, solo disponible con cambios automáticos). En unos segundos, habremos estacionado el coche desde el exterior.

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *