Prueba Skoda Rapid 1.6 TDI 105CV, motor, conducción y consumos (con vídeo)

prueba-skoda-rapid-TDI-105CV-2

Una vez acomodados en el asiento del conductor, con los espejos ajustados y el cinturón abrochado es el momento de empezar a rodar kilómetros y kilómetros con el Skoda Rapid 1.6 TDI 105CV. Aquí no hay arranque por botón ni nada por el estilo. Pisamos el embrague, giramos la llave de contacto y… es diésel, sin lugar a dudas.

El 1.6 TDI de Volkswagen es un motor que a todos nos deja con una sensación extraña al primer momento, pero poco a poco nos iremos adaptando y veremos que realmente es un muy buen propulsor. En el Rapid se muestra ruidoso, aunque es más por una insonorización un poco deficiente que por otra cosa. Al ralentí, en frío y en aceleraciones es claramente audible desde el interior (tampoco molesto) y se agradece las pocas vibraciones que transmite al habitáculo en cualquier situación.

prueba-skoda-rapid-TDI-105CV-3

Si hubiésemos perdido nuestras capacidades auditivas también notaríamos que se trata, como poco, de un motor turboalimentado. La zona baja del cuentavueltas, hasta las 1.500 aproximadamente es bastante floja, bastante falta de par en un coche que ya de por sí no destaca en este aspecto, con 250Nm entre las 1.500 y 2.000 vueltas. Al iniciar la marcha en pendientes es posible que si no picamos un poco de embrague se nos cale, sobre todo si vamos cargados. Al circular por ciudad también habrá que dosificar bien acelerador para que la conducción no resulte excesivamente brusca en los momentos en los que el turbo empieza a actuar.

Una vez pasado el vacío lo cierto es que el Skoda Rapid 1.6 TDI 105CV acelera con contundencia. Parece que tenga más par del que declara. Se va volviendo progresivo e ir mucho más allá de las 4.000 no tiene tampoco mucho sentido. Afortunadamente las primeras marchas tienen unos desarrollos más cortos que juegan de nuestro lado.

Circulando a velocidades estabilizadas será muy fácil que la aguja del cuentavueltas esté rondando la zona de par máximo, por lo que en cualquier caso habrá una respuesta, ganaremos velocidad. Si vamos en cuarta o quinta reducir una marcha o dos según la situación para acelerar más rápidamente puede ser conveniente. En definitiva, tras unos días de adaptación nos amoldaremos a las peculiaridades del motor.

Toca hablar más de la dinámica. Lo cierto es que para nada es un coche aspiracional, pero no cumple mal si le pedimos correr. Es subvirador pero tarda más que otros coches en irse de morro y los controles de tracción actúan bien. Los frenos tienen buena mordida, pero la dirección en cambio es bastante asistida y no da nada de información, no hay reacciones en el volante.

prueba-skoda-rapid-TDI-105CV-4

Las suspensiones son confortables y dejan balancear la carrocería, haciendo al Skoda Rapid un poco más torpe en cambios de apoyo fuertes, sin embargo, para el día a día resulta muy cómoda y es lo realmente importante. Las marchas entran con facilidad, con unos recorridos precisos y no muy largos, eso sí, la marcha atrás rasca si no estamos completamente parados. El Skoda Rapid está dirigido a quienes buscan un medio de transporte amplio, económico y fiable y cumple su cometido perfectamente.

Un auténtico mechero

Pero sin duda lo mejor del 1.6 TDI son sus consumos. Son realmente ajustados y será complicado hacer que la media de este Skoda en combinado supere los 6 litros.  Además, hay poco desfase entre el ordenador de abordo y los consumos reales. Circulando por autovía y nacional en viajes largos Vitoria-Madrid Madrid-Vitoria ha mostrado cifras un tanto diferentes, por las condiciones meteorológicas en parte, pero en ningún caso ha pasado de los 5.3 litros.

prueba-skoda-rapid-TDI-105CV-10

En un viaje de 350 kilómetros, con muchísimo viento de frente durante más de 100 kilómetros ascendentes y dos ocupantes, arrojó una cifra de 5,3 litros, idéntica a la de ir cuatro ocupantes con equipaje y clima frío pero sin aire.  Pero sin duda la mejor fue hace un Vitoria-Madrid, tres personas con equipaje y obtener un consumo medio de 4.7 litros, siempre circulando a las velocidades máximas de la vía. En este aspecto, nada que reprochar, el gasoil cunde.

Más información – Prueba Skoda Rapid 1.6 TDI 105CV diseño exterior e interior y equipamiento precio y conclusiones

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Alejandro dijo

    Buen vídeo, os animo a seguir con ello mostrando más los detalles del vehículo. Un saludo!

    1.    Iñigo Ochoa dijo

      Muchas gracias Alejandro, siempre ayuda recibir ánimos. Como ves poco a poco vamos esforzándonos en ofrecer a nuestros lectores contenidos útiles y de mayor calidad.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *