Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6 DDiS 4×4, motor, conducción y consumos

suzuki-sx4-s-cross (41)

Los pantalones caídos, el gin tonic, o los coches SUV. Aparentemente, éstas tres ideas no tienen nada en común. En cambio, si te digo que sí, y os prometo que éste que os habla no ve burros volando, ¿me creeríais? Seguramente, seguiríais sin hacerlo. Lo cierto es que sí, todas ellas están o estuvieron de moda, esta palabra que cuenta con más poder de atracción que cualquier imán del planeta.

Y… ¿por qué? Ni si quiera si me lo preguntaras imitando al controvertido ex entrenador del Real Madrid,  Jose Mourinho, sabría responderte a ciencia cierta, como mucho, podría echarme unas risas contigo. El cliente siempre tiene la razón y éste, en una cada vez más amplia mayoría, pide un SUV. De esta guisa, si te digo que el mercado de estos “todoterrenos de mentira” está más caliente que una olla en el punto exacto de cocción, entenderías el por qué. Ahora, por si fuera poco, un fideo más en esta espesa sopa, el Suzuki SX4 S-Cross. ¿Sencillamente otro más? ¿O será éste quién le de sabor al plato? Arranquemos.

Analizando su diseño exterior e interior, confraternizamos con él. La nueva generación del SX4 ha pegado el estirón, crece incluso su nombre, y es que los gladiadores a los que se debe enfrentar, dan más miedo que el anuncio de la lotería de navidad de este 2013 al que le restan unos días.

suzuki-sx4-s-cross (43)

Sustos y risas aparte, es hora de poner en marcha la artillería del Suzuki SX4 S-Cross. En sus entrañas, el motor 1.6 DDiS de 120 CV, el único propulsor diésel disponible que, para más inri, y al alcance de mi mano derecha, incluye la posibilidad de hacer que mueva las cuatro ruedas. Por el momento, empezaré a andar con dos ruedas motrices, en este caso me impulsan las delanteras ha excepción de que la centralita detecte pérdida de adherencia y recurra a mandar par al tren trasero. En la instrumentación la palabra “Auto” reflejada y sensación de paz, éste modo de conducción no busca guerra y por lo pronto, recorro los primeros kilómetros de éste viaje.

En el pie derecho una pala que no se muestra sensible y una respuesta del motor tardía. Vamos a circular por ciudad por lo que es la opción más acertada. Las medidas compactas del Suzuki SX4 S-Cross, en mi opinión, actúan como lo haría una navaja de doble filo: útil para menearte entre incesante tráfico, pero, pese a que el espacio interior es desahogado, este tamaño deja una extraña sensación de ser “menos coche” que sus rivales.

suzuki-sx4-s-cross (48)

Sé que voy a lomos de un SUV porque lo he visto al montarme, pero si hubiera despertado en él, no lo tendría tan claro. Viaja como un turismo, aplomado, con finura, sin molestas turbulencias o ruidos extraños. El breve paseo por la metrópolis madrileña me dejó sensaciones positivas. No resulta brusco, la dirección permite maniobrar con soltura y, tan solo la caja de cambio, con recorridos largos y un tacto contradictorio, me tiene descontento.

Al llegar a la capital de la provincia pacense, y con 400 km. a la espalda, el movimiento instintivo que hacen los dedos de mi mano izquierda tiene como objetivo revisar los datos de consumo de combustible. Teniendo en cuenta que la velocidad en todo el tramo ha sido la exigida por ley, 120 km/h rigurosos, ver plasmado 4.9 l/100 km en el cuadro de instrumentos me deja pasmado. Cifras propias de utilitario que sorprenden, sin duda, pero con las que aún no puede cantar victoria nuestro Suzuki SX4 S-Cross. Seguiremos vigilándolo con esmero.

suzuki-sx4-s-cross (39)

Inmersos en la caótica N-432, y habiendo trasteado por la ciudad de Badajoz, con resultados que han vacilado entre los 6 y 6.4 l/100 km, éste japonés debe desmelenarse. Echamos mano de la ergonómica “ruedita” que activa los modos de conducción para decantarnos por “Sport”: más nervio y un control de tracción menos intrusivo. Si vas a viajar por autovía, si transitas por una carretera más solitaria que las de las películas de miedo, o si tu conducción va a ser urbana, recomiendo que continúes en “Auto”; pero si por el contrario, necesitas una respuesta inmediata de los 120 CV del Suzuki, ni se te ocurra. Ésta opción lo duerme, en cambio, la que acabo de activar, le hace estar toda la noche de fiesta.

Sin que esa noche le confunda, como a Dinio, las diferencias entre pasar de “Auto” a “Sport”, son abismales. Parece como si bajo la piel del SX4, el corazón que latía hasta el momento fuera el de un anciano y lo hubieran trasplantado de urgencia por el de un jovenzuelo. Un cambio radical que, con incesantes adelantamientos y más movimientos de marcha de los deseados, una transmisión de seis relaciones que no convence del todo pero que optimiza la mecánica de buena gana, el consumo se sitúa en 5.4 l/100 km.

suzuki-sx4-s-cross (46)

Nuestro Suzuki SX4 S-Cross está cumpliendo como un campeón. El problema es que el examen, aún no ha terminado. Su gen SUV nos obliga a buscarle las cosquillas fuera del asfalto y, sumado a que esta variante luce en su interminable nombre la identidad 4×4, no tengo más remedio que hacerlo. La incursión debe ser eventual, y a pesar de que su distancia al suelo es más de lo que a simple vista parece, no podemos volvernos locos.

Los 1.305 kg. de peso que estructuran su cubierta hacen de él un tipo ligero, y los 320 Nm con los que empujan, parecen de sobra suficientes. Por pistas de tierra, se muestra como en casa. La suspensión, a medio camino entre lo duro y lo blando, nos facilita la tarea. Girar la mencionada “ruedita” hacia la izquierda para poner en funcionamiento el sistema All-Grip (tracción total), es una buena idea para ocasiones en las que pisemos con miedo. No es un Grand Vitara, pero puede sacarte de más de un atolladero. Si las cosas se ponen feas, siempre puedes recurrir a pulsar el botón “Lock”, que desactivará el diferencial central. Aunque no sea recomendable cruzar la línea.

suzuki-sx4-s-cross (37)

Un coche concebido para el asfalto que deja la puerta abierta para buscar otro camino alternativo. La marca asiática va a por todas y su nuevo Suzuki SX4 S-Cross convence. Su historia no acaba aquí, porque para valorarlo finalmente, debemos estudiar qué nos ofrece y por cuánto. Será mañana, en la última parte de ésta prueba. No te pierdas la conclusión final.

Más información – Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6 DDiS 4×4, diseño exterior e interior (con vídeo)

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *