Prueba Toyota Yaris Hybrid, el híbrido en formato pequeño

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Toyota ya ha vendido más de 9 millones de híbridos. Con esta noticia que nos llegaba hace un mes nos podemos dar cuenta de la dimensión que alcanzan este tipo de vehículos alternativos en la marca nipona. Es una apuesta que lleva desarrollando mucho tiempo y que se puede ver en su gama actual, con hasta cinco modelos de este tipo. Hoy probamos el más pequeño de ellos: el Toyota Yaris Hybrid.

La tendencia últimamente nos lleva a la hibridación de los SUV, ya que es el mercado que más está creciendo actualmente. Pero si lo pensamos con la cabeza fría, igual este tipo de mecánica podría tener más sentido en los vehículos pequeños. Para demostrárnoslo, tenemos a este pequeño utilitario que cuenta con una imagen renovada y juvenil, además de beneficiarse de las ventajas que aporta la tecnología híbrida.

Juvenil y desenfadado 

Prueba Toyota Yaris Hybrid

En el último restyling, el Yaris recibía un nuevo lenguaje de diseño que responde al nombre de Jplayful. Hace referencia a la cultura juvenil japonesa y apareció por primera vez con el Toyota Aygo que probamos hace poco. Busca principalmente atraer a un público más joven y lo hace con una imagen moderna y desenfadada. En el caso del Yaris, será un pelín más sobrio que su hermano pequeño, ya que también se busca gustar al público europeo.

Dicho lenguaje de diseño se hace más evidente en el frontal del utilitario. Está predominado por una gran ‘X’ que surca el parachoques y se funde con los faros delanteros. Hay que decir que las dimensiones del paragolpes son bastante grande para las dimensiones del vehículos. La parrilla está dividida en dos partes, la superior que une las ópticas e integra el logotipo de la marca, y la inferior que se va ensanchando hasta la parte baja, está formada por una rejilla negra e integra la matrícula.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

El lateral es la zona más sobria del Yaris Hybrid, teniendo unas llantas de 16 pulgadas bitono, correspondientes al acabado Feel! que estamos probando, encuadradas en unos pasos de rueda poco abultados. Concretamente en el paso de rueda delantero se sitúa el emblema que certifica que estamos ante un híbrido. También habrá una nervadura que va desde la puerta trasera hasta el piloto, que reafirma su carácter.

Cuando miramos a la zaga es la zona que más nos recuerda a la anterior generación del Toyota Yaris. Los cambios son menos acusados y destacará por algunos elementos como el pequeño spoiler trasero, situado en la parte superior y que integra la tercera luz de freno. Otra de las modificaciones notorias son los pilotos traseros, que se han rediseñado casi por completo. La zona baja del parachoques es bastante más ancha que la superior, dejando clara su personalidad.

Calidad mejorada y mayor equipamiento

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Cuando nos adentramos en el habitáculo del Yaris Hybrid nos damos cuenta de que ha sufrido un importante salto de calidad. Ahora es más fácil encontrar plásticos blandos en el salpicadero (de un color más claro), además de materiales con un tacto más agradable. Seguirá habiendo plásticos duros, pero no hay que olvidar que se trata de un utilitario generalista y que no busca un carácter premium. Del mismo modo habrá elementos que sigan como en la generación anterior y otros que cambien.

En el caso de la instrumentación se ha rediseñado. Nos encontramos un cuadro formado por tres relojes, el grande en medio con la velocidad, a la derecha un indicador para la gasolina y a la izquierda la evidencia de que estamos con la versión híbrida, ya que la esfera tiene los indicadores CHG, ECO y PWR. Tenemos una pequeña pantalla LCD retroiluminada en color azul, que nada tiene que ver con la pantalla de 4,2 pulgadas y a color que aparece en su hermano mayor, el Toyota Auris Hybrid.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

En el centro del salpicadero se sitúa la pantalla táctil de 7 pulgadas, incluida en el sistema multimedia Toyota Touch 2 que lleva nuestra unidad. Tendrá algunos botones integrados y su funcionamiento nos resulta intuitivo y muy parecido al de sus hermanos mayores. Incluye conectividad por Bluetooth, por lo que no tendremos que preocuparnos de nuestro smartphone. Justo por debajo quedarán los mandos del climatizador, que son algo simples pero a la vez efectivos.

En la consola central tendremos la palanca del cambio CVT que acompaña a los Hybrid. Es de mayores dimensiones que la del Auris, pero sus recorridos son correctos. Tiene un tacto agradable, ya que en nuestro acabado Feel! está forrada de cuero. Lo mismo le pasará al volante multifunción, que además tiene los laterales perforados y da una mayor sensación de calidad. Desde aquí podremos controlar los mandos del audio y también tendremos en la parte derecha la palanca del control de crucero.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Si tenemos que destacar un extra en la lista de equipamiento opcional será el Toyota Safety Sense, incluido en nuestra unidad de pruebas. No es muy común encontrarse vehículos de este segmento con tantas ayudas a la conducción que además mejoran nuestra seguridad. Incluye un sistema de seguridad pre-colisión, que incluso tendrá un aviso sonoro en caso de posible accidente; alerta de cambio involuntario de carril, que es desconectable y se agradece en algunas vías; y control inteligente de luces de carretera para no deslumbrar a otros vehículos.

Buen espacio interior con un maletero justo

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Normalmente los vehículos del segmento B no destacarán por su espacio interior. Este Toyota Yaris Hybrid tiene unas dimensiones exteriores de 3,95 metros de largo, 1,69 metros de ancho y 1,51 metros de alto. Además si distancia entre ejes es de 2,51 metros, por lo tanto no podemos esperar una habitabilidad sobresaliente de este modelo. Sin embargo, la marca nipona ha resuelto bastante bien este tema y por lo tanto superará a algunos de sus rivales en este aspecto.

Las plazas delanteras son muy amplias y bastante cómodas. Tendremos la ventaja de poder modificar el puesto de conducción y es fácil encontrar la postura satisfactoria. Cuando pasamos a las plazas traseras nos encontramos el mismo problema que se presenta en este tipo de coches. En el caso del Yaris la altura libre al techo y el espacio para las rodillas es bastante bueno, sin embargo la escueta anchura de los asientos hará bastante difícil que puedan viajar cinco adultos.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Pasamos al maletero, otro de los puntos flacos en teoría. El del Yaris Hybrid presenta 286 litros de capacidad, una cifra que está algo por debajo de la media del segmento. La ventaja que tiene es que sus formas regulares lo hacen bastante aprovechable, además encontraremos un doble fondo que aumenta su utilidad. Hay que destacar que a pesar de ser un híbrido, el maletero mantiene la capacidad de los otros modelos con motor de gasolina. Es una virtud, ya que normalmente en otros modelos vemos como las baterías restan capacidad.

Mecánica híbrida + CVT

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Pasamos a conocer el apartado mecánico del Toyota Yaris Hybrid. Bajo el capó del utilitario nipón encontramos un motor de gasolina de ciclo Atkinson con cuatro cilindros y 1.5 litros. Está ligado a otro motor eléctrico y a una batería de níquel e hidruro metálico que completa el sistema híbrido. En términos de potencia, el motor de gasolina rinde 75 CV, pero sumándose al conjunto se alcanzan los 101 CV. La transmisión es la conocida e-CVT de Toyota, de la que hablaremos más adelante.

Aunque parezca mentira, el Yaris Hybrid se presenta como la opción más potente de la gama Yaris. Por debajo tendremos solamente dos opciones de gasolina, el Yaris 70 con un tricilíndrico 1.0 de 69 CV y el Yaris 100 con un cuatro cilindros 1.3 de 99 CV. Ambos vienen con una caja de cambios manual, el pequeño de cinco velocidades y el otro de seis relaciones. El más potente se podrá ligar a un cambio automático Multidrive de siete velocidades.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

El cuadro de relojes evidencia su corazón híbrido

Volviendo al Yaris Hybrid, se nos presenta con unas prestaciones discretas. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 165 km/h. Como vemos, no se buscarán unas sensaciones deportivas, sino la comodidad y el refinamiento en marcha. También el reducir al máximo consumos y reducciones, por lo tanto también será el Yaris más ecológico. Homologa un consumo combinado de 3,3 l/100km, mientras que sus emisiones de CO2 se quedan en los 75 g/km.

Silencioso y refinado 

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Dejamos atrás los datos para comprobar de primera mano las virtudes del Toyota Yaris Hybrid. Nos ponemos al volante, pulsamos el botón de arranque y no escuchamos absolutamente nada. Tenemos que mirar la instrumentación para confirmar que el coche está arrancado. Quitamos freno de mano, ponemos la palanca del cambio en posición ‘D’ y aceleramos para comprobar como nos movemos en modo eléctrico. La gratificante sensación de circular en silencio y sin gastar una gota de gasolina se acaba cuando demandamos un poco más potencia del motor.

El utilitario híbrido intentará moverse en eléctrico siempre que seamos cuidadosos con el pedal derecho y nos lo permita la batería. Notamos que el motor de gasolina empieza a trabajar antes que en sus hermano mayor el Auris Hybrid y entendemos que se debe a la menor capacidad del motor eléctrico. Cuando tiene lugar dicho salto entre motores, apenas lo percibimos. Se nota que la marca ha hecho un buen trabajo en cuanto a insonorización del habitáculo y también a nivel de refinamiento del motor.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

La suavidad será una de las virtudes que más resalten en el utilitario. Su funcionamiento es lineal desde el principio y ganará velocidad sin que notemos el tránsito entre un motor y el otro, y de una forma gradual y agradable. En ciudad será donde el Yaris Hybrid se sienta como pez en el agua, ya que sus maneras refinadas se unen a unas dimensiones óptimas para este terreno. Además al poder utilizar el modo eléctrico más tiempo los consumos serán muy favorables.

No muy dinámico

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Pero eso será en entornos urbanos, ya que cuando salimos a carretera abierta la cosa cambia. El utilitario híbrido sufrirá más en recorridos de autopista a velocidades de 120 km/h. No es que le cueste alcanzar y mantener dicha velocidad, sino que habrá ocasiones que su respuesta lineal se nos quede algo corta. En maniobras como adelantamientos u otras situaciones similares, el cambio e-CVT, entregará la potencia a un mismo régimen de revoluciones dando la impresión, a veces, de que suena más de lo que anda.

Cuando pisamos el acelerador a tope y la aguja llegue a la parte de arriba del reloj PWR, el sonido llegará con mayor claridad al interior, llegando a ser incluso molesto. También nos queda claro que la puesta a punto del Yaris Hybrid tampoco está hecha para carreteras secundarias de curvas. El chasis tiene una disposición más enfocada al confort que a la deportividad y por lo tanto no será difícil llegar al límite de las posibilidades del vehículo. Pasa lo mismo con la suspensión, que es muy cómoda para ciudad pero que no destacará por su paso por curva.

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Modos de conducción

La dirección es agradable para maniobras y aparcamientos, pero no todo lo transmitiva que nos gustaría. En cuanto a los frenos no nos terminan de convencer. El hecho de que contemos con la frenada regenerativa para cargar la batería, hacer que el pedal izquierdo sea algo difícil de modular y que algunas veces parezca que no llega a frenar del todo y en otras que directamente se clave el coche. La otra forma que tiene de cargar energía es el propio motor de gasolina y nos ayudará la posición B del cambio e-CVT que consigue que el motor retenga más.

Terminamos con una de las partes más positivas del Yaris Hybrid: el consumo. Aunque no conseguiremos las cifras que homologa, si que logramos bajar de los 4 litros en algunas ocasiones favorables y apoyados de los modos EV y ECO. Intentamos sacar su ‘mala leche’ para ver cuanto se incrementan las cifras y lo máximo que conseguimos es marcar 6,1 l/100km. Al terminar nuestra prueba el ordenador de a bordo nos informa que hemos hecho una media de 4,9 l/100km, bastante satisfactoria teniendo en cuenta que no hemos buscado una conducción eficiente.

En definitiva

Prueba Toyota Yaris Hybrid

El Toyota Yaris Hybrid se nos presenta como una alternativa bastante atractiva entre los utilitarios. Que no haya otros vehículos híbridos en el segmento B, le convierten en un coche único y que podrá ser interesante para un sector concreto. Sus virtudes saldrán a relucir en ciudad, ya que sus dimensiones y agilidad lo convertirán en el aliado perfecto para el día a día. También lo harán su funcionamiento suave y silencioso, además de los bajos consumos gracias al apoyo del motor eléctrico.

No será el mejor vehículo para viajes largos, ya que el sistema híbrido presenta algunas limitaciones y el maletero tampoco destaca por su tamaño. A pesar de ello, su interior sí que ha conseguido ser espacioso y cómodo siempre que viajen cuatro personas. El diseño deportivo y juvenil derrocha personalidad y será una de las bazas para captar nuevos clientes. El Yaris Hybrid parte de 14.240 euros y encontramos bastante diferencia respecto a las versiones de gasolina, por lo que habrá que tirar de calculadora para saber si merece la pena.

Equipamiento del Toyota Yaris Hybrid

Toyota Yaris Hybrid City

Toyota Yaris Hybrid City

  • Faros con función “Follow me home”
  • Llantas de acero de 15″
  • Luces de circulación diurna
  • 7 airbags (incluido de rodilla del conductor)
  • Cierre centralizado
  • Climatizador bi-zona
  • Ayuda al arranque en cuesta
  • Radio CD con 6 altavoces con manos libres Bluetooth
  • Entrada de USB
  • Tapicería de tela bicolor negra y gris claro

Toyota Yaris Hybrid Active

toyota-yaris-hybrid-active

  • Equipamiento City
  • Doble bandeja de maletero
  • Mandos de audio y Bluetooth en el volante
  • Volante revestido en cuero
  • Control de crucero (no disp. en motor 70)
  • Sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil 7″
  • Toma de USB compatible con iPad
  • Arranque por botón (Push Start)
  • Faros antiniebla delanteros
  • Ópticas traseras de tipo LED
  • Cámara de visión trasera
  • Llantas de aleación 15″
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros (5p)

Toyota Yaris Hybrid Feel!

Toyota Yaris Hybrid  Feel!

  • Equipamiento Active
  • Llantas de aleación Feel! de 16″
  • Spoiler trasero con luz de freno integrada
  • Parrilla frontal tipo colmena
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Tapicería Feel!
  • Luces de circulación diurna tipo LED
  • Apoyabrazos para el conductor

Toyota Yaris Hybrid Advance

Toyota Yaris Hybrid  Advance

  • Equipamiento Feel!
  • Llantas de aleación de 16″
  • Parrilla delantera acabado en negro piano
  • Luz inferior en zona interior del habitáculo
  • Retrovisor interior electrocromático
  • Sensor de luz y lluvia
  • Sistema de entrada y arranque sin llave
  • Tapicería mixta tela/alcántara
  • Toyota Safety Sense

Precios del Toyota Yaris en España

Prueba Toyota Yaris Hybrid

Motor Cambio Acabado Precio 3p Precio 5p
1.0 69 CV Manual 5v City 10.200 euros 10.700 euros
1.0 69 CV Manual 5v Active 11.200 euros 11.700 euros
1.3 99 CV Manual 5v Active 12.300 euros 12.800 euros
1.3 99 CV Manual 5v Feel! - 13.550 euros
1.3 99 CV CVT Active - 13.800 euros
1.3 99 CV CVT Feel! - 14.550 euros
Hybrid 101 CV CVT City - 14.240 euros
Hybrid 101 CV CVT Active - 15.240 euros
Hybrid 101 CV CVT Feel! - 15.840 euros
Hybrid 101 CV CVT Advance - 17.140 euros

Opinión del editor

Toyota Yaris Hybrid
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3.5 estrellas
10.200 a 17.140

    • Toyota Yaris Hybrid
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 9 de noviembre de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 70%
    • Plazas delanteras
      Editor: 75%
    • Plazas traseras
      Editor: 65%
    • Maletero
      Editor: 55%
    • Mecánica
      Editor: 75%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 70%
    • Precio
      Editor: 60%

    Resumen: El Toyota Yaris Hybrid se presenta como un utilitario de aspecto deportivo y juvenil, además de contar con un habitáculo amplio y cómodo. Tiene la ventaja de ser el único vehículo en el segmento B que incorpora un sistema de propulsión híbrido.

    Pros

    • Comportamiento urbano
    • Consumos reducidos
    • Refinamiento mecánico

    Contras

    • Prestaciones reducidas
    • Maletero algo pequeño
    • Sobreprecio del Hybrid

    Galería de imágenes del Toyota Yaris Hybrid

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   FELIPE RODRIGUEZ NAVARRO dijo

      Hoy me ha pasado algo excepcional, tengo un Toyota Yaris Híbrido, el cual desde que lo compré hace un ruido MUY DESAGRADABLE cada vez que inicias la marcha. Pues bien después de varios meses, de comprobaciones, pruebas, etc., por parte de los concesionarios de Toyota, desde el servicio de Atención al Cliente, me dicen que el vehículo no tiene ningún defecto, que el RUIDO DESAGRADABLE, es una CARACTERÍSTICA DEL COCHE, CASI NADA. Pues bien COMPRUEBO el catálogo de TOYOTA la publicidad de la marca y en ningún sitio se recoge ESTA CARACTERÍSTICA, de haber sido informado, desde luego NO HUBIERA COMPRADO EL VEHÍCULO. Si estas en mi caso, unamos fuerzas para que no se aprovechen de los consumidores.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *