Prueba Volkswagen Polo 1.2 TSI 110 CV, motor, conducción y consumos

prueba-volkswagen-polo-tsi-110-sport-33

Dicen que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Y lo cierto es que esta teoría funciona en muchos casos. El problema es que, no deja de ser una mentalidad demasiado poco ambiciosa, y a veces, puede hacerte experimentar justo lo contrario. Y es que conformarse, resulta peligroso.

Como en el caso nuestro mundo, el de los coches. Pese a que tu producto, mes a mes, ocupe los primeros puestos de los ranking de ventas, siempre viene bien una actualización. Un maniobra que, como te contaba en la primera parte de la prueba, han hecho los alemanes con el Volkswagen Polo. Aunque hasta el momento solamente usamos el sentido de la vista. Por ello, es hora de agudizar el rest y poner al prueba este Polo con motor 1.2 TSI de 110 caballos. ¿Qué ha cambiado más en el utilitario?

volkswagen-polo-tsi-sport-1

Dando un paseo por su carroería, nos hemos encontrado con un Polo similar al que renueva. Salvo por detalles tímidos como el cromado que recorre el paragolpes delantero, el utilitario sigue enseñando la misma cara. Una cubierta, que por otro lado, cada vez más se asemeja a la de su hermano el Golf.

Su diseño exterior cambia poco, pero su interior tampoco experimenta una evolución importante. Sentados frente a su volante, continuamos disfrutando de un habitáculo limpio, con buenos materiales que, si no fuera por el puesto de conducción, que te sitúa demasiado alto para mi gusto, rozaría el sobresaliente.

Silencio, se rueda

volkswagen-polo-tsi-sport-7

Pero basta de tanto mirar y tocar y pasemos a sentir. Al girar la llave del contacto, nos viene a recibir el motor 1.2 TSI de 110 caballos de potencia, una alternativa del bando gasolina que ha sido actualizada como todas las opciones de la gama. Además, se trata de la mecánica más potente de la lista con permiso del GTI.

Y el recibimiento me recuerda a aquellos anuncios de Fujitsu, silencio… Tenemos que mirar el cuadro de instrumentos para testar que nuestro Volkswagen Polo ha arrancado. Esta mecánica, al ralentí, no emite apenas ruido ni vibraciones. Y es que no le escucho ni si quiera, llevando el techo solar abierto.

Unos entremeses sosos para una comida excelente

prueba-volkswagen-polo-tsi-110-sport-31

Primera y nos vamos. De nuevo, el tipo que sale a recibirnos es más bien tímido. Únicamente cuando la aguja del cuentarrevoluciones comienza a ascender empezamos a nota algo de vida en este motor de cuatro cilindros. Un bloque al que le acompañarán hermanos tricilíndricos a lo largo de este año que acabamos de saludar.

Y pasamos de comer sardinas, a atiborrarnos de gulas. A este Volkswagen Polo le cuesta arrancar, más incluso de lo que imaginaba. Pero, igualmente te digo, que una vez que el turbo comienza a trabajar, y lo cierto es que no espera demasiado para empezar a soplar, la reacción del utilitario es soberbia, nuevamente más de lo que podría esperar.

Uno de los urbanitas más polivalentes

prueba-volkswagen-polo-tsi-110-sport-29

Su hábitat es la ciudad y continúa siéndolo. Si bien he de decirte que esa posición alta para el puesto de conducción en la que no me encuentro cómodo es perfecta para dominar la urbe. Por otro lado, sus medidas, con menos de cuatro metros de longitud, sumado a su buena visibilidad trasera, son otras de las claves que lo hacen un ciudadano ejemplar. Porque, en este restyling que probamos, su carrocería mantiene la misma corpulencia creciendo mínimamente debido a la dimensión de los nuevos paragolpes que le han instalado.

Buen chico en las calles, y feliz en las carreteras. Es una auténtica gozada el aplomo del que disfruta el Volkswagen Polo. Pisa seguro, fino, dejándote sensaciones que sentirías con un coche de más empaque. A estas cualidades también ayuda que su dirección, gobernada por un volante de dimensiones perfectas, funcione de forma directa transmitiendo bastante confianza.

volkswagen-polo-tsi-sport-3

Y se siente, tanto en la inmensidad de la autovía, como sumergido en una carretera nacional. Es verdad que, en este último escenario, tendrás que jugar en la mayoría de ocasiones con la caja de cambios. Y es que como te decía, las reacciones de este Volkswagen Polo en las zonas más bajas, son algo lentas.

Hablando de su transmisión, en este caso, estamos ante una caja de cambios manual de seis velocidades. Su funcionamiento es notable, teniendo una palanca de recorridos cortos y de preciso manejo. Si lo prefieres, puedes escoger también la transmisión automática DSG de doble embrague y siete velocidades.

Quien evita la tentación, evita el peligro

volkswagen-polo-tsi-sport-6

La baja cilindrada de este motor que estamos probando adivina grandes consumos. Igualmente, su potencia, 110 caballos, nos insinúa unas cualidades dinámicas atractivas. Y tras andar con el más de 1.500 kilómetros, debo decirte que cumple ambas cosas, aunque con matices.

Tanto una, como la otra, están relacionadas. Te explico. Oficialmente, el Volkswagen Polo 1.2 TSI de 110 CV declara 4,8 l/100 km de consumo medio, además de unas emisiones de 110 gr/km de CO2. Pero ésta, es una cifra a la que será demasiado complicado que te acerques. Pese a que no son malos números los que consigues con el urbanita, estarás en todo momento, hablando de consumos medios, más cerca de los 6 l/100 km que de los 5.

volkswagen-polo-tsi-sport-2

Y precisamente esas atractivas cualidades de las que te hablaba, tienen mucho que ver en lo que refleje el ordenador a bordo en cuanto a gasto de carburante. Su gran energía, un carácter que incluso es impropio para el caballaje que desarrolla, te invita a rodar con él más “alegre” de lo que lo harías en otras condiciones. Una “alegría” que como no podía ser de otra manera, infla el resultado final de consumos.

Sin duda, el Volkswagen Polo continúa siendo un compañero fiel tanto para la ciudad como para la carretera. El motor que estamos probando, el 1.2 TSI de 110 CV, demuestra ser un excelente atleta y si no pisas la pala demasiado, una alternativa correcta en cuanto a consumos. Del mismo modo, sus capacidades dinámicas son propias de vehículos de mayor tamaño.

Pero nada ha acabado aún, nos falta conocer en profundidad sus niveles de equipamiento y el precio que pide por cada uno de ellos. Será mañana, cuando completemos la prueba del Volkswagen Polo y pongamos todas las conclusiones encima de la mesa. ¡Te espero!

Puedes encontrar más información sobre el Volkswagen Polo 1.2 TSI 110 CV Sport en la parte de diseño exterior e interior y en el análisis de precio y equipamiento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *