¿Qué es una barra estabilizadora?

Barra estabilizadora de un vehículo

La barra estabilizadora es la encargada de reducir el balanceo de un vehículo al tomar una curva. Se trata de una barra metálica más o menos flexible que une las dos ruedas de un mismo eje y que también está unida a la carrocería. Su diseño provoca que cuando uno de los dos lados de la carrocería se hunda, también lo haga el otro, aumentando de este modo la estabilidad del coche.

La unión de la barra estabilizadora al conjunto de la suspensión se realiza mediante unas bieletas. Éstas cuentan con dos rótulas que permiten ciertos movimientos al mismo tiempo que mantienen la barra fijada a donde debe. Aunque la zona a la que va unida la barra estabilizadora puede modificarse dependiendo del tipo de suspensión.

Cómo funciona una barra estabilizadora

Para limitar la inclinación de la carrocería de nuestro coche en las curvas, la barra estabilizadora se opone a la inclinación natural causada por la inercia, mediante su propia rigidez torsional. Sus extremos acaban en forma de astas que van ancladas a alguna parte de la suspensión. La barra en si se fija por el centro al chasis del coche, pero dejando que rote, para que pueda transmitirse la torsión de un lado al otro. De esta manera, cuando un lado de la suspensión baja haciendo girar esa “asta”, también lo hará la otra, hundiendo a su vez la suspensión por el otro lado.

Barra de torsión

Existen barras estabilizadoras de muchos tipos, ya que esto depende del esquema de la suspensión del vehículo. Sin embargo, podemos decir que todas tienen en común que siempre van colocadas en la misma posición. Es decir, perpendiculares al eje longitudinal del coche.

Cuanto más gruesa sea la barra, mayor resistencia a la torsión tendrá y menos se inclinará el coche. Un efecto que también se puede conseguir con un metal más duro y por lo tanto más resistente a la torsión, pero que tiene que tener suficiente elasticidad para no partirse.

Sin embargo, no por ello hay que colocar una barra lo más gruesa posible siempre. Hay que encontrar un equilibrio entre la comodidad que nos proporcionan las barras menos gruesas y la estabilidad de las que tienen más diámetro. Además, un problema que pueden causar las barras con más grosor del recomendado para un modelo es que puede llegar a interferir en el buen funcionamiento de los dos lados de la suspensión.

Artículo relacionado:
La suspensión McPherson

Averías en la barra estabilizadora

Normalmente, las barras estabilizadoras no tienen averías en toda la vida útil de un vehículo. De hecho, el único estropicio posible en una barra sería su propia rotura. Pero eso no es muy probable ya que su flexibilidad está preparada para asumir la deformación causada en todo el recorrido de la suspensión. Es decir, aunque una rueda se hunda al máximo y la otra salga todo lo posible, la barra soportará la torsión. Por supuesto, esto es así en condiciones normales de uso y siempre que el vehículo en cuestión lleve las barras con las que fue concebido.

Sin embargo, los elementos que sí pueden dañarse con más facilidad son las bieletas de la barra estabilizadora. Con el paso del tiempo estas piezas pueden ir cogiendo holgura y, llegado a cierto punto, será necesario cambiarlas por unas nuevas. Aunque su precio suele ser muy bajo, salvo en coches premium o de lujo.

Balanceo de la carrocería limitado por la barra estabilizadora

Aunque es más raro, también pueden llegar a dañarse los soportes de la barra estabilizadora a la carrocería de nuestro coche. Pero esto no suele ocurrir por sí solo. Salvo que se trate de un defecto de fábrica, normalmente se dañan porque el coche ha sufrido un accidente que hayan descuadrado su sistema de suspensión o incluso el chasis. Por eso, aunque estos soportes son muy baratos de cambiar, puede que haya que comprobar si hay algún problema más.

No confundir con las barras de torsión

Como las barras estabilizadoras y las barras de torsión se basan en el mismo principio, se suelen confundir con cierta frecuencia. El nombre de barra de torsión se suele emplear para hacer referencia a otros dos elementos del coche. El primero son las barras de torsión empleadas en algunas suspensiones, que unen cada rueda al chasis y cuya misión es la de suspender el vehículo para aislarlo de las irregularidades del pavimento.

El segundo son las barras de torsión que conectan los ejes de la amortiguación para aumentar la rigidez torsional del chasis. A pesar de su nombre, su función es la de no torcerse o torcerse lo menos posible. Solo las llevan algunos coches con un enfoque deportivo, ya sean de fábrica o por modificaciones posteriores. Un buen ejemplo es la que se puede ver en el maletero del Hyundai i30 N.

Si quieres saber más sobre la mecánica de un coche no te pierdas el artículo Ruidos en la suspensión, fácil de reparar, difícil de diagnosticar. Te puede interesar

3 comentarios, deja el tuyo

  1.   sandra dijo

    El clio Mio lo fabricaron sin barra estabilizadora, me entero después de comprarlo.Nadie mira un 0km en la foza. Es un grave error no tener esta barra ?

  2.   Manuel dijo

    Hola, Cuando se rompen los guardapolvos de las rótulas de la bieleta que enlaza el sistema de suspensión con las barras estabilizadoras y se sale la grasa, ¿que sintomas o signos de desgaste puede dar a la larga en otros elementos del coche si no las cambio?. Yo las tengo rotas y no noto nada de momento.
    Gracias

  3.   matias dijo

    hola yo tengo un gol power 2008 hace poco choque contra un cordon como el auto esta bajo rompi el carter desde ese dia cuando voy andando y bajo la velocidad o el auto se amaca hace un ruido como si estuviera algo suelto abajo del auto ruido a chapa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche