Prueba Hyundai i30 N 2.0 T-GDI 250 CV

No fueron pocas las personas que miraron con escepticismo la llegada del Hyundai i30 N. Simplemente no concebían que la marca coreana pudiese crear un compacto deportivo de la talla de coches como el Golf GTI. Sin embargo, solo hay que echar mano de la hemeroteca para comprobar si es posible. ¡Y vaya si es posible!

El primer movimiento que hizo Hyundai en esa dirección llegó cuando contrataron como jefe de diseño a Peter Schreyer, conocido por la creación de coches como el Audi TT. Un fichaje que buscaba más bien un cambio de rumbo en el aspecto de todos sus modelos, pero que hay que reconocer que también le ha sentado muy bien al i30 N. Desde luego, si quieres competir en la categoría de los compactos deportivos, más vale que tenga cierto empaque, ¿no?

Poco después, llegó el contrato clave que dejaría claras las intenciones de la marca de fabricar coches realmente deportivos. Albert Biermann, el que fue el ingeniero jefe de BMW M, entró a formar parte de las filas de Hyundai, con una de esas nóminas que solo manejan los grandes del motor, aunque suelan estar detrás del telón.

Vale, hasta ahí todo bien. Tenían el dinero, la gente adecuada y la determinación de hacerlo, pero, ¿lo han conseguido? Para poder comprobarlo, no se puede hacer nada mejor que ponerse al volante del producto final y experimentar todo lo que es capaz de hacer el Hyundai i30 N.

Discreto, pero con toques muy originales

Si uno dedica un rato a buscar compactos de altas prestaciones, se encontrará con que hay diseños para todos los gustos. Desde los más moderados como el León Cupra, que apenas se diferencia de una versión normal, hasta los especialmente llamativos como el Civic Type R. Si hubiese que situar el Hyundai i30 N dentro de ese espectro, no dudaríamos en acercarlo al lado de los más discretos. Aun así, hay algunos detalles que le dan más personalidad de lo que puede parecer de un primer vistazo.

Más allá de las líneas rojas de acentuación ubicadas en los parachoques delantero y trasero, el Hyundai i30 N tiene un detalle que también lo diferencia de un i30 convencional. Se trata de la luz de freno triangular colocada bajo el alerón, que parte en dos el flujo de aire que pasa por debajo de él, y que debido a un recubrimiento algo más oscuro que el resto de luces, solo llama la atención de verdad cuando se pisa el pedal de freno.

Otro detalle a tener en cuenta es el color azul celeste de la unidad que hemos probado, o como lo llaman en Hyundai “Performance Blue”. No es que sea el primer modelo que puede elegirse con un color similar, pero desde luego no encontrarás muchos circulando por la calle. Si buscas diferenciar tu coche sin llamar la atención en exceso ésta es una buena forma.

Tampoco le sientan nada mal las llantas bitono de 18 pulgadas exclusivas para las versiones “N”, que crecen hasta las 19 pulgadas con el paquete Performance. Por cierto, más por cualidades dinámicas que por estética, este paquete es muy recomendable. Pero de eso ya hablaremos unos párrafos más abajo.

Y por dentro…

Donde no parece que hayan dedicado tantos esfuerzos en diferenciarse es en el interior. El habitáculo del Hyundai i30 N es prácticamente igual que una versión corriente bien equipada. Los únicos elementos que permiten darse cuenta de que estamos en un “N” son los botones para controlar los modos de conducción del volante, algunos detalles en el cuadro de mandos y la pequeña N de la palanca de cambios.

A parte de este aspecto, —que puede ser un inconveniente o no— la calidad percibida es buena. Está por encima de su anterior generación y prácticamente al nivel de un Volkswagen Golf GTI. Los materiales tienen buen tacto y los ajustes de la consola central, los guarnecidos y el interior de las puertas son correctos. Nada desentona con el precio que tiene el Hyundai i30 N en España. Algo que no debe darse por sentado, ya que es un problema que hemos encontrado en otros modelos como por ejemplo el Volkswagen T-Roc, cuyos plásticos del salpicadero dejaban mucho que desear.

Altas prestaciones pero sin (casi) perder habitabilidad

El interior del Hyundai i30 N no solo es igual al de las versiones menos potentes por el diseño. También lo es por su practicidad y buena habitabilidad para los ocupantes. Sus dimensiones exteriores son 4,33 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,45 m de alto, unas cifras muy cercanas a la media de su categoría. Lo mismo ocurre en el interior, que ofrece unas cotas de altura y anchura buenas, muy similares a las de un Peugeot 308 o un Golf.

El espacio en las plazas delanteras es bueno, especialmente en la cota de altura. Ajustando el asiento del conductor para una persona de 1,86 m hay espacio en la plaza trasera para otra de la misma altura. Como es habitual en los modelos de esta categoría de tamaño, la plaza central trasera es demasiado pequeña para que un adulto viaje cómodamente, pero es aceptable para trayectos cortos.

En cuanto a la capacidad del maletero, vuelve a estar en la media de los compactos deportivos con carrocería de cinco puertas. Tiene una capacidad de 395 litros, que lo colocan 15 litros por encima del Golf GTI y el León Cupra, y entre 3 y 37 litros por debajo del Peugeot 308 GTi. Éste último tiene la posibilidad de deslizar los asientos traseros para ampliar el maletero.

Es precisamente en este apartado donde se encuentra la única pega que tiene la versión “N” en cuanto a espacio. La rigidez del chasis es un factor muy importante si quieres convertir un compacto en un coche realmente deportivo. Hay varias formas de hacerlo, pero la de unir las torres de la suspensión mediante una barra es una de las más eficaces. ¿La pega? Por algún sitio tiene que asomar semejante estructura.

Como puedes ver en la foto de abajo, la gruesa barra pintada de color negro mate cruza el fondo del maletero de lado a lado. Al estar pegada a los asientos no estorba demasiado a la hora de utilizar el maletero de forma normal, pero la cosa cambia cuando se abaten los asientos para usar todo el espacio de carga.

Bien equipado hasta en el más básico

El equipamiento de serie del Hyundai i30 N es muy completo incluso para la versión más básica (sin el paquete Performance). Cuenta con ayudas a la conducción como sistema activo de cambio involuntario de carril, asistente de luces largas, detección de fatiga del conductor, frenada autónoma de emergencia y control de crucero.

La pantalla táctil que equipa es la de mayor tamaño disponible para el i30 (8 pulgadas) y desde ella se pueden controlar la mayoría de las funciones del vehículo o ver la imagen de la cámara para la marcha atrás. El sistema multimedia que lleva integrado tiene la posibilidad de conectarse a un dispositivo móvil a través de Apple CarPlay y Android Auto. Nosotros hemos utilizado el sistema para Android y hemos podido comprobar que se conecta de un modo fácil y rápido.

En el equipamiento del Hyundai i30 N de 250 CV también destacan otras comodidades como climatizador bizona, un sistema de carga inalámbrica para el móvil o suspensión activa regulable. Es curioso que, a pesar de su nombre, el paquete Performance incluya otros equipamientos destinados al confort, además de los dedicados a sus cualidades dinámicas. Entre ellos destacan la calefacción para los asientos, llave inteligente con botón de arranque y detector de proximidad, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, y sensor de lluvia. En definitiva, una dotación muy completa para las dos versiones que más abajo te detallamos en una lista.

Comportamiento dinámico

Todo esto está muy bien, pero lo que realmente importa en un coche como éste son sus cualidades dinámicas. Aquí es donde se nota si Albert Biermann y su equipo han conseguido su objetivo o no. Para esto echamos de menos esos componentes destinados a la efectividad y la diversión al volante que incluye el paquete Performance. Estos son las llantas de mayor tamaño, pero sobre todo, el diferencial de deslizamiento limitado E-LSD.

Hemos podido probar el Hyundai i30 N en todo tipo de circunstancias: desde carretera de montaña, hasta un aeródromo donde pudimos ponerlo al máximo en una carrera tipo drag. Después de ello, podemos decir que aunque carezca de estos componentes, tanto su comportamiento como las sensaciones que ofrece al conductor son sobresalientes.

El Hyundai i30 N tiene todas las características necesarias para que el conductor disfrute de cada tramo. El tarado de sus suspensión es muy firme, pero no demasiado seco, y permite unos cambios de apoyo muy ágiles. Gracias a esto su comportamiento en curva es muy bueno, algo a lo que contribuyen sus neumáticos Pirelli P Zero hechos a medida. Aunque, a pesar de estar virtudes, lo que más nos ha gustado ha sido el tacto de su dirección, que es más dura y mucho más comunicativa que la de un i30 normal. Tanto que da la sensación de que estamos en un coche totalmente diferente. Según los responsables de la marca, lo que le confiere estas propiedades es que lleva montado el motor eléctrico sobre la cremallera de la dirección en lugar de la caña.

El motor 2.0 T-GDI y el cambio manual

Ya hemos visto que el Hyundai i30 N da la talla entre curvas. Ahora toca ver si consigue lo mismo en línea recta, para lo que el rendimiento de su motor es crucial. Primero los números: 250 CV al llegar a las 6.000 rpm y 353 Nm de par máximo entregado entre las 1.750 y las 3.500 rpm. Es decir, por encima del Golf GTI y el Peugeot 308 GTi en cuanto a par disponible, y entre los dos en cuanto a potencia (230 CV el primero y 272 CV el segundo).

Sí que es cierto, que es menos elástico que ambos, porque pierde par mucho antes al subir en el cuenta revoluciones. Esta carencia es suplida de nuevo con el paquete Performance, que además de aumentar su potencia, mantiene el turbo soplando al máximo hasta las 4.200 rpm (en lugar de las 3.500 rpm).

A pesar de esta carencia, el motor del Hyundai i30 N se ha mostrado bastante alegre cuando lo hemos exprimido al máximo. Su aceleración de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos está al mismo nivel que la del Golf GTI, una cifra que ayuda a conseguir el sistema launch control que tiene de serie el coreano.

Como era de esperar, el consumo que hemos conseguido con este coche ha sido  alto. Si bien es cierto que sus modos de conducción, Normal, Sport, N, N Custom y Eco, afectan considerablemente a todos los parámetros del coche (incluido el motor), pero incluso con el modo más ahorrador hemos conseguido un gasto de 8,4 litros en autopista, 7,8 litros en carreteras de 90 y 10,6 en ciudad.

La caja de cambios manual de 6 velocidades tiene unos recorridos cortos y su tacto ayuda a que los cambios sean rápidos y precisos. El embrague ha sido reforzado para aguantar el uso intensivo y el sistema Rev-matching sincroniza las revoluciones con la siguiente marcha para que las transiciones sean más suaves y directas. Un sistema que nos ha gustado mucho, pero que es desconectable si se quiere conducir de forma más eficiente (los acelerones en vacío no favorecen el ahorro) o si se quiere realizar el juego de pedales por uno mismo. Esto último muy comprensible teniendo en cuenta el tipo de uso para el que está pensado este coche: pasarlo bien.

Resumen y conclusión

El Hyundai i30 N es un coche redondo si lo que se busca es diversión al volante. Sus cualidades dinámicas son muy buenas, aunque te recomendamos que optes por el paquete Performance (4.150 euros) por el diferencial de deslizamiento limitado y el extra de potencia y elasticidad. Además, su puesta a punto no impide que su uso cotidiano sea lo suficientemente cómodo, a excepción quizá de la dureza de su suspensión.

El equipamiento de serie del Hyundai i30 N también es un buen argumento a su favor, ya que pocos coches incluyen tantos elementos sin que su precio se dispare. De nuevo aquí el paquete Performance es recomendable por la relación entre precio y cantidad de elementos que añade a la configuración, entre los dedicados a la mecánica y los enfocados al confort y al diseño.

Equipamiento del Hyundai i30 N

2.0 T-GDI N 250 CV

  • Airbag conductor y acompañante
  • Airbags de cortina
  • Airbags laterales delanteros
  • Android Auto
  • Asiento del conductor con ajuste lumbar eléctrico
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Asiento del pasajero regulable en altura
  • Asientos delanteros con base extensible para el conductor
  • Asientos de tela deluxe
  • Bluetooth integrado con mandos en el volante
  • Cámara de aparcamiento trasero
  • Cargador inalámbrico de móvil
  • CarPlay
  • Climatizador automático bizona con filtro de aire
  • Control de arranque en pendientes HAC
  • Control de crucero con mandos en el volante
  • Control de presión de los neumáticos TPMS con indicador de rueda
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros de un solo toque
  • Equipo de audio con 6 altavoces
  • Espejo retrovisor interior con oscurecimiento progresivo automático
  • Faros delanteros tipo LED
  • Faros traseros tipo LED
  • Intermitentes de LED integrados en los espejos retrovisores
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Luces de conducción diurna tipo LED
  • Luces delanteras de alcance lateral
  • Luz de lectura en plazas posteriores
  • Manetas exteriores color carrocería
  • Pantalla multifunción del cuadro a color de 4.2 pulgadas
  • Parrilla negra
  • Pedales deportivos de aluminio
  • Posavasos delanteros
  • Reposabrazos central delantero con portaobjetos
  • Reposabrazos central trasero
  • Respaldo trasero abatible 60/40
  • Retrovisores con ajustes eléctricos y calefactables
  • Rueda de repuesto de emergencia
  • Sistema activo de cambio involuntario de carril
  • Sistema activo de luces largas
  • Sistema de detección de fatiga del conductor
  • Sistema de frenada autónoma de emergencia AEB (Detección de vehículos)
  • Sistema de navegación integrado con pantalla táctil
  • Sistema de suspensión activa
  • Toma de corriente auxiliar
  • TomTom services live
  • Volante revestido de cuero

2.0 T-GDI N Performance 275 CV

Añade al 2.0 T-GDI N:

  • Diferencial de deslizamiento limitado E-LSD
  • Sistema de válvulas de escape variable
  • Airbag de rodilla del conductor
  • Asiento del acompañante con ajuste lumbar eléctrico
  • Asiento del acompañante con reglajes eléctricos
  • Asiento del conductor con memoria de posición
  • Asientos delanteros calefactables
  • Asientos delanteros con base extensible pasajero
  • Asientos tapicería tipo alcántara
  • Cristales tintados
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Llave inteligente con botón de arranque y detector de proximidad
  • Retrovisores plegables eléctricos
  • Sensor de aparcamiento delantero
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Sensor de lluvia

Precios del Hyundai i30 N

Motor Tracción Cambio Acabado Precio
Motor Tracción Cambio Acabado Precio
2.0 T-GDI N 250 CV Delantera Manual 6 velocidades N 27.900 €*
2.0 T-GDI N Performance 275 CV Delantera Manual 6 velocidades N Performance 32.050 €*

*: Descuento de 6.000 euros de la marca incluido

Opinión del editor

Hyundai i30 N 2.0 TGDI 250 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
27.900 a 32.050
  • 80%

  • Hyundai i30 N 2.0 TGDI 250 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 18 de junio de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 80%
  • Maletero
    Editor: 80%
  • Mecánica
    Editor: 90%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 70%
  • Precio
    Editor: 85%

Pros

  • Sensaciones de conducción
  • Prestaciones
  • Practicidad a pesar de su puesta a punto

Contras

  • Suspensión dura
  • Consumo
  • Interior con poca personalidad

Extra: Vídeo comparativa de compactos deportivos

Galería del Hyundai i30 N

Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche


Periodista especializado en el mundo del motor. Me apasiona todo lo relacionado con los coches, la gasolina y, por qué no confesarlo, ahora también con los vehículos eléctricos. Desde Actualidad Motor trataré de contarte lo que necesites saber para acertar con la compra de un coche, además de las últimas noticias, anécdotas y curiosidades. Te puedo asegurar que con todo lo que ocurre en este sector no te aburrirás.

Un comentario

  1.   Mikel dijo

    En una sola palabra……: cochazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.