¿Qué tipos de anticongelante hay?

El anticongelante es uno de los líquidos más importantes para que el funcionamiento del coche. Sin él, el motor no podría disipar el calor que genera y acabaría estropeándose en unos minutos. Al mismo tiempo, sea cual sea el tipo que se use, este compuesto debe soportar temperaturas por debajo de cero grados, ya que su dilatación al congelarse causaría averías en partes tan importantes como la culata, el bloque motor o el sistema de refrigeración.

Ahora bien, dada la importancia del anticongelante, son muchas las personas a las que les asaltan las preguntas: ¿qué tipos de anticongelante hay?, ¿cuál debo usar en mi coche?, ¿puedo mezclarlos? Unas dudas que en este artículo vamos a responder para que puedan realizar este mantenimiento del coche con seguridad.

Orgánico, inorgánico o híbrido

La primera y más importante diferenciación que se puede hacer de este líquido es la de orgánico, inorgánico y , aunque es menos conocido, el híbrido. Sus funciones son siempre las mismas, pero son anticongelantes completamente diferentes tanto por su composición, como por sus capacidades:

Anticongelante Orgánico o de Organic Accid Tecnology (OAT)

  • Más durabilidad
  • Puede tener un punto de congelación más bajo en las versiones más concentradas (50%)
  • Mejor protección de algunos materiales de vehículos modernos
  • Más ecológico

Anticongelante inorgánico o de Inorganic Accid Tecnology (IAT)

  • Menos durabilidad
  • Sus versiones más concentradas no llegan a un punto de congelación tan bajo como el orgánico
  • Protección de materiales propios de vehículos antiguos
  • Menos ecológico

Anticongelante híbrido o de Hybrid Organic Accid Tecnology (HOAT)

Los anticongelantes híbridos tienen unas propiedades de durabilidad, protección y resistencia a la congelación similares a los orgánicos. Se usan en algunos motores europeos y estadounidenses.

Verde, amarillo, azul, rosa, violeta…

Con los colores, hay fabricantes de anticongelante hacen referencia al nivel de concentración que tienen. Sin embargo, no hay un consenso claro al respecto. Por ejemplo, el Motul orgánico Rosa y el Motul orgánico Amarillo tienen la misma concentración del 50% y resistencia a las temperaturas idénticas: de -35º a 145º. Sin embargo, el primero está indicado para coches y vehículos de transporte, mientras que el segundo además es válido para motocicletas.

En el caso de los anticongelantes de Repsol, los colores se usan de forma diferente: el Repsol de 30% Amarillo y el Repsol de 50% Rosa son orgánicos. El Repsol Verde y el Repsol Azul son inorgánicos.

Anticongelantes G11, G12, G12+, G12++ y G13

Estos anticongelantes son de tipo orgánico y son los usados por algunas marcas. Se trata de unos líquidos con unas propiedades de protección de materiales concretas. Por lo que si tu coche indica que tiene que llevar este tipo de líquido es mejor que no uses otro. Si ese es tu caso, no tendrás problemas para saberlo porque los fabricantes se preocupan de ponerlo en el vaso de expansión. Un lugar visible siempre que se vaya a revisar el nivel o a cambiar el líquido.

Se trata de unos anticongelantes que han ido evolucionando a lo largo de los años. El G11 era un anticongelante que se empezó a usar en 1994, el G12 y el G12+ en 1996, el G12++ en 2005 y el G13 en 2008. Aunque sean del mismo tipo orgánico es mejor no mezclarlo entre sí, si no se sabe cuáles son compatibles. En el siguiente apartado hablamos sobre ello.

Te recomendamos:Todo lo que necesitas saber sobre el aceite del motor

¿Se pueden mezclar diferentes tipos de anticongelantes?

Orgánico e inorgánico NO

Para no meter la pata, desde Actualidad Motor te recomendamos que no los mezcles nunca. Sin embargo, te puedes ver en una situación en la que no tengas más remedio. En estos casos de emergencia, has de saber que lo que no debes hacer bajo ninguna circunstancia es mezclar un anticongelante orgánico con un inorgánico o un híbrido. Sus componentes pueden reaccionar entre sí, anulando sus propiedades y creando residuos que se acumularán en el sistema de refrigeración.

Mezclar marcas es arriesgado

Tampoco es recomendable mezclar marcas diferentes si no se tiene muy claro si llevan exactamente los mismos componentes. Lo que no te dará problemas es usar diferentes concentraciones del mismo anticongelante. Mezclar uno del 30% con uno del 50%, dará como resultado uno del 40%, pero al ser del mismo fabricante y tipo no causará problemas.

G11, G12, G12+, G12++ y G13

Los anticongelantes G11, G12, G12+, G12++ y G13 pueden mezclarse algunos sí y otros no. Aunque sean evoluciones unos de otros, no tienen los mismos componentes, así que pueden deteriorarse al mezclarlos o como mínimo perder propiedades anticorrosivas. En la siguiente tabla puedes ver cuáles se pueden mezclar:

G11 G12 G12+ G12++ G13
G11 G12 G12+ G12++ G13
G11 No * * *
G12 No * * *
G12+ * * * *
G12++ * * *
G13 * * *

*: Pierde propiedades anticorrosión

Agua y anticongelante

El anticongelante es un producto que muchas veces se vende concentrado para que sea el cliente el que lo mezcle con agua en la concentración que necesite. Sin embargo, esta operación debe hacerse con agua destilada o desmineralizada, para evitar sedimentos que se queden en los circuitos del sistema de refrigeración. Teniendo en cuenta esto, puedes usar este tipo de aguas para rellenar hasta que esté en el nivel adecuado para tu coche.

Dicho esto, ten en cuenta que si diluyes más tu anticongelante no solo estarás reduciendo su capacidad de aguantar el frío y el calor, sino que estará perdiendo propiedades anticorrosión. Algo no muy recomendable para tu coche. Hazlo solo en caso de emergencia y en cuanto puedas cambia todo el líquido por uno nuevo con la concentración adecuada. Cuando lo hagas, no olvides purgar el sistema.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar