Regreso al futuro: Citroën Karin (1980)

Citroën Karin Concept Paris 1980

La gran mayoría de fabricantes cuentan con un amplio repertorio de concept cars. Muchos cuentan, además, con algunos de ellos que han pasado a la historia por su peculiaridad. Citroën es uno de estos fabricantes, tal vez de los que más perplejos nos dejan con sus prototipos, y el mejor ejemplo es el Citroën Karin.

Corría 1980, y se acercaba el Salón de París, un salón que siempre se ha postulado como uno de los más importantes de la industria, más para Citroën, el salón de su propia casa. La marca de los chevrones buscaba un modelo con el que sorprender al público y a los medios, y sería el Karin quien realizara esta labor.

Como siempre ha ocurrido en la casa francesa, se presentaba un prototipo absolutamente futurista, por concepto y por formas. Por fuera, proponía un nuevo estilo, un estilo que nos hace recordar a una pirámide. Y es que las aristas predominaban, con un diminuto techo sobre el que convergían las enormes superficies acristaladas que formaban el parabrisas y las lunetas.

Citroën Karin Concept Paris 1980

La razón de este diseño se encontraba en el interior, con una configuración muy atípica. El asiento del conductor se encontraba en posición central, situándose los otros dos restantes a los laterales, ligeramente retrasados. Se trataba, pues, de un vehículo de tres plazas, con un marcado carácter urbano.

Como es lógico, el salpicadero y la instrumentación también presentaban novedades frente a cualquier modelo convencional. Los controles se encontraban en la parte central, con un volante de un solo radio doble de estilo futurista. Todos los mandos se concentraban alrededor del cuadro, como ocurriera en diversos modelos de la marca. El resto del salpicadero podemos decir que resulta inexistente, con pequeñas pantallas digitales a los extremos, buscando el minimalismo.

Citroën Karin Concept Paris 1980

Al contrario de lo que pueda parecer, el Citroën Karin sí sirvió de inspiración para futuros modelos de la marca, pese a que nunca llegara a la producción. Concretamente sería el Citroën AX, lanzado 6 años después, quien más similitudes compartiría con el Karin, como el frontal afilado o, sencillamente, la forma de los pasos de rueda y de los tapacubos aerodinámicos.

Sin duda, Citroën siempre nos ha sorprendido con modelos adelantados a su tiempo. Ahí está el DS original, mas una larga lista que pasará a la historia de la innovación, en mayor o menor medida. El Citroën Karin nunca llegaría a ver la luz, tal vez porque ofreciera un concepto de automóvil demasiado adelantado a su tiempo.

Más información – Entrevista a Luis María de Palacio, entusiasta del Citroën 2CV (vídeo)

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *