Según Suzuki “los compradores se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad”

Juan López Frade Suzuki Ibérica

Cada año, a finales, Suzuki da una rueda de prensa en la que repasan los datos de ventas de todo el mercado nacional, los resultados de la propia Suzuki y las previsiones de mercado para el año siguiente. Las valoraciones las realiza Juan López Frade, presidente de Suzuki Ibérica, quien parece tener una bola de cristal para ver el futuro porque suele equivocarse muy, muy poco.

López Frade dijo hace ahora un año que las matriculaciones de todo el 2022 sumarían unas 800.000 unidades. Muchos lo tildaron de pesimista, pero mucho tiene que cambiar la película en estos últimos días de diciembre para que no clave la cifra.

No son buenos tiempos y es algo que se veía venir desde el año pasado; la escasez de semiconductores y las limitaciones de la cadena de suministro global ha reducido la producción de nuevos vehículos y no se espera que la situación mejore mucho a corto plazo. Es posible que mejore a lo largo de 2023, pero en principio no se espera”, nos comentaba Frade hace unos días.

La oferta de vehículos es muy baja por las dificultades en la producción, pero como la demanda supera a la oferta, los fabricantes pueden permitirse reducir bastante los incentivos, las promociones y los descuentos. De este modo, los compradores tienen que invertir más dinero para adquirir un vehículo. De ahí lo de que “se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad”, porque no vamos a poder o vamos a tener muy complicado comprar un coche nuevo.

Suzuki 2023 previsiones

A lo anterior hay que añadir otros detalles importantes y que afectan directamente a este sector y a muchos otros, como el aumento de la inflación y los costes de energía, así como la subida de los tipos de interés. No sin olvidaros de que estamos en un momento de incertidumbre, porque no es fácil decantarse por un tecnología o tipo de combustible que sea bien visto en un futuro no muy lejano.

Respecto al próximo año, Juan López Frade tampoco es demasiado optimista: “Los indicadores financieros apuntan a una recesión económica que es motivo de preocupación. Puede que se resuelvan los problemas de suministro, pero puede que entonces no haya clientes a los que vender los coches. La demanda de los clientes podría deprimirse exactamente en el mismo punto en que regrese la oferta porque los consumidores en apuros se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad”.

Frade augura una previsión de entre 800.000 y 860.000 unidades para el año próximo. Esperamos que, si se equivoca, sea para haberse quedado corto y que el mercado español supere esas cantidades citadas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.