¿Te acuerdas? Suzuki Maruti 800

El mes pasado en la sección ¿Te acuerdas? os hablamos sobre una de las versiones especiales más conocidas sobre la faz de la tierra, la Arlequín, del Volkswagen Polo. Esta vez os hablaremos de un coche que pasó por España con más pena que gloria, pero que quedó grabado en nuestras retinas, el Suzuki Maruti 800, ahora pasemos centrarnos en como el coche del pueblo Indio llegó a España.

Era el año 1993 y el sector del automóvil estaba en crisis, las ventas habían disminuido un 31% en cuatro meses. Suzuki pensó que era el momento ideal para lanzar lo que yo me atrevería a llamar el primer Low-Cost de la histora, el Maruti 800, un coche económico, pequeño (Tanto que su slogan era “Un coche diseñado al milímetro”), fácil de mantener y sencillo que era distribuido en los concesionarios de Santana Motor.

Se vendía en nuestro país por 789.000 pesetas de aquel entonces, 899.000 si lo queríamos con aire acondicionado. El coche, que a pesar de su tamaño tenía bastante buena habitabilidad, a cambio de sacrificar el maletero casi por completo, montaba un motor Suzuki de cuatro cilindros y 796cc que era capaz de entregar 33,7CV, asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades,con un consumo medio de 4,4 litros a los 100 a una velocidad constante de 90km/h. El motor era suficiente para poder mover los 640 kilos del coche y lanzarlo hasta los 130km/h de punta que éste tenía. El simpático Maruti era de tracción delantera, tenía dirección de cremallera y piñón y sus frenos era de disco delante y de tambor atrás.

Sus medidas eran de 3,3 metros de largo, 1,41 de ancho y 1.40 de alto, vamos, como reza el slogan “Un coche diseñado al milímetro”.  De sus contemporáneos (Twingo, Cinquecento, Micra, 106 y Mini) sólo eran más pequeños los Fiat Cinquecento y los Mini, mientras que el Maruti era el más ligero.Lo que está claro es que su mayor baza era el precio. Mientras que el Twingo costaba 1.095.000 pesetas, el Cinquecento 890.000, el Micra 1.302.000, el 106 1.250.000 y el Mini 1.285.000, el Maruti tenía el ya mencionado precio de 790.000 pesetas sin aire acondicionado (incorporándolo sería nuevemil pesetas más caro que el Cinquecento)

Analizando datos, vemos que el Maruti sale peor parado que sus rivales (lógico teniendo en cuenta que el modelo tenía 10 años cuando llegó a España) pues es el que más kilos tenía que arrastrar por CV, el que menor capacidad de aceleración tenía, era también el que más gastaba (excepto el Mini) por no hablar de su estética, muy ochentera, que no era capaz de competir con diseños más esmerados.

Es obvio que el coche no tuvo el éxito esperado, pues de haber sido lo contrario hoy día veríamos más Maruti 800 por nuestras ciudades. Tal vez fue debido a la frágil situación del mercado automotriz, a su estética anticuada con respecto a los competidores así como a menores prestaciones o a que Maruti no era en absoluto conocida y que Suzuki no tenía tanta fuerza como para impulsar la marca (Al estilo Renault-Dacia, que si no hubiese sido por Renault…). No se sabe cual fue la clave del no-éxito del pequeño 800, pero lo que está claro es que es un coche pequeño, económico y fácil de mantener, pues si no no durarían 17 años o más.

Para concluir, y a modo de curiosidad, decir que el coche va a dejar de fabricarse ahora, debido al endurecimiento de las leyes de emisiones en la India.

Las fotografías que ilustran este artículo pertenecen a sus respectivos autores.Toda violación de los derechos de autor podrá ser denunciada.

Fotografías de Coopey e Iñigo Ochoa

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

3 comentarios

  1.   Luis Gaton dijo

    Que pequeño gran vehículo! En el colegio al que iba de pequeño había uno de estos color blanco/sucio/desteñido…pasaba bastante desapercibido, molaba más el twingo con sus lineas redondeadas, interior de color verde y azul y sus asientos que se hacían cama 🙂

  2.   Julio dijo

    Tengo uno con 120 mil km que funciona como un reloj. Su pequeño motor de tres cilindros (no cuatro) con carburador doble sorprende por suavidad y sobre todo por elasticidad y capacidad de recuperación desde casi ralenti. Aunque en España no tuvo éxito (la gente prefería algo conocido) es uno de los coches más fabricados en la historia del automovilismo y en otros paises es fácil verlo con 300 ó 400 mil km. En ciudad hago casi el doble de km que con un Supercinco 1.4 y en carretera abierta es imposible que alguno de los coches mencionados en el artículo le supere en consumo. Anda muy parecido al R 4 1.1 aunque tiene más nervio en las primeras marchas gracias al doble cuerpo y al igual que este se mueve por campo como una ardilla con suspensión blanda pero una estabilidad y agilidad en carreterass estrechas sorprendente. Comparar este motorcillo japones con un renault o seat de su época, es retroceder décadas. Es el único coche que he tenido en el que el aceite sale exactamente del mismo color que cuando se lo metes; nunca se pone negro Su gran defecto es su escaso nivel de seguridad en caso de impacto. Por cierto, esta misma semana le he cambiado correa de distribución y bomba de agua; 34 euros en total y poco más de media hora de trabajo. Es un coche pensado y diseñado para paises pobres, con una fiabilidad a prueba de bombas y válido para zonas rurales así como para meterle 500 km de un tirón a 100 k/h sin que de el más mínimo síntoma de cansancio. si estuviera soltero y sin hijos, diría que es el mejor coche que ha pasado por mis manos jamás.. y ya han pasado unos cuantos

  3.   Daniel dijo

    Hola, soy de uruguay. Compre uno de éstos del 98. Está impecable y jamas se abrió el motor para nada. Super económico y silencioso. Paga poca patente y rinde 22 promedio por litro. Es un auto increíble. Media vuelta y arranca. Creo que es tema sólo de tamaño. ..Pero para quienes son pocos le va al pelo.

Escribe un comentario