Tesla se marca un «Apple» y ya no vende el cable de carga con sus coches

Tesla Model Y empieza a fabricarse en la megafactoría 3 de China

La electrificación del sector del automóvil va a cambiar no solo los vehículos, sino nuestra forma de movernos. Ahora los viajes tendrán que ser planeados con mucho cuidado, pues quedarse sin batería en un paraje «dejado de la mano de Dios» podría provocar muchos dolores de cabeza. Claro está, las aseguradoras ya piensan en cómo hacer de este inconveniente negocio pues en muchas de ellas llamar a la grúa cuenta como siniestro, incrementando el precio.

Para evitar estos problemas las marcas trabajan en baterías de gran capacidad energética. El problema de ello está en que el precio de estos acumuladores aún es muy elevado. Por esta razón los modelos que están llegando al mercado presentan unas autonomías que llegan a los 500 kilómetros. De ahí que incluyan un cable de carga que valga para todas las tomas de carga posibles. Sin embargo, Tesla se ha desmarcado con una medida ilógica

Tesla dice que ya no vende el cable de carga porque «rara vez se usan»… aunque podrá comprarse por separado…

Tesla Model Y

Como bien sabes, todas las marcas que venden coches eléctricos lo hacen con sus respectivos cables de carga. Sin ellos es imposible cargarlos, o al menos, hacerlo en según qué tomas. Pues bien, Tesla ha anunciado que dejará de vender sus modelos con el cable. Este anuncio ha suscitado un gran revuelo aunque Elon Musk ha salido a la palestra para anunciar cuál es la razón que les habría llevado a tomar esta controvertida decisión.

Según sus palabras, los cables de carga ya no van incluidos porque rara vez se usan. Para tal afirmación se ha ido a las estadísticas y en base a ellas ha dicho que suponía un desperdicio incluirlos. No obstante, «se marca todo un Apple» al decir que aquellos clientes que lo quieran pueden pasar por caja. Además, no limitan su venta a la entrega inicial del vehículo ya que también será posible adquirirlo en una etapa posterior de su posesión.

Artículo relacionado:
Nuevas baterías estructurales de Tesla para conseguir aún más autonomía

En todo caso, Tesla tranquiliza a sus clientes y futuros clientes confirmando que no es necesario un cable extra para enchufar el coche en una estación de carga pública o Supercharger. Tampoco para un Wallbox de nivel 2 que instalemos en nuestro garaje. Sin embargo, tener un cable de carga en el maletero da tranquilidad. Sobre todo a la hora de afrontar viajes de largo recorrido pues permite recuperar algo de autonomía en cualquier enchufe.

Por ahora esta medida es aplicable a EEUU pero no tardará en llegar a otras regiones como Europa. Por tanto, hasta que no llegue ese momento no podremos saber cuál es el precio que pide Tesla por el cable de carga. Ahora en su país está disponible en el pack «Gen 2 Mobile Connector Bundle» que parte de los 275 dólares aunque Musk ha dicho que lo bajarán hasta dejarlo en los 200 dólares. Eso sí, está totalmente agotado.

¿Por algo será? No…

Fuente – Electrek


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)