¡El Toyota GR 86 con turbo y 260 CV (o más) será el sucesor del GT86!

Toyota GT86

Mucho hemos hablado del Toyota GT86 desde que llegó al mercado en 2012. Se trata de un coche pasional y con un enfoque muy deportivo. Carrocería coupé, motor delantero de gasolina con carácter puntiagudo, propulsión trasera y una dinámica de conducción muy emotiva. Sinceramente, es uno de mis coches favoritos y estaría encantado de tener uno en el garaje.

El caso es que en los últimos meses -casi años me atrevería a decir- hemos sido testigos de muchos rumores. Primero parecía que iba a desaparecer, aunque posteriormente se confirmó que iba a llegar una segunda generación. Con la producción del Toyota GR Supra, volvió a quedar en entredicho su renovación. Pero sí, habrá una segunda generación y ya se están hablando de muchos detalles.

Como en la primera generación, el coupé de Toyota será desarrollado en colaboración con Subaru. Una marca pondrá parte de sus conocimientos y la otra el resto. El caso es que ha pasado bastante tiempo desde que la primera generación del Toyota GT86 y Subaru BRZ llegara al mercado, por lo que se esperan grandes cambios. Esperemos que, una vez se materialice, sean a mejor.

Artículo relacionado:
Prueba Toyota GT86 2.0 bóxer 200 CV

Nuevo nombre y nueva plataforma

Nuevos rumores advierten de que su denominación comercial cambiará, y tiene bastante lógica. Ya sabéis que Toyota está trabajando a fondo en sus modelos deportivos con Gazoo Racing, quien ahora se encarga de los modelos de competición y también de los coches más prestacionales para producción. El primero fue el Toyota GR Supra, y hace solo unos días conocimos al Toyota GR Yaris.

Artículo relacionado:
¡El extremo Toyota GR Yaris de 261 CV y tracción total ya es oficial!

Toyota GT86 perfil trasero

Parece ser que la denominación comercial podría pasar a conocerse como Toyota GR 86. Como citaba, tiene bastante lógica ya que así integran las siglas de Gazoo Racing, como han hecho con los otros dos productos. Tampoco se puede descartar que finalmente mantenga el nombre anterior aunque incluyendo el apellido GR entre medias, es decir, podría llegar como Toyota GR GT86.

En cualquier caso, y según ha publicado el medio británico Autocar, cabe destacar que el Toyota GR 86 -o como quiera que finalmente se denomine- no utilizará una plataforma de Subaru. Subaru no tiene fácil crear plataformas adaptadas para un coche de estas características y, por ende, todo parece indicar que la base de estos dos coches deportivos esta vez las pondrá Toyota. Probablemente harán una adaptación de la TNGA.

Dejará de ser atmosférico para pasarse al turbo

Sin embargo, los rumores apuntan a que será Subaru quien ponga el motor. El actual lleva un 2.0 litros bóxer atmosférico de 200 CV. Siempre se ha dicho que la única pega que se le pueden poner a los GT86/BRZ es ese, el motor. No porque sea un mal motor, ni mucho menos, sino porque el chasis es capaz de aceptar mucha más potencia.

Dicen nuestros compañeros que a estos dos coupés deportivos se les podría adaptar un bloque 2.4 turbo que actualmente se monta en algunos modelos de Subaru, como el Ascent, el Legacy y el Outback. Eso sí, con varias modificaciones para que su respuesta case con la filosofía de un deportivo puro. Dicha mecánica está dando 260 CV en el Ascent -coche que no se comercializa aquí-. De ser reales estos rumores, quién sabe si no termina desarrollando aún más caballos.

Sería fácil pensar que, para incrementar el rendimiento sin disparar las cifras de emisiones, Toyota hubiera apostado por alguna mecánica hibridada. Sin embargo, en la marca tienen claro que la hibridación es mejor dejarla para modelos menos pasionales. Y es que electrificar un coche significa añadirle bastantes kilos de peso extra, y eso nunca casa con un automóvil de pretensiones deportivas. Por tanto, para ellos no es el camino correcto; y nosotros se lo agradecemos.

Cuadro de instrumentos deportivo del Toyota GT86

Otra ventaja importante de esta mecánica turbo respecto al actual atmosférico es su funcionamiento en la zona baja y media del cuentavueltas. Al contar con sobrealimentación por turbo, el motor está mucho más “lleno” en todo el régimen de revoluciones. Esto significa que es más aprovechable y que su respuesta será más efectiva, sin necesidad de tener que llevarlo tan alto de vueltas para que el coche de lo mejor de sí.

Por lo demás, y como la primera generación tiene muchos años a su espalda, habrá muchos cambios a nivel visual. El diseño exterior se adecuará a los tiempos actuales. Espero que mantengan la carrocería bajita y compacta, con un diseño claramente deportivo, pero es lógico que estéticamente se vea muy distinto en cuanto a rasgos de diseño. ¿Mantendrá ese carácter tan japonés? Espero que sí.

Igualmente habrá cambios en el interior. Personalmente soy fan del diseño del habitáculo de estos dos coches. Un puesto de conducción muy deportivo, los mandos básicos y todo orientado a la conducción, con un cambio de marchas de tacto duro y dinámico. Sin embargo, no es menos cierto que algunos materiales son demasiado “plasticosos”. Esto debería de mejorar. Por supuesto, tampoco faltará un sistema de infoentretenimiento mejorado, así como avanzados sistemas de seguridad y asistentes a la conducción.

Por desgracia, es previsible que el precio también suba

El lado negativo es que todo esto, muy probablemente, se traducirá en que su precio también subirá en este nuevo Toyota GR 86. No hace mucho tiempo que podíamos comprar un GT86 nuevo por 30.000 euros, aunque con las actualizaciones fueron mejorando detalles y añadiendo algunos equipamientos que inflaron su precio de venta hasta superar los 33.000 euros.

Artículo relacionado:
Comparativa Nissan 370Z Vs Toyota GT86

De todos modos, no tendrá un rival claro en su rango de precio. Hasta ahora, el único modelo deportivo tan puro era el Nissan 370Z, que en sus versiones de acceso tenía un precio similar a los Subaru BRZ/Toyota GT86. Eso sí, llevaba un V6 y bastante potencia más, aunque era un producto más caro de mantener en el uso diario. En cualquier caso, el futuro del 370Z de Nissan no pinta demasiado bien, pues está en duda que tenga un relevo generacional.

Para terminar, hay que destacar que el futuro de Toyota en cuanto a deportividad pinta muy bien. Mientras las marcas van eliminando estos productos deportivos puros por las exigentes normativas de anticontaminación y costes de desarrollo para tan pocas ventas anuales, la compañía japonesa se está permitiendo el lujo -gracias a su gran volumen de ventas de híbridos- de lanzar coches tan deportivos. ¿Quién nos los iba a decir hace solo un lustro? Sin más, esperemos que este rumor sea cierto, que estos dos coupés japonés tengan éxito y sean capaces de convencer a los más puristas.

Artículo relacionado:
Prueba Toyota Supra A90 Luxury 340 CV Auto 8v.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.