Toyota y Nissan ponen contra las cuerdas a Reino Unido por el Brexit

Toyota Corolla 5 puertas dinámica delantera

El Brexit es una de las peores cosas que le podían pasar a Europa y la Unión Europea. Que uno de los países más importantes haya decidido «tirar por su lado» va a suponer un cisma institucional. Pero no solo eso, sino que también provocará que la economía de las dos zonas quede muy dañada. Esta situación ya se está notando, por mucho que los negacionistas aleguen que el Reino Unido será más fuerte sin Europa y que no nos necesitan.

La prueba está en cómo ha reaccionado el sector del automóvil. Esta industria es una de las más potentes del país anglosajón, ya que gran parte de los modelos que fabrican van a terceros países. Fabricantes como Nissan y Toyota tienen fábricas que abastecen a gran parte del continente pero su futuro está en el aire. Ahora, están en una situación crítica, pues parece que el acuerdo para un Brexit blando está más lejos que nunca y eso es muy malo.

Nissan y Toyota quieren que Reino Unido les compense los aranceles por el Brexit

Nissan Qashqai V Crossover Domination

Tiempo atrás Nissan anunció que revisaría la viabilidad de su centro situado en Sunderland. Los jefes de la firma nipona están meditando qué hacen con él, pues las inversiones que tienen que llevar a cabo son muy complejas. Por su parte, Toyota tiene dos fábricas en Burnaston y Gales. Del primero salen los Corolla Hybrid de nueva generación que se venden en el continente y del segundo motorizaciones para diversos modelos.

El número de unidades anuales que mueven entre ambos fabricantes es muy significativo tanto, como para plantarse ante el Gobierno de Reino Unido. Según el Nikkei Asia, los responsables de ambas marcas habrían dado un ultimátun a Boris Johnson. Al parecer, pedirían una compensación económica por los aranceles que tendrían que asumir de no alcanzarse con la Unión Europea un acuerdo comercial justo.

Artículo relacionado:
Nissan estudiará la viabilidad de Sunderland si se produce un Brexit duro

A día de hoy, ni Toyota ni Nissan tienen que afrontar aranceles para enviar sus coches a la zona continental. Sin embargo, de no haber acuerdo comercial la tasa se incrementaría en un 10 por ciento. Esta cantidad es la que define la Organización Mundial del Comercio (OMC), pues los considera justos entre zonas que no tienen un acuerdo comercial. Por tanto, los precios de toda la cadena de valor se incrementarían más de ese 10 por ciento.

Habrá que ver cómo acaba la historia. Por el momento Honda es el único de los fabricantes japoneses que ha anunciado su retirada del país anglosajón. Otros como Ford, el Grupo PSA o Jaguar Land Rover están expectantes ante el desarrollo de los acontecimientos. Esperemos que las conversaciones entre Londres y Bruselas acaben bien, porque Nissan ya ha anunciado que no asumirá pérdidas por su ineptitud.

Fuente – Nikkei Asia


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Augusto dijo

    Estoy deseando ver que piensa SEAT de sus fabricas en Calaluña si finalmente, como yo restoy deseando que pase, conseguimos echar de España a estos fascistas insolidarios en que se ha convertido una gran parte de los catalanes.