Las ventajas de alquilar un coche durante las vacaciones

Ventajas de alquilar un coche

Cuando llega la época de vacaciones, a más de uno se nos ha venido a la cabeza la pregunta de si alquilar un coche o no. ¿Qué hago, utilizo el transporte público de la zona o me decanto por alquilar? ¿Me saldrá más barato? ¿Tendré problemas al recogerlo o al entregarlo?

Pues bien, las ventajas de alquilar un coche cuando nos vamos de turismo son muchas, pero no en cualquier circunstancia. Aquí tienes unos cuantos consejos para saber cuándo optar por el alquiler y sobre todo, qué hacer y qué no cuando por fin te hayas decidido a hacerlo.

Tú decides cuándo y cómo

Al contrario del autobús, el tren o los viajes guiados, alquilar un coche te da una libertad total sobre tus horarios. Si quieres pasar más tiempo en un sitio y menos en otro, nada te lo va a impedir. Incluso puedes cambiar de planes si así lo deseas.

Consejos:

  • Para aprovechar bien la ventaja que te da tener tu propio medio de transporte, lo primero que tienes que tener en cuenta es el tipo de viaje que vas a hacer. No es lo mismo irte de vacaciones a París, que visitar la Costa de la Luz en Cádiz. Tendrás libertad, pero solo si no tienes que enfrentarte al tráfico o que estar pendiente de buscar un aparcamiento. Si puedes evitar estas situaciones, disfrutarás de tener un coche alquilado. Nada de estar pendiente de los horarios de trenes o autobuses y nada de colas en un aeropuerto.
  • En cuanto al tráfico, una forma sencilla y gratis de anticiparte a posibles problemas es utilizar las funciones de tráfico de Google Maps o Apple Maps. Si la activas, no solo te da el estado actual del tráfico en la zona que quieras, sino que pueden llegar a darte información sobre el estado típico del tráfico en una hora y día concretos. En unos minutos estarás mejor informado para tomar la decisión de si alquilar o no. Y puede que cuando la uses te lleves una sorpresa al ver que el tráfico en alguna ciudad sea mejor de lo que te esperabas.

Qué necesitas. ventajas de alquilar un coche

Alquilar un coche es fácil y cómodo

Alquilar un coche es bastante sencillo. Solo tienes que tener tu permiso de conducir en vigor, el DNI o pasaporte y una tarjeta de crédito en la que te retendrán una fianza. En algunas empresas también aceptan tarjeta de débito. Eso sí, la mayoría de las compañías exigen tener una determinada edad (en España 21 años) y algún tiempo de experiencia al volante.

Consejos:

  • Para evitar complicaciones en un proceso que debería ser sencillo, asegurarte de recibir el depósito lleno y devolverlo igual, además de mirar que en el contrato aparezca detallado tanto el seguro que contratas como el precio del alquiler. Recuerda que el coche puede recogerse en una oficina y devolverse en otra localidad diferente.
  • Las empresas de alquiler ofrecen coches con GPS para guiarte, pero si tienes tu smartphone puedes ahorrarte un buen dinero si lo utilizas correctamente. Desplazarte por cualquier país de la zona europea y EEUU es muy sencillo. Desde el 15 de junio de 2017 el roaming desapareció para estas zonas, por lo que puedes usar los datos de tu móvil y el GPS para guiarte por cualquier sitio sin pagar nada. Si no vas a moverte por estos países, también puedes descargarte los mapas en tu móvil para usarlos sin conexión a Internet. Cuando los vayas a usar solo tendrás que activar el GPS, que es un servicio gratuito en cualquier parte del mundo. Si el coche que alquilas tiene Android Auto o Apple Carplay podrás manejarlo desde la pantalla táctil del salpicadero.

Barato. Ventajas de alquilar un coche

Precio bajo

Si dedicas unos minutos a comparar precios, alquilar un coche puede ser muy barato. Además, a veces hay ofertas especiales que pueden dejarte un coche por apenas unos euros al día.

Consejos:

  • Como es normal, aquí vuelve a importar mucho el tipo de viaje que vayas a hacer. El transporte público dentro de una gran ciudad suele muy barato, así que puede que no te debas dejar tentar por ofertas de alquiler de coches, por muy baratas que sean. El ahorro desaparecerá si luego tienes que pagar en zonas de estacionamiento regulado o en un parking. Por el contrario, si tu ruta te obliga a ir cogiendo autobuses u otros medios de transporte entre varias localidades, tu mejor opción puede ser de nuevo alquilar.
  • Otra cuestión que debes tener en cuenta es el tipo de coche que vas a alquilar. Cuando se va de vacaciones el coche no tiene por qué ser el protagonista del viaje, así que no tienes que gastar dinero en una berlina premium si no la vas a disfrutar. Lo que tampoco debes olvidar, es que si eliges el coche inadecuado, puedes acabar cayendo precisamente en lo que querías evitar: que el coche acabe siendo protagonista de tu viaje, y para mal.Dicho de otra forma, si vas a visitar un bonito puerto de montaña con otros tres amigos, no elijas un urbano de 70 CV. Puede que sea estupendo para circular por la ciudad, pero probablemente no disfrutes del trayecto si lo usas para subir por una carretera revirada llena de cuestas. Es mejor que inviertas un poco más y selecciones un coche con algo más de brío para esas circunstancias.

Disfrutar del paisaje una de las ventajas de alquilar un coche

Disfrutar de las vistas y, por qué no, de conducir

Esta ventaja la dejamos para el final, porque sabemos que no todo el mundo disfruta como nosotros del propio acto de conducir. Para gustos colores, pero no está de más que compruebes si la ruta por la que vas a viajar es digna de hacer en carretera, ya no solo por lo bien que los pases tú conduciendo, sino por los paisajes que puedan ver tus compañeros de viaje.

Por ejemplo, si vas a Rumanía, no deberías perderte la espectacular Transfăgărășan. Una carretera que atraviesa las escarpadas montañas de los Cárpatos desde la que se pueden ver unos paisajes impresionantes, mientras que tú disfrutas de las curvas.

Si eres de los que prefiere una carretera más sencilla, hay miles de posibilidades para disfrutar al volante. Un buen ejemplo es la Ruta de Napoleón, en Francia, mucho más tranquila que la Transfăgărășan. El camino está marcado con estatuas doradas del águila imperial francesa y pasa por multitud de bosques y pintorescos pueblos. Recorre el mismo camino que tomó Bonaparte para recuperar su trono después de haber pasado un año de exilio.

Tú decides, pero si eres de los que prefiere ir por libre y marcar tu propio camino, no debes pasar por alto las ventajas de alquilar un coche. Simplemente, ten en cuenta estos consejos y no olvides que eres el responsable de tu seguridad y de los ocupantes, así que conduce con cuidado y, sobre todo, disfruta.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *