Batería sulfatada

batería sulfatada

La batería de un coche es un elemento primordial, ya que de ella depende el encendido del motor, así como el funcionamiento de otros muchos elementos eléctricos cuando el coche no está arrancado, como pueden ser las luces interiores, las luces exteriores, las tomas de 12v, el equipo de música, etc. Sin embargo, este elemento no es infalible, se agota, y necesita sus cuidados. Uno de los problemas más temidos de las baterías es cuando se sulfatan. En este artículo aprenderás más sobre este fenómeno, sus consecuencias y cómo puedes solucionarlo.

Y es que este elemento no es de los principales de la arquitectura de un motor, pero los efectos por un mal funcionamiento son temidos por todos, ya que significa quedarse con el coche tirado en cualquier lugar sin posibilidad de poderlo arrancar. Por tanto, se vuelve casi imprescindible para que todo funcione como es debido cuando el alternador no está funcionando porque el motor no está arrancado y no está generando energía auxiliar y ya deja de ser necesaria la batería.

Por que se sulfatan las baterías

Si no arranca el coche el problema más común es la batería

Las baterías que usan los vehículos de calle convencionales son de plomo. Con el paso del tiempo, estas baterías pueden sulfatarse debido a la reacción del ácido sulfúrico con el metal presente en ellas, generando una reacción con efectos negativos (no significa que se tenga que sustituir de forma inmediata, y es probable que siga funcionando, pero no al 100%). Los motivos por los que las baterías se sulfatan son:

  • Bajo nivel de electrolito
  • No se carga de forma plena frecuentemente
  • Calentamiento excesivo
  • Por terminales o bornes mal apretados, por lo que hacen mal el contacto
  • Bornes no protegidos con grasa, vaselina o spray protector especial

Consecuencias de una batería sulfatada

Sacar la batería es una buena idea para que no se enfríe tanto por las noches. Así te costará menos arrancar en frío por la mañana.

La sulfatación de las baterías, como he comentado anteriormente no necesariamente significa que la batería termine totalmente inservible, pero sí que tiene unas consecuencias bastante negativas como:

  • Disminución de la autonomía.
  • Proceso de carga más tardío.
  • Mayores emisiones de gases peligrosos durante el ciclo de carga y descarga debido a las reacciones químicas.
  • Se acelera el desgaste de la placa, pudiendo producir fallas tempranas.
  • Peor conducción eléctrica de la batería, afectando al sistema de encendido del coche y a los demás sistemas conectados.
  • En casos extremos imposibilidad de arrancar.
  • Atenuación de las luces o falta de potencia para hacer funcionar algunos equipos, especialmente del aire acondicionado, sistema de sonido y otros que consumen más.

Cómo recuperar una batería sulfatada

Aunque los acumuladores o baterías de plomo de un vehículo se sulfaten, pueden seguir siendo útiles. En este apartado describimos un dispositivo que ayuda a recuperar los acumuladores cuyos problemas aún no son irreversibles. Cuando un acumulador de tipo plomo-ácido se deja sin usar durante mucho tiempo, las placas se sulfatan, lo que provoca una descarga completa. Aunque se aplique una pequeña cantidad de carga, ésta se perderá en poco tiempo.

El método más común para recuperar una batería que ha llegado a este punto es cargarlo y descargarlo rápidamente durante un tiempo determinado, invirtiendo el proceso de sulfatación y devolviendo las placas a su estado normal de funcionamiento. Un exceso de corriente, en cambio, puede provocar un problema mayor que inutilice por completo la batería o el acumulador. Es fundamental cargar y descargar en ciclos controlados, ya que un exceso de corriente puede provocar un problema mayor que deforme o agriete las placas: los acumuladores que funcionan a 12 V se recuperan de esta manera. Este dispositivo es capaz de realizar ciclos rápidos de carga y descarga de forma controlada y automática, permitiendo así la recuperación de los acumuladores de los vehículos. Es capaz de funcionar con acumuladores de diferentes voltajes realizando pequeñas modificaciones en el circuito.

El aparato para realizar esto es básicamente una fuente de alimentación con una circuitería adicional para realizar los procesos de carga y descarga rápida. Y los puedes encontrar en tiendas especializadas o en tiendas de Internet.

Cómo evitar la sulfatación de los bornes

Poner dos baterías en el coche, una de ellas para el equipo de sonido

Lo principal a tener en cuenta al realizar esta limpieza es ponerse guantes y gafas de seguridad, ya que las baterías contienen ácido sulfúrico que puede dañar la piel y los ojos. Después de limpiar la batería con un cepillo de raíces y ver los bornes, podemos valorar si el o los bornes se han corroído en exceso o son recuperables. En caso de que la respuesta sea positiva, lo mejor es sustituirlo todo por uno nuevo. Si no está gravemente dañada, la limpiaremos en profundidad.

Para eliminar la suciedad, debemos desconectar la batería y utilizar un estropajo. Para los bornes, utilizaremos un cepillo de cerdas metálicas. También se puede utilizar bicarbonato de sodio con un poco de agua. Es fundamental no utilizar ningún objeto metálico que pueda crear un cortocircuito entre los bornes de la batería. Una vez que la batería esté completamente limpia y seca se podrán conectar los terminales y apretarlos bien. El último paso sería colocar un protector a los bornes para protegerlo. Si no tiene protector puedes usar algún tipo de grasa o vaselina para protegerlos.

Por qué se sale el ácido de la atería

testigo de fallo en el alternador o la batería

Además de la sulfatación, si la batería está hinchada, o ver líquido o burbujas saliendo de las celdas pueden ser síntomas de que la batería necesita atención. Si ves que la batería está soltando algo de ácido, entonces puede ser por las siguientes causas:

  • Se ha cargado durante demasiado tiempo.
  • Se ha cargado antes de que realmente lo necesitase.
  • El motor está generando altas temperaturas que están afectando a la batería.
  • Temperaturas demasiado bajas también hacen que el ácido se separe del agua y suceda un derrame.
  • Fin de ciclo de la batería, es decir, cuando ya ha llegado al final de su vida útil y debe ser sustituida por otra nueva.

En cualquier caso, debes vigilar bien estos derrames, ya que suponen un riesgo. Y, una vez tengas que sustituir la batería, hazlo en un punto limpio adecuado, ya que el ácido y el plomo pueden generar graves problemas de contaminación en el medioambiente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.