Nuevo BMW M135i xDrive Vs antiguo M140i. ¿Cuál es más rápido?

BMW M135i xDrive Vs M140i

Como la gran mayoría de vosotros, el BMW Serie 1 de tercera generación ha dejado a un lado la propulsión trasera para convertirse en un coche de tracción delantera. Esto le ha permitido ofrecer un interior más espacioso y un maletero más grande. Sin embargo, también es cierto que ha perdido parte de la esencia y deportividad de BMW.

El caso es que las versiones superiores con el sello M en el modelo compacto siempre han sido de lo más divertidas. Dimensiones contenidas, motores de seis cilindros con mucha potencia, una fantástica puesta a punto y propulsión trasera. El nuevo BMW M135i xDrive recurre a un motor 2 litros de cuatro cilindros con 306 CV y tracción total. Es muy efectivo pero, ¿es más rápido que el M140i de anterior generación? ¡Dentro vídeo!

Es digno recordar que el anterior BMW Serie 1 en su versión deportiva, la M140i, es un coche muy potente. Bajo su capó lleva un motor de 3 litros con seis cilindros y sobrealimentación por turbo. Rinde 340 CV y un par motor de 500 Nm. Un rendimiento superior al del BMW M135i xDrive de tercera generación, que da 306 CV y 450 Nm.

Además, el antiguo estaba disponible tanto con versiones de propulsión simple al tren trasero como con tracción total xDrive. La unidad que se utiliza en el vídeo que acompaña a estas letras cuenta con propulsión trasera. Es por ello que, en un primer momento y viendo lo mojado que estaba el asfalto, confiaba en que el nuevo M135i xDrive terminaría por delante en el cuarto de milla.

Como era de esperar, en la arrancada, el nuevo BMW Serie 1 tiene una mayor motricidad y logra unos metros de ventaja gracias a la tracción total; mientras que al anterior M140i le cuesta evitar el deslizamiento y queda rezagado. Sin embargo, cuando el modelo anterior logra por fin que sus ruedas traseras no giren locas, pronto recupera el terreno.

Artículo relacionado:
Prueba BMW Serie 1 M Sport 118i 140 CV Steptronic 7v
Artículo relacionado:
Prueba BMW M135i, antesala a la máxima deportividad

Al final, al pasar por la línea del cuarto de milla el deportivo BMW Serie 1 de segunda generación lo hace ligerísimamente antes que el nuevo modelo. La diferencia es mínima, solo una décima, pero también es cierto que la situación beneficiaba mucho a la tracción integral del M135i xDrive. Si el asfalto hubiera estado seco, el M140i de propulsión hubiera logrado una notable ventaja.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.