Cómo aumentar la seguridad al volante

Limpiaparabrisas parabrisas

Todos sabemos que lo primero a tener en cuenta en un coche es la seguridad. Al fin y al cabo, viajamos dentro de vehículos que pueden alcanzar altas velocidades. Desgraciadamente, nadie está libre de tener un accidente, por muy buenos conductores que seamos. Y es que en la carretera hay muchísimos factores en juego.

En este artículo vamos a hablar de algunos elementos y consejos básicos que tal vez no te habías planteado antes para mejorar la seguridad en el coche. No nos vamos a centrar en apartados como el estado de los neumáticos o los frenos, sino en otros detalles que no se suelen tener tan en cuenta. Hablemos de la importancia de los cristales y la visibilidad.

La visibilidad es elemental

Como reza este subtítulo, la visibilidad es elemental en la conducción. ¿De qué nos sirve el mejor coche del mercado si, por unas razones u otras, no tenemos una visión perfecta de la carretera?

En estos meses de verano es habitual que caiga algún que otro chaparrón incluso en zonas bastante secas, como puede ser la Meseta Central. Estas lluvias suelen dejarnos el coche bastante sucio. “Ha llovido barro”, solemos decir cuando después de un chaparrón nuestro coche queda marcado de gotas y polvo.

Mantener cristales limpios mejorar seguridad

Obviamente, esa suciedad también queda en los cristales. Lava tu coche cuanto antes y presta especial atención a los cristales. Si no lo haces, esas marcas no se irán solas, perjudicando notablemente tu visión al volante; algo que notarás aún más en la salida y en la puesta de sol.

Grieta o “picotazo”, llévalo a un centro especializado

La luna delantera también es susceptible de arañarse. Si las escobillas están en mal estado, además de barrer mal, también pueden arañar el parabrisas. Aunque es un desgaste que suele producirse poco a poco, lo cierto es que no tenemos una visibilidad apropiada y prácticamente no nos damos ni cuenta.

De igual modo, es muy importante sustituir o reparar el parabrisas tras un chinazo. El parabrisas delantero, además de proteger a los ocupantes, también tiene una importante función estructural. En caso de accidente, este cristal delantero -si está en buen estado- sirve como refuerzo, por lo que es una pieza fundamental en la seguridad pasiva de nuestro coche.

Obviamente, si está rajado -o incluso aunque tenga un chinazo-, pierde buena parte de su función. Así que, recuerda, presta la atención que se merece y lleva tu vehículo a un centro especializado como Carglass cuando el parabrisas no se encuentre en perfecto estado. Son profesionales y sus técnicos especialistas te asesorarán sobre el daño en la luna delantera, optando por repararlo -siempre que sea posible- o directamente sustituirlo.

Limpios también por dentro

Limpieza interior cristales

De poco nos servirá llevar el cristal en perfecto estado y bien limpio por su exterior, si en el interior están sucios. Ya sabes que los coches tienden a acumular polvo, partículas que entran especialmente si transitamos por caminos, si tendemos a circular con las ventanillas bajadas o si directamente somos nosotros quienes lo llevamos en nuestra ropa.

Este polvo acaba en los asientos, en los tapizados y en cualquier parte de nuestro coche. Sí, también en el parabrisas. Por ello es recomendable limpiar habitualmente todos los cristales del coche también por su interior, utilizando productos adecuados y que no dejen marca.

Al igual que el polvo, sobre todo en días de lluvia o en invierno, el vaho acaba dejando rastro. Aunque se seque, deja su marca. Por no hablar de los dibujitos pintados con los dedos que pueden dejar los niños (y no tan niños) aprovechando la situación. Retíralo cuanto antes limpiando con productos específicos y una buena gamuza si no quieres perder visibilidad al volante.

Por supuesto, ni que decir tiene, que si utilizas gafas (“de ver” o de sol) mejor mantenlas bien limpias. No quiero pensar que llevas los cristales de tu coche en perfecto estado pero descuidas tus propias gafas… Y ya que hablamos de las gafas, recuerda llevar siempre gafas de sol en el coche para largos viajes -especialmente en días soleados- y evitar que tu vista se fatigue antes de tiempo. Ya sabes que la fatiga tampoco es buena compañera de viaje.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.