Desde China con amor llega el todo camino premium Karlmann King

La fama de los vehículos diseñados y fabricados en china está basada en cuatro pilares fundamentales: diseño soso o plagiado de otros modelos, gama mecánica obsoleta, seguridad ínfima y precio de derribo. Pues bien, ha llegado un nuevo modelo que quiere acabar de una vez por todas con todos esos mitos, o por lo menos lo intentará. Con todo ustedes, presentamos en sociedad al nuevo todo camino preimum chino, el Karlmann King.

Si señores, el Karlmann King fue presentado oficialmente el pasado año en el Dubai Auto Show en forma de prototipo y en estos días arranca su comercialización en medio mundo. Para su desarrollo, la firma china Karlmann ha tomado como base la plataforma del indestructible Ford F-550 a la que han añadido una carrocería construida en fibra de carbono.

Para dar forma a sus líneas, la firma asiática ha contratado los servicios de un estudio de diseño afincado en Europa (del que no se conoce nombre y ubicación) y compuesto por 1.800 trabajadores. En todo caso, por el resultado visto en el modelo definitivo, romper el primer mito de diseño soso o copiado en los modelos chinos es complicado, pues no hay por donde mirar a este mastodonte.

A nivel mecánico, los ingenieros de Karlmann han optado por mantener la misma mecánica que anima al F-550. De esta forma, bajo su capó delantero cuenta con un obsoleto bloque gasolina de aspiración atmosférica con 6.6 litros de cilindrada y configuración V6 que entrega una potencia final de 400 CV. La caja de cambios disponible es de corte automático con 6 relaciones que distribuye la potencia del motor a las cuatro ruedas gracias a un sistema de tracción total. Por tanto, el segundo mito tampoco será capaz de acabar con él.

El problema que tiene el Karlmann King es que, igual que su diseño es complejo de describir, sus proporciones y peso superan lo visto en un modelo europeo o americano. Cuenta con una carrocería de 6 metros de largo y 2,5 metros de ancho y la cifra que refleja la báscula es de nada menos que cuatro toneladas y media. Por todo ello, las prestaciones y consumo del todo camino chino no brillan ya que sólo alcanza los 150 kilómetros por hora de punta y supera holgadamente los 15 litros.

A pesar de lo voluminosa que es su carrocería su habitáculo sólo está configurado para acoger en su interior a cuatro ocupantes dispuestos en butacas independientes. Al igual que ocurre con el diseño de su carrocería, las líneas que dan vida al interior son raras, ostentosas y complejas de explicar contando con elementos de ornamentación como un sistema de iluminación ambiental. Las medidas de seguridad no han sido numeradas, pero a buen seguro no cuenta con los últimos avances, por lo que este mito tampoco podrá superarlo.

Con todo, el precio de partida de este modelo arranca en los 1.6 millones de euros, no pudiendo tampoco derribar el mito de precio de derribo en los coches chinos. Pero además, es que si el cliente quiere alicatarlo de extras hasta el techo, su precio superará los 3 millones de euros. Entre las chuches que se le pueden incorporar hay una carrocería a pruebas de balas, aunque con ella el peso final del modelo llegará hasta las 6 toneladas.

Sea como fuere, creo que en este caso las firmas premium consagradas no tendrán mucho miedo al Karlmann King pues ni en Europa, ni en América tendrá mucho que hacer.

Fuente – Auto Express

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *