Frenos Brembo GT, test a fondo en una prueba de larga duracion (medicion de desgastes)

El equipo de frenos Brembo han convivido con nosotros durante 10.000 km y ya es hora de analizar su estado. En todo este tiempo han sido sometidos a todo tipo de condiciones de uso, desde conducción normal por ciudad y carretera hasta uso intenso en circuito, pasando por descensos de puertos a plena carga para forzarlos al máximo.

Los discos delanteros aún están en perfecto estado, aunque las pastillas ya se han degradado bastante

Cuando sustituimos el equipo de frenos original del coche por unos de alto rendimiento Brembo GT ya estaba claro que íbamos a obtener una serie de ventajas: frenada más potente, mejor mordiente, resistencia al calentamiento y tacto del pedal. Ahora bien…¿Cuánto duran? No es agradable desembolsar un dinero extra para mejorar los frenos del coche si luego la inversión se desgasta rápidamente.

Los frenos refrigeran bien y están sobredimensionados…es difícil llegar al fadding

En nuestro caso, hemos recorrido algo más de 9.500 km, siendo aproximadamente unos 3.500 por autovía, 2.000 por carreteras nacionales (amplias y relativamente rectas), 3.000 km por carretera de montaña (curvas cerradas y descensos) y 1.000 km por ciudad. También ha entrado en circuito en dos ocasiones (aunque una de ellas con poca exigencia para los frenos)

Procedemos a desmontar las llantas y medir los desgastes; las cifras arrojan lo siguiente:

  • desgaste de discos delanteros inferior a 0,2 mm (aproximadamente el 10% de desgaste)
  • desgaste de pastillas delanteras 8,54 mm (57% de desgaste)
  • desgaste de discos traseros algo más de 0,3 mm (15% de desgaste)
  • desgaste de pastillas traseras 4,6 mm (27% de desgaste)

Analizando las cifras y teniendo en cuenta las temperaturas medidas durante las pruebas, vemos que los frenos delanteros soportan gran parte del trabajo de frenado. La vida útil del equipo suponiendo un uso y desgaste idéntico al que ha llevado hasta ahora es:

  • discos delanteros 100.000 km
  • pastillas delanteras 17.500 km
  • discos traseros 66.000 km
  • pastillas traseras 37.000 km

Las pastillas de freno delanteras se desgastan con mucha más rapidez que los discos (lógico). Teniendo en cuenta el precio de los discos de freno y de las pastillas es mejor así…prefiero cambiar varias veces las pastillas que romperlo todo al mismo tiempo 🙂

La parte más divertida de la prueba la vivimos en el circuito de Kotarr, grabando este video

También se observa que los frenos traseros se desgastan de forma poco habitual. Quizá deberíamos haber elegido un compuesto más blando para las pastillas traseras. También se debe a que las pastillas delanteras soportan mucha más presión de frenado que las traseras, debido al uso de latiguillos metálicos y pinzas con pistones de mayor diámetro. Los latiguillos convencionales “absorben” parte de la presión que se hace sobre el pedal deformando sus paredes, mientras que los metálicos transmiten mejor dicha presión sobre los pistones de la pinza.

En breve volveremos a controlar los desgastes: si sigue siendo mucho mayor delante que detrás instalaremos latiguillos metálicos en las pinzas posteriores, a ver que tal cambia el tacto y la frenada. Quizá cambiemos las pastillas posteriores por otras, es posible que sean más duras de la cuenta.

Continuará…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *