Sonda Lambda: qué es, funcionamiento, averías, limpieza, precio…

Sonda Lambda

La sonda Lambda es un sensor que se sitúa en el tubo de escape de nuestro vehículo, justo antes del catalizador. Habitualmente también se monta una segunda sonda Lambda que va situada justo después del catalizador.

La misión de la sonda Lambda es medir la concentración de oxígeno que existe en los gases de escape, nada más ser expulsados del motor. La segunda sonda Lambda se encarga de medir también la concentración de oxígeno, pero en este caso una vez ha pasado por el catalizador, para comprobar el correcto funcionamiento del mismo.

Según la cantidad de oxígeno que existe en los gases de escape, la sonda toma unos valores determinados. Estos valores indican si la mezcla de aire y combustible que se realiza en el motor es rica en combustible o pobre.

Para qué sirve la sonda Lambda

Función de la sonda Lambda y su conector

La sonda Lambda envía los valores obtenidos a la centralita motor, para que pueda modificar la mezcla si no es correcta. En condiciones normales se requiere una relación de aire y combustible de 14,7 a 1. De esta manera se evita la contaminación excesiva del motor.

Si medimos el valor Lambda (λ) en el escape de nuestro coche, el valor óptimo que debemos obtener es λ=1. Si el valor que obtenemos es λ<1, quiere decir que la mezcla que realiza el motor es rica en combustible. Por el contrario, si λ>1, quiere decir que la mezcla realizada en el motor es pobre en combustible. En ambos casos es necesario revisar en qué puede fallar el motor para dar esos valores y solucionarlo.

Cuando acudimos con nuestro coche a la ITV, en la prueba de gases se mide el valor de λ en los vehículos gasolina, entre otros gases. En esta prueba, son admitidos los valores de λ=1 +- 0,03. Esto quiere decir que el valor mínimo tiene que ser λ=0,997 y el máximo λ=1,003.

Síntomas de que la sonda Lambda está mal

En el caso de que la sonda Lambda falle, se encenderá el testigo de fallo motor en la instrumentación del coche. Como esta señal sirve para todo tipo de averías y diversa gravedad, también conviene saber los síntomas habituales de este fallo.

Las sondas lambda miden la cantidad de oxígeno

Cuando esta sonda está mal, podrás notar un mayor consumo de combustible, la pérdida de potencia del motor y más emisiones. Por eso, lo normal es que no puedas pasar una inspección técnica de vehículos.

Si quieres usar un multímetro para saber si funciona correctamente no es algo difícil. En todo caso, puede complicarse porque en tu modelo concreto cueste acceder hasta la sonda, pero en muchos casos no es así. Los pasos para comprobar las sonda lambda con un multímetro son:

  • Configura el multímetro: cable negro en el puerto COM y cable rojo en el puerto de los V. Selecciona el rango de medición adecuado. Vamos a medir entre 0 y 1 V, así que el que tenga tu multímetro justo por encima.
  • Coloca la punta de prueba o pinza negra en masa. Es decir,  la chapa del coche.
  • Usa la punta de prueba roja del multímetro para medir la señal que emite la sonda Lambda del colector de escape. Introdúcela en el enganche donde está puesto el cable, que generalmente es negro. Los dos blandos (o rojo /azul) son para calentarla y tendrán 12 V. El de masa será normalmente gris y marcaría 0,2 aproximadamente. Encendiendo el coche y esperando un poco a que se caliente (puedes acelerar), la sonda emitirá una señal que irá variando entre 0,2 V y 0,8 V continuamente. Si no funciona, se quedará marcando un valor cercano a los 0,4 V.
  • Si haces la misma operación con la sonda Lambda de detrás del catalizador, deberá marcar un valor cercano a los 0,6 V. Porque el catalizador habrá consumido parte del oxígeno para cumplir su función.
Artículo relacionado:
Cómo usar un multímetro

Comprobar si la sonda Lambda funciona correctamente

¿Y si es el fusible de la sonda Lambda?

También hay ocasiones en el que el problema puede estar en el sistema eléctrico. Algo que haya causado que el fusible de la sonda se haya fundido y ya no le llegue corriente. El manual del vehículo te dirá que fusible le corresponde. Después solo tendrás que comprobar si está fundido o no.

Para ello solo tienes que extraerlo y ver si la parte de meter que conecta ambos dientes está fundida. Algo muy sencillo porque normalmente son transparentes o tienen un hueco por el que mirar. También se pueden comprobar con una punta de prueba o comprobador de voltaje, si el fusible tiene aberturas en la parte superior. Por lo que no habría que extraerlo.

Artículo relacionado:
Función e importancia de los fusibles, cómo comprobarlos y cambiarlos

Precio de una sonda Lambda

Una sonda lambda puede tener precios de los más variados desde 20 hasta 200 euros. Aunque en un coche de marca generalista lo normal es que cuesten entre 25 y 60 euros. El aumento de precio puede venir si tu modelo tiene varias sondas. Porque lo hay con más de las típicas dos del colector de escape y de detrás del catalizador.

Si no lo haces tú y recurres a un taller de confianza, a esto hay que sumar el porcentaje que sumen a la sonda Lambda y la mano de obra. Por lo que la factura puede subir bastante según al que acudas.

Cómo limpiar la sonda Lambda

Limpiar sonda Lambda

Limpiar una sonda Lambda suele ser muy sencillo, porque su extracción es fácil y no se requieren productos específicos. Las únicas complicaciones pueden venir de la ubicación del cable y de los conectores, que según el modelo pueden requerir quitar otros componentes. Si es así, recuerda cómo estaba todo, para lo que te puede ayudar tomar fotos de cada paso. Los pasos para la limpieza son:

  • Desenrosca la sonda del colector de escape y la de detrás del catalizador (si tu coche la tiene). Para ello normalmente solo se necesita una llave de la medida adecuada, una llave inglesa o de boca ajustable, (imagen de encima).
  • Desenchufa el conector o conectores del otro extremo (primera imagen de este artículo)
  • Deja la punta de la sonda sumergida en limpiador quitagrasas durante media hora. Si, usas un limpiador ultrasónico mejor, aunque si no lo tienes, no es imprescindible.
  • Una vez transcurrido el tiempo de remojo, saca la sonda y usa un aceite multiusos tipo WD-40 para limpiar los orificios. Aplícalo directamente sobre ellos con la cánula que traen estos aceites. Repite la operación hasta que veas que no sale suciedad.
  • Después, enjuágalo con el limpiador multiusos de nuevo sumergiéndolo otros 15 minutos.
  • Después solo queda secarlo con un trapo por fuera y soplar los orificios para sacar el líquido. Puedes soplar tú teniendo cuidado de no mojar nada o usar una máquina de aire de la gasolinera. Si no, también puedes sacudirlo bien para extraer todo lo que puedas. Lo hagas como lo hagas, déjalo secar 24 ó 48 horas.

Imagen 2  y 4 – Brian Snelson, Andrew Mason


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Jidoman dijo

    muy buena explicación, eso de los valores a medir en la sonda lambda lo desconocia