Mercedes-Benz y Bosch arrancan su proyecto de conducción autónoma

La electrificación del sector del automóvil es una de las áreas donde están trabajando los constructores. Junto a ella, cuasi de forma paralela, está el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma. Una y otra, a nivel de costes, son un pozo sin fondo, pues son un paradigma rupturisa. Por ello, los fabricantes necesitan unirse a socios nuevos, como el Grupo FCA con Google, o a otros más experimentados, como Mercedes-Benz y Bosch.

Daimler AG no quiere que sus firmas se queden rezagadas en una y otra área. Para ello, han puesto sobre la mesa un cheque en blanco que les permita desarrollar la tecnología necesaria. En cuanto a vehículos eléctricos, les va realmente bien, pues ya tienen varios modelos en el mercado. Sin embargo, es en la conducción autónoma donde Mercedes-Benz va a dar el paso definitivo, inaugurando en poco tiempo un servicio de taxi autónomo.

Mercedes-Benz apostará por el transporte autónomo de personas

Sin embargo, antes de ello, tendrán que concluir con éxito los test de prueba y validación que están realizando en San José, Silicon Valley (EEUU). Este proyecto, conjunto entre la firma de la estrella y especialista Bosch, busca desarrollar la conducción urbana autónoma. Para dotarlo de vida, han elegido la plataforma de un modelo muy especial, la berlina de representación Clase S.

En un primer momento, este servicio estará destinado a un reducido número de usuarios. Para utilizarlo, dispondrán de una App móvil desarrollada por Daimler Mobility AG. A través de los datos que recojan los vehículos y esta aplicación pondrán a punto el sistema de conducción autónoma SAE Nivel 4/5. Además, esperan dar un paso más en el desarrollo de la inteligencia artificial aplicada al sector del automóvil.

Artículo relacionado:
Mercedes-Benz se centrará en el desarrollo de nuevos motores eléctricos

Mercedes-Benz es una de las firmas premium más antiguas y consolidadas. La competencia que tiene con Audi o BMW es cruenta y por ello, llevan dos años y medio trabajando en este proyecto junto a Bosch. Respecto a sus rivales, Daimler AG no busca crear prototipos, sino un sistema listo para la producción que pueda integrarse, con relativa simplicidad, en diferentes modelos.

Para ello, Mercedes-Benz trabaja creando plataformas y soportes adecuados para integrar la tecnología. Por su parte, Bosch se encarga de desarrollar y fabricar los componentes necesarios para que el vehículo pueda conducir de forma autónoma. El tercer socio es Daimler Mobility AG, que se encarga de desarrollar y probar en San José la flota de Clase S autónomos para ejecutar la fase piloto.

Fuente – Mercedes-Benz


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.