Prueba Alfa Romeo Giulia Super 2.0 Turbo 200 CV Auto 8v.

Prueba Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV

Hace prácticamente dos años nos poníamos a los mandos de un coche muy especial, sobre todo para la firma italiana del biscione. No se trata de un deportivo al uso, pero sí de una berlina con ADN dinámico. Ya sabrás que me refiero al Alfa Romeo Giulia, un producto con el que la compañía perteneciente a FCA ha pretendido hacer resurgir de sus cenizas su espíritu original, con coches pasionales que despierten los sentidos de quienes los conducen.

Se trata de una apuesta especial y arriesgada en estos tiempos que corren, pero muy agradecida por parte de los conductores más pasionales. Hoy, en Actualidad Motor, os contamos nuestra experiencia tras convivir durante una semana con un Alfa Romeo Giulia en acabado Super y con el motor de gasolina 2.0 Turbo de 200 CV, vinculado a la caja de cambios automática de 8 marchas. ¡Adelante!

Un exterior artístico

Prueba Alfa Romeo Giulia 200 CV frontal

Es fácil calificar el diseño exterior del Alfa Giulia. Al menos para mí es todo un acierto hablando de belleza; siendo uno de los vehículos actuales de precio relativamente asumible más bonitos del mercado actual. El bajo frontal con el escudo presidiendo, los finos faros bi-xenón, las tomas de aire inferiores y la característica matricula pequeña en el lado izquierdo crean un morro muy personal. A esto hay que añadir las marcadas nervaduras del capó que nacen en el centro inferior del paragolpes y mueren, tras hacer de contorno del scudetto, en los pilares A.

El lateral persigue claramente una estética deportiva sin renunciar a los tres volúmenes de cualquier berlina del segmento D, intentando dar fluidez visual. Por la baja altura de la carrocería, se ve como un coche mucho más largo de lo que realmente es. Me gustan las llantas opcionales de 18 pulgadas que calza nuestra unidad, con pinzas de freno en rojo. También destaca el fino pilar delantero y lo bien que han resuelto los diseñadores la fusión del habitáculo con la tapa del maletero en esta vista lateral.

Las dimensiones exteriores del Alfa Romeo Giulia son 4.643 mm de largo, 2.024 de ancho -con espejos- y 1.436 mm de alto. La batalla es de 2.820 mm, mientras que el peso declarado se sitúa en 1.429 kilos.

Prueba Alfa Romeo Giulia 200 CV trasera

La parte trasera no es tan emocional como la delantera, pero se sigue viendo muy elaborada. Los pilotos son finos y muy alargados, extendiéndose por buena parte del costado. La boca de carga del maletero, más aún por contar con tapa y no con portón, no es de lo más práctica. Por último, en este caso encontramos una sola salida de escape, aunque de grandes dimensiones, en el lado izquierdo del embellecedor negro. Personalmente, me gustaba más como quedan las versiones con una salida a cada lado, como en el Giulia diésel que probamos tiempo atrás.

Interior elegante, aunque con muchos detalles a mejorar

En el interior también seguimos apreciando un estilo italiano muy trabajado y de buena calidad en muchos apartados. Los materiales están bien escogidos en las partes altas, tanto del salpicadero como de las puertas, con acabados mullidos y agradables. Destaca el cuidado trabajo en algunos detalles, como el forrado interior de la guantera.

Prueba Alfa Romeo Giulia interior

Estamos sentados en una posición muy baja, muy cerca del suelo, lo que incrementa la sensación de deportividad. El volante, con el botón de arranque integrado, llama mucho la atención, con un estilo muy Ferrari. También de estilo Ferrari, por su tamaño y estar realizadas en aluminio, son las levas para el cambio automático. La palanca selectora del cambio, sin embargo, no transmite una buena calidad al tacto ni tampoco visual, podría ser de materiales más atractivos.

El cuadro de instrumentos utiliza dos diales envueltos en dos grandes viseras, muy al estilo Alfa Romeo desde hace ya bastantes años. En la parte central aparece una pantalla TFT para las informaciones de viaje. La visibilidad del cuadro de mandos es buena, aunque es cierto que su tecnología queda lejos de los cuadros digitales de Audi o Mercedes.

Cuadro instrumentos Alfa Roemo Giulia

El interior está muy bien resuelto a nivel estético, con un estilo muy agradable, deportivo y, en cierta medida, lujoso. Sin embargo, hay detalles que la marca italiana debería resolver en cuanto lancen al mercado un restyling.

Menos me han gustado algunos ajustes del cuadro en el salpicadero y de las salidas de aire laterales. Al tocarlos o presionaros, especialmente en la visera superior del cuadro, se escuchan crujidos poco agradables que no deberían estar presentes en un coche de esta categoría y precio.

Tampoco me parece correcto el sistema de infoentretenimiento. Más allá de que solo se puede manejar desde el mando giratorio de la consola central, cosa que tampoco me parece del todo mal, la estructura de los menús creo que es algo mejorable, así como la proyección de los mapas cuando abrimos el navegador. Por su parte, la cámara de marcha atrás es mala, mostrándose en un formato muy pequeño -media pantalla- y sin una gran calidad de imagen.

Cámara de marcha atrás pantalla Alfa Romeo Giulia

Aunque hay varios huecos portaobjetos, lo cierto es que ninguno se puede considerar amplio, siendo todos de pequeño tamaño por lo que nos cuesta dejar móvil, cartera, llaves, botellita de agua y algún objeto más que siempre llevamos encima. El que hay bajo el reposabrazos central no es muy voluminoso. Tampoco encontramos toma de carga inalámbrica para smartphone, pero sí un par de tomas USB.

Espacio para cuatro, si los que van detrás no son muy corpulentos

Y ya que hablamos de espacio, veamos el espacio para los ocupantes en este Alfa Romeo Giulia. Las plazas delanteras son suficientemente amplias, aunque no las más generosas de la categoría, para adultos de prácticamente cualquier talla. Lo que no me ha terminado de convencer es que, en este caso, los asientos son demasiado anchos y, al ser de cuero, no sujetan del todo bien a los que somos más delgados. Esto empaña parcialmente el agrado de conducción cuando avivamos el ritmo por una carretera de curvas. Por lo demás, son bastante cómodos.

Prueba Alfa Romeo Giulia espacio plazas traseras

El acceso las plazas traseras es algo complicado por la baja altura del techo -posibilidad de golpear con la cabeza en el borde superior de la carrocería- y por la abrupta forma del paso de rueda, que molesta al entrar y salir del coche. En las plazas traseras tenemos un buen espacio para piernas y rodillas, pero no se pueden calificar como unas buenas plazas posteriores.

No tenemos un espacio sobrado para la cabeza, pero su peor cota es la anchura. Olvídate en este Alfa Romeo Giulia de hacer un viaje con cinco personas; también porque su túnel de transmisión es muy intrusivo. En el lado positivo, destacar que tenemos una toma USB y dos salidas de aire en la parte central, y que los asientos traseros sujetan mejor de lo habitual aquí detrás a los ocupantes por sus marcadas formas. Al menos en esta unidad, no existe un reposabrazos central en estas plazas posteriores.

Maletero poco aprovechable, y sin poder abatir los asientos de serie

Maletero del Alfa Romeo Giulia

Otro de los puntos negativos del Alfa Romeo Giulia es su maletero. Cubica una capacidad de 480 litros que, sin ser un espacio enorme, es correcta y suficiente para la mayoría de las familias. Sin embargo, las formas no son muy aprovechables, con muchos codos que no ayudan a organizar la carga. La boca de carga, por el diseño exterior, no es muy práctica. Lo anterior se puede entender, pero lo que no es entendible es que los asientos traseros abatibles sean un opcional y no de serie. En nuestra unidad, por ejemplo, no podíamos abatirlos. Fallo de los gordo.

Gama mecánica

El Alfa Romeo Giulia fue el encargado de estrenar la plataforma Giorgio, que también es la base del Stelvio (prueba aquí) y de algunos futuros modelos que están aún por llegar. Se trata de una plataforma pensada para utilizar motores longitudinales y sistemas de propulsión trasera o integral. Además, busca un excelente comportamiento dinámico, con un chasis bastante rígido y multitud de soluciones de ahorro de peso.

Motor 2.0 Turbo 200 CV Alfa Romeo Giulia

En el caso del Giulia, en nuestro mercado y con los cambios introducidos hace solo unas semanas, podemos optar por un bloque motor diésel de 2.2 litros disponible en versiones de 160, 190 CV y 210 CV; así como por un propulsor de gasolina con 2 litros de cubicaje que puede rendir 200 o 280 CV. Como hemos dicho más arriba, nuestra unidad se corresponde con la versión de gasolina menos potente de la gama.

La cúspide es el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio, con un V6 biturbo de 2.9 litros y origen Ferrari que eroga nada menos que 510 CV. Toda esta caballería se transmite al asfalto exclusivamente con las ruedas traseras, no habiendo opción a un sistema de tracción integral. Este mejor lo dejamos para otro día…

2.0 Turbo 200 CV con cambio automático de 8 marchas

Palanca cambio Alfa Giulia automático

Nuestra unidad de pruebas ya tiene muchos meses a sus espaldas, por lo que se trata de una versión Euro 6 y no la variante recientemente llegada que ya supera la normativa Euro 6d. El Alfa Giulia, con esta motorización y el cambio automático por tipo convertidor de par homologaba un consumo mixto de 5,9 l/100 km -inalcanzable-, así como unas emisiones de CO2 de 138 g/km.

Según la ficha, es capaz de cubrir el 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanzar una velocidad punta de 235 km/h.

Entre las prestaciones mecánicas de su motor de cuatro cilindros sobrealimentado por turbo nos encontramos con una potencia de 200 CV a 5.000 rpm, además de un par motor máximo de 330 Nm desde solo 1.750 vueltas. Toda esta energía es enviada al suelo con las ruedas traseras, es decir, se trata de un coche de propulsión.

Al volante: Tan noble como dinámico

Prueba Alfa Romeo Giulia comportamiento 2.0 200 CV

Alfa Romeo estaba muy, muy perdida con sus coches en la última década y media. Reinventarse o morir. La plataforma Giorgio y el Alfa Romeo Giulia nos muestran el gran trabajo llevado a cabo por la compañía, notándose en el bellísimo diseño exterior, pero también en el comportamiento dinámico y las grandes sensaciones que es capaz de transmitir esta berlina para el segmento D.

Ya lo probamos con el motor diésel de 180 CV, dejándonos un gran sabor de boca. Siempre se ha dicho que la gasolina está más ligada a la deportividad, ¿no? Pues por ello, en esta ocasión, nos ponemos a los mandos del Giulia con el motor de gasolina más accesible. Aunque la palabra accesible suene un poco mal, estamos hablando de un 2.0 Turbo con 200 CV y 330 Nm que puede superar los 230 km/h. Ahora suena mucho más interesante, ¿verdad?

Prueba Alfa Giulia Perfil trasero

El Alfa Romeo Giulia se diferencia notablemente en su comportamiento de casi todos los modelos del segmento D. El que más se le parece por dinamismo es el BMW Serie 3, aunque el italiano transmite un comportamiento más pasional. Esto se debe a su bajo centro de gravedad, a su ligereza, a que vamos sentados cerca del suelo y, por supuesto, al tacto de conducción. Además, también cuenta con propulsión trasera, que siempre resulta más emotiva que la tracción delantera.

Para mí, los detalles claves que hacen del Alfa Giulia un coche tan divertido de conducir son su posición de conducción, las pocas inclinaciones de la carrocería y, sobre todo, la configuración de su dirección. Se trata de una dirección muy precisa y, sobre todo, rápida -tanto que tardamos unos kilómetros en adaptarnos a ella-. Con poco ángulo de volante, el coche ya gira bastante, lo que es de gran ayuda en carreteras reviradas porque lo hace muy reactivo.

La suspensión filtra de forma correcta las irregularidades, no tan bien como un Clase C de Mercedes, pero sí satisfactoriamente. También debemos tener en cuenta que llevamos neumáticos run flat y un perfil muy bajo, que no suelen ser amigos del confort. Lo bueno es que apenas deja lugar a inclinaciones cuando rodamos a ritmo elevado. Su aplomo a alta velocidad, gracias al centro de gravedad tan bajo, es muy bueno. El agarre lateral es muy, muy alto.

Prueba Alfa Romeo Giulia dinámica

Si buscamos diversión, el Giulia 2.0 Turbo de 200 CV será suficiente para dibujarnos una sonrisa. Tenemos chasis de sobra, mucho agarre tanto en el tren delantero como en el trasero, una dirección directa y un gran feeling con el asfalto.

El motor de 200 CV, pese a no ser ninguna locura por la cifra declarada, empuja con mucho brío desde bien abajo. Desde apenas 2.000 vueltas ya tenemos una buena respuesta y, aunque la zona roja del tacómetro empiece a las 5.500, estira hasta las 6.000 revoluciones por minuto. Además, a alto régimen su sonido es bastante bonito, sin llegar a deportivo.

Personalmente creo que si las ruedas traseras no fueran más anchas que las delanteras, como en el caso de la unidad probada, su comportamiento aún sería más gratificante para los más puristas. Con esta mayor anchura en el tren trasero no podemos redondear tanto la trazada con el acelerador al salir de las curvas, recibiendo un comportamiento deportivo pero más neutro.

Selector DNA Alfa Romeo modos conducción

La caja de cambios de tipo convertidor con 8 marchas prefijadas me ha parecido muy correcta en todo momento, siendo suave en ciudad y a muy baja velocidad. Dependiendo del modo de conducción seleccionado con el Alfa DNA, será más rápida y estirará más o menos el régimen de giro. En el modo “A”, el más eficiente, cuenta con un modo de funcionamiento “a vela” cuando levantamos el pie del gas, lo que contribuye a ahorrar unas décimas de combustible.

Personalmente me gusta mucho la apuesta de este modelo, como en el Stelvio y los Quadrifoglio, de introducir unas grandes levas metálicas fijas; muy al estilo Ferrari. Su tacto es exquisito, y la caja responde rápidamente cuando pedimos cambiar de marcha manualmente. Lo mejor de que sean fijas y grandes es que en todo momento las tenemos localizadas. Estéticamente quedan espectaculares.

Levas cambio automático Alfa Romeo Giulia

Donde menos cómodo se muestra es en ciudad y al maniobrar en zonas estrechas o en aparcamientos. La visibilidad trasera no es muy buena por su diseño exterior, las llantas son grandes y con gomas de perfil bajo que parece que vayamos a arañar en cada bordillo y la cámara de marcha atrás es pequeña y de mala calidad. Por su geometría de dirección, cuando giramos a tope y nos desplazamos a muy baja velocidad, las ruedas delanteras transmiten movimientos laterales de vaivén poco agradables al interior.

Consumos Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV

Ahora toca hablar del consumo. Estamos ante una berlina con motor de gasolina de 200 CV. En autopistas y autovías, a máximos legales, estaremos entre los 6,2 y 6,5 litros, que me parecen unos datos correctos para el tipo de coche y motorización. El problema viene si abusamos del pie derecho, si seleccionamos habitualmente el modo de conducción dinámico y si empezamos a jugar con las levas; algo que nosotros hemos repetido en muchas ocasiones durante esta semana. Y es que este Giulia invita a jugar.

Nuestro consumo mixto final, después de más de 600 kilómetros recorridos ha sido de 8,5 litros cada 100 kilómetros recorridos. Teniendo en cuenta el estilo de conducción deportivo que hemos practicado durante parte de nuestros trayectos, buscando algún que otro puerto de montaña como el que veis en algunas de las imágenes, no me parece un dato alto.

Conclusiones

Prueba Alfa Romeo Giulia dinámica

Sacar conclusiones del Alfa Romeo Giulia es muy sencillo. Se trata de una berlina que, sin estar ante una versión deportiva, te invita a practicar una conducción dinámica. Sin duda, te divertirás. Para mí, a nivel dinámico es el mejor de su categoría. En el lado opuesto, es cierto que no es ni mucho menos la más práctica en términos de espacio, especialmente en las plazas traseras, y confort a la hora de acceder y salir del coche. El maletero tampoco es de los mejores del segmento.

Probablemente esta variante de 200 CV con cambio automático sea la más interesante para buena parte de los clientes por su gran equilibrio. Su motor es voluntarioso desde bien abajo, te permite ir muy rápido y las recuperaciones son buenas, los consumos no son descabellados y el cambio automático funciona a la perfección, siendo bastante inteligente.

La versión diésel de 180 CV que probamos en 2017 también empujaba fuerte, pero era bastante más sonora y transmitía algunas vibraciones. Esta es más dulce.

Equipamiento Alfa Romeo Giulia

Prueba Alfa Romeo Giulia inscripción

Giulia

  • Luces posteriores y de freno de LED
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Luces de cortesía en las puertas
  • Salida de escape cromada
  • Faros delanteros halógenos
  • Asientos de tela negra
  • Inserciones decorativas interiores en color negro
  • Volante de cuero multifunción con botón de arranque integrado
  • Alfa Connect con pantalla de 6,5 pulgadas
  • Equipo de audio de 8 altavoces
  • Ordenador de viaje TFT de 3,5 pulgadas
  • Reposabrazos delantero
  • Aviso de cambio involuntario de carril
  • Aviso de colisión frontal
  • Frenada automática de emergencia con detección de peatones
  • Freno de mano eléctrico
  • Crontrol de crucero
  • Climatizador bizona
  • Alfa DNA (modos de conducción)
  • Sensores de luz y lluvia
  • Kit de reparación de pinchazos

Super (añade a Giulia)

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Contornos exteriores de las puertas cromados
  • Asientos mixtos en cuero y tela
  • Retrovisor interior electrocromado
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Guantera refrigerada
  • Salida de aire en las plazas traseras
  • Guantera central refrigerada
  • Puerto USB para las plazas traseras
  • Retrovisores exteriores plegables eléctricamente

Executive (añade a Super)

  • Llantas de aleación Sport de 17 pulgadas
  • Pantalla de 8,8 pulgadas con navegador, Radio DAB, Apple CarPlay y Android Auto
  • Pantalla TFT a color de 7 pulgadas para las informaciones de viaje
  • Luces delanteras bi-xenón (25W)
  • Asiento trasero abatible en proporciones 40/20/40
  • Levas del cambio para versiones automáticas
  • Cámara trasera de aparcamiento
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Asistente de luces largas automáticas
  • Entrada sin llave

Veloce (añade a Executive)

  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Contorno exterior de las puertas en negro brillante
  • Cistales traseros oscurecidos
  • Pinzas de freno pintadas en negro
  • Kit estético Veloce con paragolpes y difusor trasero específicos
  • Asientos de cuero con reglajes eléctricos, memoria y calefacción
  • Pedales y reposapiés de aluminio
  • Sistema de frenos mejorado
  • Retrovisores exteriores electrocromático
  • Avisador de presencia en ángulo muerto
  • Limpiaparabrisas calefactado
  • Volante calefactado
  • Neumáticos run-flat antipinchazos

Precios Alfa Romeo Giulia

Prueba Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV perfil delantero

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
2.2 diésel 160 CV Manual 6v Trasera Giulia 37.000 €
2.0 gasolina 200 CV Automático 8v Trasera Giulia 40.700 €
2.2 diésel 160 CV Manual 6v Trasera Super 38.300 €
2.2 diésel 160 CV Automático 8v Trasera Super 40.800 €
2.0 gasolina 200 CV Automático 8v Trasera Super 42.000 €
2.2 diésel 160 CV Manual 6v Trasera Executive 42.200 €
2.2 diésel 160 CV Automático 8v Trasera Executive 44.700 €
2.2 diésel 190 CV Automático 8v Trasera Executive 46.500 €
2.0 gasolina 200 CV Automático 8v Trasera Executive 45.900 €
2.2 diésel 210 CV Automático 8v Integral Veloce 54.500 €
2.0 gasolina 280 CV Automático 8v Integral Veloce 57.340 €
2.9 V6 gasolina 510 CV Automático Trasera Quadrifoglio 92.000 €

Opinión del editor

Alfa Romeo Giulia Súper 2.0 Turbo 200 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
37.000 a 57.340
  • 80%

  • Alfa Romeo Giulia Súper 2.0 Turbo 200 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 95%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 85%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 60%
  • Maletero
    Editor: 60%
  • Mecánica
    Editor: 90%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Diseño
  • Comportamiento dinámico
  • Distinción

Contras

  • Consumos en vías urbanas
  • Algún que otro "grillo" en la zona del salpicadero y calidad de la pantalla
  • Elementos opcionales que deben ser de serie

Galería Alfa Romeo Giulia

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche