Prueba Fiat Bravo Super Sport 2.0 Mjet 165 CV (parte II)

Fiat Bravo Super Sport (10)

165 CV bajo el pié derecho y una carretera totalmente despejada…

En marcha

Arranco el motor de 165 CV y compruebo que ha dicho la verdad respecto a las mejoras de arranque prometidas. Ninguno de los motores Diésel del grupo Fiat que he probado hasta ahora arranca bien, menos aún en las bajas temperaturas de estas fechas. Normalmente un arranque dificultoso no es un problema, pero transmite una sensación poco agradable. La mejora gracias a los calentadores “low voltage” es perceptible. Fiat Bravo Super Sport (2) Una vez en marcha el sonido que llega al habitáculo procedente del motor es alto, pero sólo mientras el motor esté frío o si se acelera al máximo. Con motor caliente en ciudad o carretera a ritmos normales el motor no es ruidoso. De cualquier manera no es un sonido desagradable a “tractor”, típico de muchos Diésel. Es más, incluso podría decirse que exigiéndolo al máximo el sonido es incluso bonito (supongo que no todo el mundo pensará igual que yo).

Prestaciones y Consumos

Meto primera y salgo lentamente…demasiado lentamente. Como en otros motores Fiat, se ha apostado más por la linealidad que por la “patada” y la sensación es que el coche fuera una mole importante. Eso se solventa rápidamente pisando con decisión el acelerador y llevando el motor siempre por encima de 2.000 rpm. El empuje es ahora bueno, pero aún así la sensación no es de un coche de 165 CV y 370 Nm. Menos mal que el crono y el velocímetro nos demuestran que realmente se mueve muy rápido, sólo que no lo aparenta. Es decir, en apartado “sensaciones” no está muy logrado, pero eficaz lo es un rato.

Fiat Bravo Super Sport (3)

El turbo “Garret” no aporta mucha patada al motor, pero sopla intensamente

Por ciudad callejea sin problemas y gracias a la ya típica función “City” de la marca el volante se mueve con un dedo. El consumo es alto en estas circunstancias, siendo muy difícil bajar de 7 litros/100 km incluso en condiciones favorables. Algo menos de 8 litros/100 km es un consumo habitual en ciudad. Otro gallo le canta al Super Sport una vez que abandona la ciudad. En carretera y respetando los límites legales es posible hacer cruceros de 5 l/100 km sin mucho esfuerzo. Realizando una conducción alegre, con frecuentes adelantamientos a fondo y subidas y bajadas el consumo medio sube hasta 6,3 l/100 km, una cifra muy razonable. Fiat Bravo Super Sport (6) Salimos a autovía y aquí el consumo empieza a resentirse, pero manteniendo valores aceptables. Gastar 6,5 l/100 km con el coche cargado y ligeramente por encima de lo legal está bastante bien. El punto flaco aparece en la conducción deportiva. Durante varios kilómetros en carretera amplia de montaña y conduciendo “pié a tabla” el consumo medio puede subir hasta 13 litros/100 km. Es un valor muy alto pero tampoco me parece grave ya que ni el coche está diseñado para conducir así ni el 99% de los conductores lo van a usar así. Hacer esta prueba simplemente me sirvió para saber que el consumo es muy sensible a la conducción carácter que viene impuesto por esa “aparente” falta de fuerza si no se pisa el pedal con decisión. Son las dos caras de la moneda.

Fiat Bravo Super Sport (11)

Buena adherencia lateral y facilidad de conducción…

Comportamiento.

El Fiat Bravo Super Sport no es un coche particularmente ágil ni transmite sensaciones de deportivo. En carreteras amplias de buen asfalto es un verdadero misil y hace falta mirar el velocímetro para percibir lo rápido que rueda, pero falto de sensaciones. La adherencia lateral es alta, gracias en parte a los enormes neumáticos y las reacciones del coche son muy dóciles, siendo por tanto muy fácil de llevar rápido. La suspensión absorbe muy bien las irregularidades sin ser blanda en exceso. Es capaz de “tragarse” juntas de dilatación a gran velocidad sin apenas inmutarse ni balancear o cabecear en exceso. Sin duda, las zonas amplias y de buen asfalto son su lugar preferido, donde el Super Sport puede lucir toda la potencia de su motor.

Un video grabado sin avisar durante el puente de la constitución 🙂

En cuanto la carretera empieza a retorcerse y los baches pueblan el asfalto, la cosa empeora rotundamente. La dirección transmite en forma de golpeteo las irregularidades del asfalto (esto ya ocurría en el Stilo) aunque no pierde mucha comodidad. La adherencia en cambio si parece disminuir radicalmente. Igualmente, el motor aparenta tener muchos menos caballos de los que realmente tiene “gracias” a tanta linealidad en la entrega de potencia. El tacto en estas circunstancias se aleja del de un buen deportivo. Fiat Bravo Super Sport (4)

Estos frenos han conocido tiempos mejores…

Sin duda alguna, lo que menos me ha gustado del Bravo son sus frenos. Para uso normal cumplen perfectamente, pero poco más. La potencia de frenada es aceptable (incluso al límite) pero sólo en la primera o como mucho segunda frenada. A partir de ahí el rendimiento cae en picado y resulta imposible bajar un puerto al ritmo que motor y chasis podrían aceptar. He de decir que esta unidad tenía ya 20.000 Km y los discos presentaban el característico color azulado con óxidos rojos en los bordes, síntoma de haber llevado una vida “complicada”. No sé si el coche corre mucho o los frenos están infradimensionados, pero de cualquier manera, montar unos frenos de mayor resistencia es imprescindible si piensas exprimirlo a fondo.

Fiat Bravo Super Sport (12)

Resumiendo, es perfecto para circular a gran velocidad por buenas carreteras y autovías, volviéndose un compacto más en carreteras muy exigentes.

Continuará…

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   miguel dijo

    Sinceramente vuestra prueba no me parece ni medio seria, y mucho menos fiable, teniendo en cuente que vais escuchando a los mojinos escozios a todo trapo………..¿que imagen podeis dar con este tipo de videos?
    Por cierto referente a los frenos, vuestros compis de autopista los califican de “excelentes” frenando mejor que el leon y en cuanto a lo de la estabilidad y demas cosas que haceis referencia en curvas y tramos dificiles, he de decir que estube en un prueba que se hizo en san martin de la vega, (en el parking del warner bross park) y de todos los vehiculos que probaron del mismo sector (ford focus, toyota corolla, seat leon, vw golf VI, citroen c4, y alguno que se me olvida) resulta que los mejores parados en el tema de estabilidad reacciones y paso por curva fueron el golf VI y el bravo en ese orden por 1 segundo de diferencia, dejando muy atras (ambos) a sus competidores. Un saludo y espero que mejoren los reportajes.
    P.D. No tengo ningun bravo, simplemente he presenciado pruebas, y al igual que vosotros yo tambien pruebo coches y doy mi opinion. Cuidaros

  2.   Luis Gaton dijo

    Buenas;
    Acepto tu crítica del video chorra con música de fondo. Como ya comento en el post, está grabado sin avisar durante un viaje a la sierra. Hice casi 1.000 km con ese coche de pruebas, y el viaje con los amigos durante el fin de semana y con el maletero lleno sólo me vale para ver consumos y confort, no para exprimir frenos ni ver como se comporta al límite. El video lo grabaron sin que me enterara y lo colgué porque me hizo gracia, sin más intención. Si quieres ver videos buenos, visita nuestro apartado de “Pruebas y Reportajes”, verás que nos los curramos bastante.
    Respecto a los frenos, también comento que seguramente esten ya algo deteriorados por el uso, habrán sufrido ya muchos esfuerzos y no rinden como deberían. Quizá de nuevos sean “excelentes”, pero desde luego esos no.
    Respecto al tema estabilidad, no digo que sea lento, sino más bien lo contrario, solo digo que en carreteras bacheadas pierde mucho. Por otro lado, salvo en circuito cerrado y crono en mano, la “deportividad” no deja de ser algo subjetivo y no todo el mundo opina igual ni entiende lo mismo por ese concepto.

    No intento parecer borde con la respuesta, es más, gracias por el comentario. Simplemente me defiendo de esa falta de “fiabilidad” que dices de mi articulo.
    Un saludo

Escribe un comentario