Prueba Ford Ka+ Active 1.19 Ti-VCT 85 CV

Todos recordamos al Ford Ka original. Aquel pequeño urbanita tan simpático nacido a mediados de los 90 que, por un tiempo, fue una de las alternativas más interesantes del segmento A en el mercado europeo. Posteriormente, ya bien entrados en el siglo XXI, la marca del óvalo azul lanzó una nueva generación, aunque su éxito fue inferior. En 2016 llegaba un tercer modelo, que cambiaba su nombre por el de Ford Ka+, recibiendo un restyling en este presente 2018.

Hace solo unos días hemos estado compartiendo experiencias y kilómetros con un Ford Ka+ Active, y hoy os lo traemos a la sección de pruebas de Actualidad Motor. El acabado Active, como en todos los modelos de Ford, hace referencia a una estética más aventurera, incluyendo un equipamiento bastante completo. Lo hemos probado con el motor de gasolina 1.2 Ti-VCT de 85 CV y, durante este tiempo, nos ha demostrado que es un producto bastante interesante y agradable. Te lo contamos al detalle.

Active, “crossoverizando” un urbano

Como es habitual, empezamos hablando de su diseño. El Ford Ka+ Active es un utilitario que, aunque no presume de grandes lujos, muestra una estética agradable y, a la par, aventurera. Mantiene inalterados los rasgos principales del Ka+, pero transmite una imagen similar a la de un todo terreno gracias a una altura libre 2 cm superior, a las protecciones plásticas en los bajos y en los pasos de rueda, a los raíles de techo y a las llantas exclusivas de 15 pulgadas.

En el frontal destaca la ya típica parrilla de la marca americana al estilo Aston Martin que, en este caso, es de color negro y aloja en su zona central el logo de Ford en pequeñas dimensiones. Las líneas buscan horizontalidad para transmitir una mayor sensación de anchura y robustez, lo cual se ve ampliado por las citadas protecciones. Los focos circulares inferiores hacen las veces de luz diurna.

Las dimensiones del Ford Ka+ Active son 3.995 mm. de largo, 1.743 de ancho y 1.551 de alto. Por su parte, la batalla es de 2.489 mm.

Del lateral nos quedamos con sus llantas de aleación en 15 pulgadas y diseño de cuatro radios dobles con un acabado oscurecido, las carcasas de los retrovisores en negro brillante, la inscripción Active, las barras de techo cromadas y los cristales posteriores oscurecidos. Ah, se me olvidaba, en las ruedas traseras contrasta el uso de frenos de tambor en lugar de discos, aunque es una solución que utilizan otros coches más grandes como el Seat Ibiza o el Renault Clio en muchas de sus versiones.

Poco podemos destacar de su retaguardia más allá del cambio del paragolpes del modelo convencional por el de este “crossover”, que incorpora un acabado negro en su parte inferior y, sobre él, más debajo de la matrícula, un aplique simulando metal que también podemos ver en el frontal. Por último, la salida de escape queda totalmente oculta.

Interior económico, que no pobre

Uno de los aspectos en que más me ha sorprendido el Ford Ka+ Active es su interior. Los estereotipos son malos y, cuando piensas en un coche urbano y de precio asequible, lo lógico es pensar que el comportamiento va a dejar mucho que desear o que las calidades van a ser más que justas. Este modelo es un coche económico y, obviamente, hay que ajustar el precio, pero la impresión es bastante buena.

Prácticamente todos los plásticos del interior son duros, sin mullido, pero los ajustes entre las distintas piezas que conforman el salpicadero no tienen crujidos notables y la sensación que nos han transmitido es que aguantarán bien el paso del tiempo. El volante, por ejemplo, aun siendo de plástico, tiene un buen tacto y tanto el grosor como su diámetro me han parecido bastante acertados. Eso sí, echo de menos la regulación telescópica, pues solo se puede ajustar en altura.

El cuadro de instrumentos es simple y algo básico. El cuentarrevoluciones, aunque no se ve mal, debería ser algo más grande pues la importancia de este dato en la conducción es alta. En una pequeña pantalla monocromática con fondo azul tenemos la temperatura exterior, la temperatura del líquido refrigerante y algunas informaciones de viaje como autonomía, consumo, cuentakilómetros parcial o velocidad media.

En esta unidad del Ford Ka+ Active tenemos cuatro elevalunas eléctricos (solo automático el del conductor), climatizador automático, dos tomas USB, sensor de luces y lluvia, además arranque por botón (aunque no acceso manos libres). Los espejos exteriores tienen reglaje eléctrico, lo que está muy bien, pero no tanto la posición del mando para su ajuste. Nos obliga a incorporarnos y a extender el brazo ya que se encuentra junto al pilar, por lo que perdemos nuestra postura de conducción y tenemos que hacer varios ajustes hasta dejarlos en la posición ideal.

Visto lo anterior, la principal novedad presentada en este restyling del Ford Ka+ es la pantalla de infoentretenimiento. Esta pantalla es táctil y a color, con unas dimensiones de 6,5 pulgadas e incluye Sync3. No es comparable con la de modelos superiores, como los nuevos Fiesta o Focus, pero sí es más que suficiente para un coche de este segmento. Además, viene con Apple CarPlay y Android Auto, por lo que también podemos tener algunas aplicaciones y navegador en nuestro coche.

Finalizando ya este apartado del diseño interior, destacar que el asiento del conductor cuenta con un reposabrazos abatible, lo que para mí es un punto a favor. También son buenos los huecos portaobjetos de las puertas y de la zona central. En las puertas delanteras caben una botella de agua de litro y medio junto a otra más pequeña y algún objeto más.

Sorprendente espacio interior para un coche tan compacto

Viendo el habitáculo desde el espacio, el Ford Ka+ Active vuelve a destacar. Las plazas delanteras son bastante amplias para tratarse de un coche urbano que mide algo menos de 4 metros de largo. Dos adultos de talla normal pueden viajar en las plazas delanteras sin problemas de espacio, aunque, repito, no estaría demás contar con regulación en profundidad del volante. El asiento del conductor puede ajustarse en longitud, altura e inclinación.

Las plazas posteriores son sorprendentemente amplias, tanto es así que en incluso se aprecia un mayor espacio que en algún que otro modelo del segmento C. Además, las puertas traseras tienen una gran apertura. Con mi 1,76 metros de altura y el asiento delantero ajustado a mi posición, tengo espacio de sobra para las rodillas. También me sobran varios centímetros para rozar con la cabeza en el techo, teniendo espacio suficiente para colocar los pies.

Aunque con un quinto ocupante el confort se ve notablemente comprometido, la plaza central es utilizable para trayectos breves, pues la anchura es bastante buena y la banqueta, aunque es ligeramente más estrecha que las laterales, no queda muy elevada. Un 10 en este sentido para el Ka+.

Pasando al maletero, que nos recibe con un espacio de carga de 270 litros. Se trata de una cifra bastante correcta para este tipo de coche, pues hay algunas alternativas con menor capacidad. Me ha gustado encontrar una alfombra de goma en el piso, pues su fácil extracción y limpieza nos permite cargar objetos algo manchados sin demasiadas preocupaciones. Ah, por cierto, también son de goma las alfombrillas del habitáculo.

70, 85 y 95 CV: dos de gasolina y un diésel

La gama mecánica del Ford Ka+ es bastante simple, pero también acertada en términos de rendimiento. Eso sí, no hay opción a montar una transmisión automática, siendo todas manuales de 5 marchas. El simpático modelo de la firma americana está disponible con un motor diésel 1.5 TDCi de 95 CV y el nuevo propulsor de gasolina 1.19 Ti-VCT en variantes de 70 y 85 CV. Hoy por hoy, y más tratándose de un coche destinado principalmente para un uso urbano, la mecánica más lógica sería la de gasolina. El Ford Ka+ Active no se puede configurar con el motor de 70 CV.

Nosotros hemos probado el gasolina de 85 CV. El 1.19 Ti-VCT comparte arquitectura con el 1.5 EcoBoost de 200 CV montado en el Ford Fiesta ST, según comenta la marca. Es un tres cilindros atmosférico que viene a sustituir al anterior tetracilíndrico 1.2 Duratec que tantos años ha estado en el mercado. Comenta la marca que, gracias a las medidas tomadas y a su diseño, se reduce el consumo un 4 % y se aumenta un 10 % el par motor entre las 1.000 y las 3.000 rpm.

La potencia máxima de esta variante llega a 5.500 rpm, mientras que el par motor máximo de 115 Nm que es capaz de entregar aparece a 4.250 rpm. Sus prestaciones no son nada del otro mundo, con un 0 a 100 km/h en 13 segundos y una velocidad punta de 170 km/h, aunque no creemos que estos valores sean de gran importancia para un coche de este tipo. El consumo medio combinado según la homologación NEDC es de 5,7 l/100 km.

Impresiones al volante

Respecto al comportamiento dinámico del Ford Ka+ Active con motor de gasolina y 85 CV, tiene una clara orientación urbana. La respuesta del motor es suficiente para callejear con relativa solvencia por circunvalaciones. Es cierto que le cuesta ganar velocidad, especialmente en carriles de incorporación a vías rápidas, pero una vez alcanza los 120 km/h, no tiene demasiados problemas en mantenerlos.

A 120 km/h, con la quinta marcha engranada, el motor gira a unas 3.400 rpm.

Su entrega de energía en la zona baja del tacómetro es escasa y no permite unas grandes recuperaciones, aunque sí es suficiente para una conducción normal en entornos urbanos. Si queremos ganar velocidad con rapidez, hay que estirar las marchas, pero el gasto de gasolina se eleva. Lo normal es que el consumo combinado se encuentre entre los 6 y 6,5 litros, que es un dato algo elevado, aunque no escandaloso.

Se nota que el Ford Ka+ Active ha sido desarrollado pensando en una conducción tranquila y para conductores que pasarán mucho tiempo en la ciudad. El puesto de conducción está un poco elevado, lo que nos permite vigilar muy bien los ángulos de la carrocería, y la suspensión es blandita y confortable. Por su parte, la dirección tiene bastante asistencia eléctrica, lo que nos viene bien para maniobrar y circular a baja velocidad. El mullido de los asientos también es blando.

Conclusiones

El Ford Ka+ Active, bajo nuestro punto de vista, es una opción más que interesante para aquellas personas que busquen un coche pequeño y económico. Su rival más directo, sin duda, es el Dacia Sandero Stepway.

Hablando brevemente de precios, el Ford Ka+ parte de los 10.000 euros exactos sin aplicar descuentos, aunque en una versión demasiado básica. El Ford Ka+ Active arranca en los 12.400 euros sin descuentos (10.174 con descuentos).

Los extras de nuestra unidad son el color Canyon Ridge (650 euros), cristales oscurecidos (120 euros), paquete City que incluye retrovisores con plegado y ajuste eléctrico, elevalunas traseros y sensor de aparcamiento trasero (480 euros), pantalla de 6,5 pulgadas con Sync3 + climatizador (600 euros), paquete invierno que añade la luna delantera térmica, los asientos delanteros calefactados y el reposabrazos para el conductor (350 euros), paquete confort con sensor de lluvia y luces, arranque sin llave y retrovisor interior fotocromático (450 euros).

En total, el precio recomendado según el configurador de la marca para la unidad que veis en las imágenes es de 15.050 euros, que con los descuentos ofrecidos podría quedarse en 12.824 euros. Esto me hace pensar que, para clientes que pudieran estar valorando la compra de un Ford Fiesta económico y que prácticamente nunca saldrán de la ciudad, les puede salir más a cuenta comprar un Ford Ka+ hasta arriba de extras por prácticamente el mismo precio.

Equipamiento Ford Ka+

Essential

  • Alfombrillas delanteras
  • Guantera iluminada
  • Consola central con dos huecos posavasos y toma de 12 voltios
  • Limitador de velocidad
  • Elevalunas eléctricos delanteros (conductor de un toque)
  • Luneta térmica trasera
  • Asientos traseros plegables en proporción 60:40
  • Paragolpes en color de la carrocería
  • Manecillas exteriores en color de la carrocería
  • Retrovisores ajustables de forma eléctrica y carcasas en color de la carrocería
  • Llantas de acero de 15 pulgadas
  • Luces antiniebla delanteras

Ultimate (añade a Essential)

  • Reposacabezas central posterior
  • Aire acondicionado
  • Consola de techo
  • Radio con bluetooth y USB

White Edition (añade a Ultimate)

  • Limitador de velocidad
  • Techo y retrovisores de color negro a contraste
  • Llantas de aleación de 15 pulgadas en color negro y con diseño de cinco radios

Active (añade a White Edition)

  • Alfombrillas delanteras y traseras de goma
  • Alfombrilla del maletero de goma
  • Volante de piel
  • Control de crucero
  • Paragolpes específicos
  • Raíles de techo
  • Llantas específicas de 15 pulgadas
  • Carrocería elevada

Precios Ford Ka+

Motor Acabado Precio
Motor Acabado Precio
1.19 Ti-VCT 70 CV Essential 10.000 €
1.19 Ti-VCT 85 CV Ultimate 11.350 €
1.5 TDCi 95 CV Ultimate 12.850 €
1.19 Ti-VCT 85 CV White Edition 11.800 €
1.5 TDCi 95 CV White Edition 13.300 €
1.19 Ti-VCT 85 CV Active 12.400 €
1.5 TDCi 95 CV Active 13.900 €

Opinión del editor

Ford Ka+ Active 85 CV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
12.400 a 13.900
  • 80%

  • Ford Ka+ Active 85 CV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 24 de septiembre de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 70%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 95%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 60%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 90%

Pros

  • Relación precio y equipamiento
  • Habitabilidad
  • Cantidad y volumen de los huecos portaobjetos

Contras

  • Mecánica algo mejorable a bajas vueltas
  • Consumos no demasiado ajustados
  • Ausencia de transmisión automática en el modelo

Galería Ford Ka+ Active

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar


Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.