Prueba Mercedes GLA 200 7G-DCT 163 CV AMG Line (con vídeo)

Prueba Mercedes GLA 200

Mercedes presentó hace unos meses en España la segunda generación de su exitoso SUV compacto, el Mercedes GLA. Se trata de un modelo vital para la compañía, pues un buen porcentaje de las ventas de toda la marca recaen sobre el GLA. Además, renovar un modelo muy exitoso nunca es del todo fácil.

El objetivo de la marca de la estrella es que su coche esté a la cabeza de entre los modelos SUV compactos premium. Para ello han enfocado el relevo generacional teniendo en cuenta cuatro puntos principales a mejorar, que son: versatilidad, eficiencia, seguridad y conectividad. Por fin hemos podido probarlo durante una semana, escogiendo para ello un Mercedes GLA 200, una variante de gasolina con 163 CV.

Así se ve el Mercedes GLA con el paquete AMG Line

En comparación con el predecesor, ahora tenemos una carrocería más corta, más ancha, más alta y con una mayor distancia entre ejes. Sus dimensiones exteriores son de 4,41 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,61 de alto, utilizando ahora una batalla de 2,73 metros. Varios párrafos más abajo veremos si estas nuevas cotas benefician o empeoran su habitabilidad.

Como se puede apreciar, a nivel estético adopta el nuevo estilo de diseño de la gama compacta de Mercedes-Benz. A esto hay que añadir que nuestra unidad lleva el paquete AMG Line, que incluye paragolpes específicos, detalles en negro, llantas bicolor de 19 pulgadas y un carácter más agresivo. En este paquete también se incluyen los discos de freno perforados.

Aunque no termina de convencerme del todo las enormes entradas de aire inferiores de la parte delantera -porque son falsas-, el frontal me parece atractivo, especialmente por la calandra principal. Los faros matriciales de LED siempre son un acierto, pero más aún si vamos a conducir de noche de forma habitual.

Ya en las imágenes se puede apreciar que más que un SUV, es un crossover. Sobre todo se nota en la vista lateral. Tenemos poca altura libre al suelo, voladizos no muy favorables y llantas de 19 pulgadas en este caso. Aunque existan versiones 4Matic, el Mercedes GLA no está pensado para salir del asfalto.

Prueba Mercedes GLA gasolina

Respecto a la parte trasera, su diseño es algo menos emocional que la parte delantera, pero me parece acertado. Eso sí, lo que me considero un fiasco total es tener un paragolpes con “difusor” al estilo Fórmula 1 y al lado dos salidas de escape ovaladas falsas… El tubo de escape real va oculto.

Tecnología, deportividad y más calidad

En el habitáculo de este Mercedes GLA, como en sus hermanos de la gama compacta, destaca la tecnología y un diseño muy moderno, juvenil y deportivo. Todo es prácticamente calcado a los Clase A, CLA, Clase B y GLB. Al fin y al cabo, son la misma base con diferentes carrocerías y puestas a punto.

Prueba Mercedes GLA 200 interior

Tenemos dos pantallas de 10,25 pulgadas y una altísima calidad. Como es habitual, la que nos encontramos tras el volante hace de cuadro de instrumentos y la central se orienta más al infoentretenimiento y configuraciones del coche. Por cierto, el cuadro acepta muchísimas posibilidades de personalización.

El volante tiene un aspecto muy deportivo y es de tacto y grosor agradable. Tenemos varios botones además de una superficie táctil a cada lado. Con la izquierda gestionamos el cuadro y variamos las informaciones y configuraciones. Mientras, con la derecha nos movemos por el infoentretenimiento.

Todo esto es relativamente sencillo de manejar. Cierto es que, si no estás familiarizado con estas tecnologías en los coches, lleva de cierto tiempo de adaptación; pero al poco tiempo lo tenemos todo bajo control.

El sistema MBUX, nuestro asistente personal

Prueba Mercedes GLA sistema MBUX

No falta tampoco el asistente por voz MBUX, que es de serie. No es tan rápido como si hacemos las gestiones por nuestra cuenta con la pantalla, pero no va nada mal. “Hola Mercedes, pon el climatizador a 23 grados”; y en apenas un par de segundos tendremos la temperatura regulada.

Otro opcional de esta unidad es la realidad aumentada en el navegador. Tenemos indicaciones mediante flechas en la pantalla central que se superponen a las imágenes recogidas por una cámara del frontal. Muy práctico. También contamos en este caso con el siempre interesante Head-Up Display.

No me olvido de la iluminación ambiental con multitud de tonos entre los que escoger. Personalmente, y aunque no es algo funcional, este detalle me gusta bastante. Se iluminan los aireadores principales con forma de turbina, la línea del salpicadero, las puertas, la consola central e incluso la zona de los pies.

Prueba Mercedes GLA aireadores turbina iluminados

La calidad de ensamblaje es muchísimo mejor que la del anterior, que era bastante pobre, sinceramente. Los materiales son acertados, con terminaciones gomosas en la zona superior y otros plásticos más duros en la parte inferior. Nada fuera de lo común. Todavía se podría elevar un punto más su calidad, pero no está nada mal.

El punto negativo llega, como en muchas otras marcas, del abuso del negro brillante. Prácticamente puedes olvidarte de mantener el interior limpio e impoluto desde el momento en que sacas el coche del concesionario… ¡Nunca lo entenderé!

Gran amplitud interior, pero no tan sobrado maletero

Prueba Mercedes GLA asientos delanteros AMG Line

En cuanto a espacio interior, las plazas delanteras son suficientemente amplias. Tenemos reglaje en altura y profundidad del volante, asientos eléctricos con múltiples ajustes, varias memorias y también calefacción. La banqueta es extensible.

No faltan varios huecos para dejar objetos y superficie de carga inalámbrica para el smartphone, que para mí ya es un opcional imprescindible en cualquier coche nuevo. Otra característica importante es que ahora es mucho más luminoso, lo que incrementa la sensación de espacio interior.

Respecto a las plazas traseras, el acceso es un pelín mejorable porque no es del todo favorable para personas mayores o de poca movilidad. Eso sí, una vez dentro sorprende el incremento de espacio respecto al anterior. Tenemos mucho espacio para piernas y también para cabeza, y eso que esta unidad lleva techo solar.

Prueba Mercedes GLA espacio plazas traseras

Lo mejor de todo es que se pueden deslizar los asientos longitudinalmente en 14 centímetros. También se puede jugar con la inclinación de los respaldos en varios grados. Por tanto, las plazas posteriores son buenas, aunque la central es más incómoda. Hay un reposabrazos central, tomas USB, salidas de aire y bolsas para colocar revistas.

Por su parte, el maletero crece un poquito respecto al anterior GLA. Las formas son prácticas, hay suelo a doble altura, argollas para sujetar la carga y alguna redecilla; a lo que debemos sumar la posibilidad de ajustar la segunda fila de asientos. Sin embargo, el volumen es de 435 litros, por lo que queda lejos de dos de sus principales rivales, como son el X1 y el Q3.

Maletero Mercedes GLA

Oferta mecánica del Mercedes GLA

El Mercedes GLA está disponible con mecánicas diésel y gasolina, además de con un híbrido enchufable de gasolina. En gasolina aparecen las versiones denominadas GLA 180, 200 y 250 (con 136, 163 y 224 CV respectivamente); mientras que en diésel solo hay dos variantes, que se llaman GLA 200 d y 220 d (con 150 y 190 CV).

La nueva variante híbrida enchufable se denomina Mercedes-Benz GLA 250 e, y es un plug-in hybrid con 224 CV y más de 60 kilómetros de autonomía eléctrica. El motor térmico es el mismo 1.33 litros que probamos en este momento, aunque con alguna ligera modificación.

Prueba Mercedes GLA 200 motor

Por último, este crossover compacto también tiene versiones deportivas. Son los conocidos Mercedes-AMG GLA 35 4Matic y Mercedes-AMG GLA 45 S 4Matic+, que dan 306 y 421 CV. Hace unos meses tuve la suerte de conducir durante unos minutos el más potente y os garantizo que es un coche con una efectividad difícil de asimilar.

Al volante: ¿Y si apostamos por el diésel?

Ya estamos al volante de este GLA de segunda generación. Lo primero, como siempre, os recuerdo que estoy probando la versión GLA 200, una de las más demandadas. Es una mecánica de gasolina de 1,33 litros que da 163 CV y 250 Nm. Es de tracción delantera y viene con el cambio doble embrague 7G-DCT. Su consumo homologado es de 6,7 l/100 km.

En cualquier caso, a pesar de su estética SUV, no es un coche apto para salir fuera del asfalto. La altura libre es muy justa y, sinceramente, no está pensado para ir por campo pese a que hay versiones con sistema 4×4 4Matic.

Prueba Mercedes GLA 200

El nuevo GLA es un coche polivalente y práctico. La marca ha apostado por una puesta a punto orientada al confort con unas suspensiones suaves. Sin embargo, en esta terminación AMG, el tarado es ligeramente más rígido, aunque sigue siendo cómodo salvo en baches muy bruscos, como tapas de alcantarilla o resaltos, donde es algo más seca.

Pero la verdad tampoco es un coche realmente dinámico en una carretera de curvas. No inclina demasiado y el límite de agarre es alto. No obstante, los asientos podrían sujetar un poco más, el motor podría ser más explosivo y también se echa de menos algo de feedback a través del volante. Transmite poca información del tren delantero.

También mejor calidad y comodidad de marcha

Prueba Mercedes GLA gasolina

Un punto positivo importante es que en esta nueva generación se ha dado un salto importante en cuanto a calidad de rodadura, con una buena pisada y un aislamiento aerodinámico bien trabajado. Ahora no hay tantos ruidos y asperezas como en el predecesor. Mientras tanto, en ciudad se desenvuelve bien; un terreno en el que ayudan mucho las cámaras y la vista cenital.

Ya que hemos citado antes su motor, se trata de una mecánica acertada para un uso tranquilo, pero me ha dejado algo frío. Declara 163 CV y 250 Nm de par, aunque da la sensación de ser un poquito perezoso. Cuando aceleramos un pelín fuerte siempre tiende a bajar marchas y a subir el motor por encima de las 3.000 vueltas, por lo que llega bastante ruido al interior.

La respuesta no es mala, pero como digo parece que es algo menos potente. Además, no intenta aprovechar el par motor a bajas vueltas. Tanto es así que en autovía a 120, si nos encontramos con alguna pendiente siempre baja a sexta o incluso a quinta. Esto se debe también a unos desarrollos largos de la caja de cambios para intentar reducir consumos.

Consumos correctos, pero el diésel solo cuesta 300 euros más

Prueba Mercedes GLA 200 parte trasera

Creo sinceramente que el motor diésel, que solo es unos 300 euros más caro, puede resultar interesante. Será algo menos refinado, pero contará con más par motor y, lógicamente, unos consumos más ajustados. Si te lo preguntas, el distintivo medioambiental es el mismo, la etiqueta C de la DGT.

Respecto a los consumos, durante esta prueba hemos obtenido una media de 6,9 l/100 km realizando una conducción normal y tranquila en prácticamente todo momento. Callejeando lo habitual es moverse alrededor de los 8 litros y en autovía estaremos en los 6,3 l/100 km más o menos.

Conclusiones

Prueba Mercedes GLA AMG Line volante

Llega el momento de ir finalizando esta prueba del GLA, y va a ser una despedida un tanto amarga. Como imaginas, ese amargor viene por su precio. El Mercedes-Benz GLA de acceso cuesta 37.800 euros, que es la versión 180 con 136 CV. Si damos el salto al motor probado, que es el 200, hay que subir hasta los 40.800 euros.

Y el problema no es solo ese, sino que, ya que te compras un Mercedes, te acabas liando con distintos opcionales. Tanto es así que, en esta unidad probada, que lleva mucho equipamiento adicional, supera holgadamente los 55.000 euros. A mí se me hace una cantidad difícil de digerir.

Por cierto, algunos de sus rivales más directos son el BMW X1, el Audi Q3, el Volvo XC40 o el Mazda CX-30.

Equipamiento de serie Mercedes GLA

Llantas 19 pulgadas AMG Mercedes GLA 200

  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Interior con elementos de adorno
  • Tapicería símil de cuero Ártico en negro
  • Cambio DCT-7G con levas en volante
  • Airbags de rodillas para conductor
  • Alfombrillas velours
  • Asientos confort
  • Frenada automática
  • Barras de techo longitudinales en aluminio
  • Thermotronic
  • Consola central con compartimento
  • Cámara de marcha atrás
  • Detector activo de cambio de carril
  • Tomas USB tipo C y de 12 voltios
  • Faros de LED High Performance
  • Sensor de luz y lluvia
  • Pantalla táctil
  • Sistema MBUX
  • Línea Progressive
  • Tempomat
  • Techo interior en tela negra
  • Tren de rodaje confort
  • Volante multifunción de cuero

Precios Mercedes-Benz GLA

Prueba Mercedes GLA 200 lateral

Denominación Combustible Motor Potencia Cambio Tracción Precio
Denominación Combustible Motor Potencia Cambio Tracción Precio
GLA 180 Gasolina 1.33 litros 136 CV Delantera 37.800 €
GLA 200 Gasolina 1.33 litros 163 CV 7G-DCT Delantera 40.800 €
GLA 250 4Matic Gasolina 2.0 litros 224 CV 8G-DCT 4Matic 51.150 €
GLA 200 d Diésel 2.0 litros 150 CV 8G-DCT Delantera 41.125 €
GLA 200 d 4Matic Diésel 2.0 litros 150 CV 8G-DCT 4Matic 43.450 €
GLA 220 d 4Matic Diésel 2.0 litros 190 CV 8G-DCT 4Matic 45.450 €
GLA 250 e Híbrido enchufable gasolina 1.33 litros 218 CV 8G-DCT Delantera Por confirmar
AMG GLA 35 4Matic Gasolina 2.0 litros 306 CV AMG SpeedShift DCT 4Matic 63.950 €
AMG GLA 45 S 4Matic+ Gasolina 2.0 litros 421 CV AMG SpeedShift DCT 4Matic+ 84.875 €

Opinión del editor

Mercedes-Benz GLA 200
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
37.800 a 84.875
  • 60%

  • Mercedes-Benz GLA 200
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 16 de noviembre de 2020
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 85%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 90%
  • Maletero
    Editor: 65%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 40%

Pros

  • Gran habitabilidad interior
  • Infoentrentenimiento
  • Multitud de asistentes a la conducción

Contras

  • Precio elevado
  • Maletero justo respecto a rivales
  • Reprís del motor

Galería Mercedes GLA 200 AMG Line


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.