Prueba Mercedes SLK 200, descapotable para todo el año

El Mercedes-Benz SLK de esta prueba es la tercera generación del descapotable biplaza de Mercedes. Comparte muchos elementos mecánicos (elementos del motor, chasis, amortiguación, etc.) pero su aspecto interior y exterior ha cambiando notablemente. También dispone de más equipamiento que antes, y sobre todo un menor consumo. Como en el resto de descapotables modernos, la lucha contra el aire frio y las turbulencias está muy avanzada, siendo posible circular sin capota en más ocasiones de lo habitual.

Agradecemos a Muvesa, concesionario Mercedes Benz en Valladolid, facilitarnos el coche para la prueba

Carrocería y diseño.

Los cambios estéticos exteriores son patentes en el nuevo Mercedes SLK, con líneas más elegantes y a la vez agresivas. Incluso las unidades menos equipadas emanan aire de ser un “coche caro”. Como es habitual en el SLK, destaca el largo capó sobre la recortada zaga, con una cabina retrasada y una línea de cintura alta en relación a la altura total del coche.

Los trazos rectos del capó contribuyen a aumentar esa sensación. Tanto con el techo rígido puesto como con él plegado en el maletero, la silueta del SLK es muy atractiva, un coche de los que hacen girar la cabeza por la calle.

Interior y habitáculo.

El SLK es un descapotable biplaza, por lo que no podemos esperar milagros. Aún con todo, espacio para los ocupante está muy bien resuelto de forma que se tenga sensación de gran amplitud. Se ha aprovechado hasta el último milímetro para dar espacio a los ocupantes, esto se nota en que por ejemplo, casi no se puede manipular el mando del respaldo del asiento sin abrir la puerta, porque el espacio entre el borde del asiento y la carrocería es ínfimo.

El resultado es que una persona de 1,80 y 90 kg de peso como yo se siente muy a gusto en su interior, tanto por altura como por anchura. La regulación en altura del asiento es bastante amplia y nos ayudará a ganar centímetros con el techo, si así lo deseamos.

Los materiales del interior no admiten casi pegas y visualmente resulta espectacular, sobre todo en esta unidad que combina cuero beige con detalles de aluminio pulido. No es un color muy sufrido, pero tampoco tiene por qué deteriorarse en exceso con el paso de los años. En su diseño se combina la modernidad de algunos mandos e indicadores con detalles retro, como la radio con dial “analógico” a la antigua usanza, pero proyectado en una gran pantalla digital a todo color (curioso cuanto menos). El tacto de los mandos básicos (luces, intermitentes, limpias, etc) es muy agradable, pero otros, como algunos botones del climatizador tienen un aspecto de plasticorro que desluce el conjunto.

Mención aparte merecen los asientos, en los que es fácil encajar como un guante. Me han encantado, sinceramente.

La capacidad del maletero varía de 335 a 225 litros, según esté la capota puesta o no, más o menos lo que se puede esperar de un coche así.

 

Continuará…

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *