Prueba MINI John Cooper Works, 231 CV ¡EN CIRCUITO! (con vídeo)

Prueba MINI JCW 2023

MINI siempre dice que sus coches tienen un tacto de conducción muy directo, similar al de un kart. Para comprobar si esto es cierto o si es puro marketing, hemos pedido a la firma británica todo un MINI John Cooper Works, también conocido como MINI JCW, y nos hemos venido a una pista de karts; concretamente al karting Ariza Racing Circuit, en Fuensalida (Toledo).

No nos vamos a entretener demasiado, pero sí es importante repasar algunos datos y detalles principales antes de buscar los límites en la pista. Porque en esta ocasión estamos con el MINI más prestacional de todos, pero la gama es amplia con distintos niveles de potencia e incluso tipos de motores. Sí, ya hay una versión totalmente eléctrica.

Un repaso rápido a la gama MINI (3 puertas)

El MINI 3 puertas tal y como lo conocemos no tiene mucho recorrido por delante, pues la apuesta de la marca británica va muy orientada a la electrificación. Ese ha sido otro motivo para probarlo a fondo, el saber que dentro de no mucho tiempo dejará de hacer ruido. Veremos hasta qué momento sigue ofreciendo estas versiones tan deportivas con motor térmico.

Dicho esto, el MINI más pequeño está disponible actualmente en versión Cooper de 136 CV, Cooper S de 178 y John Cooper Works -o JCW- con 231 CV. Hace unos años se puso a la venta el John Cooper Works GP, una edición limitada a sólo 3.000 unidades para todo el mundo, prácticamente una bestia de competición con nada menos que 306 CV. Ahora mismo también hay una variante totalmente eléctrica, el MINI Cooper SE con 184 CV y, a decir verdad, no demasiada autonomía eléctrica.

Prueba MINI John Cooper Works trasera

Pero vamos a centrarnos en el que hoy probamos, en el John Cooper Works. Es la variante más deportiva disponible en la actualidad y tiene un precio de partida de 43.770 euros. No, no es precisamente barato y, además, es casi inevitable comprarse un MINI y no sumar unos cuantos extras para ponerlo así de guapo. En este caso ronda los 50.000 euros.

MINI JCW, datos técnicos y prestaciones

Si abrimos el capó tenemos un 2.0 litros turbo de gasolina. Resulta llamativo, porque ya hay muy pocos coches pequeños con estas cilindradas. Si seguimos repasando datos, este bloque que monta el JCW desarrolla 231 CV entre 5.200 y 6.200 vueltas, además de 320 Nm de par entre 1.450 y 4.800 revoluciones por minuto.

Prueba MINI JCW 231 CV

Es importante destacar que todo este torrente pasa siempre por una caja de cambios de 8 marchas de tipo convertidor de par y que se envía exclusivamente al eje delantero. Ahora veremos si este coche de apenas 3,8 metros es capaz de canalizar toda la potencia al suelo.

En cuanto a prestaciones se refiere, hablamos de 246 km/h de velocidad máxima y un 0 a 100 en 6,1 segundos, que ya está bastante bien diría yo. El consumo medio homologado es de 6,8 litros.

Ya os dije que no me iba a entretener demasiado, así que vamos a conducirlo en pista, donde no tendremos problema en buscarle todas las cosquillas a esta pelotilla de 231 CV.

Calentamiento con el MINI John Cooper Works

Prueba MINI JCW lateral

Otros detalles a tener en cuenta. Es un MINI y mide casi, 3,9 metros. Es decir, es un utilitario del segmento B, del tamaño de un Renault Clio, por poner un ejemplo. Por lo tanto, el concepto de coche muy pequeño y muy ligero del modelo original ya no está presente. De hecho, el JCW pesa más de 1.350 kilos.

Pero si nos vamos a lo que realmente nos importa en este coche, tenemos cosas a destacar. Lo primero es que cuenta con un diseño neoretro que gusta muchísimo, pudiendo personalizarse un montón a base de colores, franjas y vinilos. En estos acabados deportivos se añaden los paragolpes ensanchados, labios aerodinámicos, un marcado alerón trasero y ese difusor con dos salidas de escape centrales que, la verdad, me encantan.

Prueba MINI John Cooper Works interior

En el interior también está muy actualizado a nivel de tecnología pese a un cuadro digital que no me gusta demasiado. Las calidades son muy buenas si tenemos en cuenta que es un segmento B y la verdad es que crea un ambiente muy deportivo.

Llevamos unos asientos de corte deportivo, vamos sentados muy cerquita del suelo, el volante es grueso y la botonería al más puro estilo aeronáutico mola un montón. Eso sí, las levas que ni siquiera pretenden disimular que son plástico puro y duro… Digamos que se podrían haber esforzado un poquito más.

Ahora sí, vamos a exprimir este MINI JCW en circuito

Una dirección realmente directa

Prueba MINI JCW circuito

Pasamos al modo Sport de conducción y metemos el cambio secuencial. Comenzamos a apretar y lo primero que tengo que mencionar sí o sí es la dirección. Y por varios motivos. En primer lugar porque es muy directa. Te hace falta girar muy pocos grados el volante para que el coche gire un montón. Estamos en un karting, con curvas muy cerradas para un coche de calle y aun así puedo hacer prácticamente todo el circuito sin soltar las manos de las “2 menos 10”.

Además, es importante mantener el volante siempre bien sujeto. Este coche tiene muchísimo par desde abajo, 320 Nm, y sólo tracción delantera, por lo que al acelerar fuerte saliendo de la curva se generan ciertos movimientos parásitos, lo que conocemos como Torque Steer.

No queda ahí la cosa, porque es una dirección bastante dura, bastante pesada. Me gusta que las direcciones tengan bastante peso, pero es cierto que al maniobrar o aparcar con este coche me resulta un poco exagerado, incluso en los modos de conducción más relajados.

Motor con gran empuje en todo el abanico de revoluciones

Prueba MINI John Cooper Works trasera

Ya que he mencionado el Torque Steer, vamos a hablar del motor. Recuerdo: 231 CV al tren delantero y 320 Nm desde bien abajo. Esto confiere al motor un rango de revoluciones de utilización muy amplio y no es necesario llevarlo a la zona más alta del cuentavueltas.

¿Cuál es el problema? Pues que en curvas lentas si el asfalto está muy frío, puede generar pérdidas de tracción. Hay que acelerar con suavidad y aguantar hasta tener el volante recto para abrir gas a fondo. Además, hay que tenerlo en cuenta porque al carecer de diferencial autoblocante mecánico, tira de frenos para mejorar la tracción, y podemos sobrecalentar los discos y pastillas. De todos modos, se nota que cuando las ruedas y la pista cogen temperatura, engancha bastante mejor.

El motor empuja una barbaridad y además la caja de cambios acompaña con cambios rápidos, un buen escalonamiento de las marchas y un modo secuencial bastante real que no sube a la siguiente marcha automáticamente si llegamos al corte. Lo único que pediría es un sonido de escape un poco más agresivo, porque la verdad es que va muy capado.

Un chasis rígido ideal para rodar en pista, ¿pero para la vía pública?

Prueba MINI JCW detalles interiores

Si pasamos al chasis, es una auténtica maravilla. Lleva un chasis muy rígido que no torsiona nada y que casa perfectamente con el concepto del coche y con la puesta a punto de la suspensión.

Por cierto, llevamos un esquema McPherson delante y multibrazo detrás. El coche gira realmente plano, cambia de apoyo de forma instantánea y el morro muerde en el sitio exacto en el que le pedimos. No se le amontona nada de trabajo a este coche.

Solo aparece el subviraje si entremos realmente colados y sin meter el peso suficiente en el eje delantero, y además permite que la trasera se descuelgue lo justito para divertirnos o para colocar el coche en su sitio si cortamos el gas de golpe.

Una pena no tener un freno de mano de toda la vida, de palanca, para imitar a la peli The Italian Job.

El problema de este tipo de suspensión es que funciona muy bien si el asfalto está perfecto, como en este karting, pero en carretera abierta si el suelo está un algo roto tiende a descolocarse un poco y a rebotar. No es extremo, pero lógicamente callejeando se siente bastante firme y penaliza un poco el confort, pero bueno, para eso está el Cooper S que es también muy potente aunque más civilizado.

Sin autoblocante mecánico, pero con unos frenos muy efectivos

Prueba MINI JCW frenos brembo

En cuanto a los frenos, llevamos un equipo firmado por Brembo con pinzas de cuatro pistones en el tren delantero. Tiene tacto tirando ligeramente a durito que siempre se agradece en coches deportivos, pero lo mejor de todo es que nos han mostrado una resistencia a la fatiga enorme.

Lógicamente se han recalentado un pelín, por lo que de vez en cuando los vamos dejando refrigerar cada poco tiempo, pero la verdad es que muy satisfactorio también en este apartado.

Tened en cuenta que este escenario es el que más castiga a los frenos. Una pista con pocos metros de recta para un coche de calle, frenando fuerte cada pocos segundos y sin diferencial autoblocante mecánico. Pese a ello, como digo, han ofrecido un rendimiento muy, muy bueno.

Y hablando de frenos y refrigerar, tras un rato bastante intenso de conducción, voy a ir parando porque veo si me sigo emocionando voy a devolver el coche a los chicos de MINI con los neumáticos y los frenos un poco pasados.

Conclusiones tras probar el MINI JCW

Prueba MINI John Cooper Works escape

De conducción deportiva, nada más puedo añadir. Ya lo habéis visto. Incluso en una pista exigente para un chasis y frenos como es un karting, no se le atraganta para nada y muestra un rendimiento enorme. ¿Qué pasa con él en el día a día?

Pues es un coche utilizable a diario, sí, pero tienes que tener en cuenta varios factores. El primero es el espacio. Ojo, que mide prácticamente lo que un Renault Clio, pero las plazas traseras son poco útiles, prácticamente es un 2+2 y es algo muy a tener en cuenta. Lo mismo ocurre con el maletero, que es muy, muy justito con apenas 211 litros de capacidad.

Sinceramente el consumo es algo que nos ha sorprendido positivamente. A ver, haciendo todo esto lógicamente se va a disparar, pero en autopista a 120 se estabiliza en 6 litros, que es un dato muy bueno. Callejeando sí sube hasta 8 o 9, pero es que no se le puede pedir menos.

Prueba MINI JCW detalle logo

Lo que creo que es imperdonable es el tema del precio. Hace no tantos años un MINI JCW estaba por unos 30.000 euros aproximadamente, mientras que ahora parte por encima de los 43.000. Todos los coches están caros actualmente, pero… me parece una pasada, la verdad.

A la pregunta de si yo me lo compraría. Dejando a un lado el tema del precio actual, diría que no. Personalmente me iría a por un Cooper S, que es algo más civilizado para el día a día, es más barato y ya ofrece una respuesta más que interesante con buenas dosis de diversión.

Agradecimientos a Ariza Racing Circuit por la cesión de sus instalaciones.

Precios gama MINI 3 puertas

MINI John Cooper Works track

Versión Motor Cambio Precio
Versión Motor Cambio Precio
Cooper 1.5 litros 136 CV Manual 27.900 €
Cooper 1.5 litros 136 CV Steptronic 29.700 €
Cooper S 2.0 litros 178 CV Steptronic 34.560 €
John Cooper Works 2.0 litros 231 CV Steptronic 43.700 €
SE Eléctrico 135 kW (184 CV) 37.940 €

Opinión del editor

MINI John Cooper Works
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
27.900 a 43.700
  • 60%

  • MINI John Cooper Works
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 95%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 70%
  • Plazas traseras
    Editor: 35%
  • Maletero
    Editor: 40%
  • Mecánica
    Editor: 95%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 60%
  • Precio
    Editor: 35%

Pros

  • Prestaciones y comportamiento
  • Diversión al volante
  • Estética muy llamativa

Contras

  • Precio muy elevado
  • Ausencia de autoblocante mecánico
  • Poco sonido de escape

Galería MINI John Cooper Works


Síguenos en Google News

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.