Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV, lógica antesala al GTI

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

En ocasiones tenemos que decidir entre deportivo y polivalente. Y cuando escogemos y tiramos hacia el lado más deportivo, tenemos que elegir entre usable y radical. Afortunadamente hoy en día lo deportivo no tiene por qué estar reñido a lo radical y, muchas veces, lo irracional. Es el caso del Peugeot 308 GT que ponemos a prueba esta semana, un modelo de corte deportivo sin todos los inconvenientes que ello conlleva. Estamos ante la variante gasolina 1.6 THP de 205 caballos.

Ya lo probamos en su presentación en Segovia y nos dejó convencidos si lo que buscábamos era un toque dinámico y buenas prestaciones sin renunciar a la usabilidad del día a día. El 308 GT es a Peugeot lo que el Golf GTI es a Volkswagen, sólo que un poco más recatado por prestaciones, potencia e imagen. También en precio. ¿Es esto suficiente?

Lo justo

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

En imágenes el Peugeot 308 GT puede pecar de algo soso y discreto. Al fin y al cabo la gran mayoría de compradores querrán que su coche se diferencie de los modelos más mundanos. Sin embargo, en viso el 308 GT tiene un algo, un algo que toma la forma de detalles deportivos y exclusivos aquí y allá que le hacen francamente merecer el apellido que lleva.

El paragolpes delantero es idéntico al resto en formas básicas, pero estrena molduras en color negro brillante y una pieza exclusiva, los intermitentes de iluminación secuencial. Es decir, los LED van encendiéndose hacia el exterior. LED también es la iluminación principal y diurna, todo ello integrado en unos grupos ópticos que enmarcan una parrilla exclusiva que ahora integra el logotipo de la marca, en vez de ir colocado en el capó.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

En los laterales aparecen unas nuevas taloneras, que no son más que unos acertadísimos añadidos, y unas llantas diamantadas exclusivas de 18 pulgadas. Es atrás donde esconde su lado más agresivo en aspecto, aunque déjame decirte que las novedades frente al un 308 estándar se reducen a una. Sí, los escapes que aparecen en la zona de plástico negro brillante son la novedad. Pero cuidado, son únicamente unos adornos que nada tienen que ver con el escape real. Todo sea dicho, la trampa está realizada de forma exquisita y es un detalle que pasa desapercibido.

En líneas generales, y pese a los justos detalles que lo diferencian de un 308 estándar, este GT se muestra deportivo, o al menos lo suficiente como para colmar al cliente tipo de un deportivo sin estridencias. La suspensión rebajada, además, aumenta el efecto de coche ancho y pegado al suelo. Las familias tendrán en su haber la versión familiar SW también con este acabado pero con mayor espacio interior. Con ambas mecánicas.

Confort

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

No es la primera vez que un coche francés dedica su tiempo a ofrecer el máximo confort a sus ocupantes. Esta no es la excepción a pesar de sus tintes deportivos. El habitáculo apenas difiere de un 308 convencional, salvo por detalles diferenciadores que se centran en la imagen y el acabado. Hablamos por ejemplo de los logotipos GT repartidos por varios lugares, el techo acabado en negro o las costuras en rojo a contraste con la tapicería oscura.

El resto es similar a cualquier otro Peugeot 308, pero no por ello desagradable. La distribución de mandos es idéntica, con un diseño minimalista que centra las funciones en la pantalla táctil. Hace falta acostumbrarse pero no estaría de más mantener algunos controles físicos como los de la climatización. El sistema multimedia con navegador de serie funciona francamente bien y la pantalla atiende rápidamente a nuestras órdenes. En fácil, además, conectar el teléfono móvil al sistema del coche.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Frente a nosotros cae un volante de muy pequeño tamaño, como es ahora habitual en Peugeot, y que agradeceremos tratándose de un modelo deportivo. El cuadro de mandos es fácil de leer pero hay que hacerse al movimiento inverso del reloj de las revoluciones. Por lo demás, incorpora de serie el Driver Sport Pack, que se activa con un botón y modifica algunos parámetros del coche como la dirección o la reacción del acelerador. Si de calidades hablamos, las comparte con el resto de 308, con unos acabados a la cabeza de su segmento.

El espacio disponible en el interior es destacable en las plazas delanteras, pero también en las traseras si atendemos a altura para la cabeza y a espacio para las rodillas. La anchura atrás no es tal, como viene siendo habitual, pero tres adultos de pequeño tamaño podrían realizar un trayecto con garantías. Los asientos delanteros son deportivos, sujetan bien y parecen llevar los reposacabezas integrados. El maletero, por último, cubica 432 litros.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Paso previo al GTI

Hasta la llegada del 308 GTI el Peugeot 308 GT era el modelo más deportivo de la gama. Y en realidad nunca ha tenido tanto sentido como ahora. Es un paso previo a lo más deportivo, a lo que Peugeot Sport ha vuelto a apodar y a lo más radical de la marca en cuanto a compacto. La racionalidad, como bien se puede observar, es uno de los puntos más fuertes de este GT.

Ya lo comprobamos en su presentación, se trata de un coche ágil pero sin estridencias, una configuración que permite jugar más con el coche a la vez que no te exime de realizar trayectos cotidianos con total comodidad. Incluso viajes. A lo largo de la semana de pruebas precisamente ha sabido mostrar que es un coche cómodo en todos los aspectos. Dentro de lo deportivo es claramente burgués.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Pero esa es la filosofía de este modelo. La suspensión me ha sorprendido por un tarado capaz de mover el coche con agilidad y elegancia cuando decidimos ir rápido. La dirección ayuda, a mi parecer, a través de ese diminuto volante que aumenta la sensación de precisión. El modo Sport la endurece y consigue un tacto excelente, aunque no estaría de más una mayor información a las manos, algo extensible a prácticamente todo el grueso de modelos actuales.

Una vez circulamos rápido por tramos de curvas nos damos cuenta de que es un coche bastante neutro y no se muestra pesado. De hecho pesa poco menos de 1.300 kilos, una muy buena cifra. La suspensión, otra vez, vuelve a la carga para eliminar buena parte del balanceo, factor que queda aún más atenuado por la sujeción de los asientos. No es seca, ni en zonas rotas ni en badenes, aunque las ondulaciones de la carretera son palpables, como es lógico.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

El motor es un viejo conocido en PSA, un bloque 1.6 THP sobrealimentado de 4 cilindros, 205 caballos de potencia y 285 Nm de par. Destaca por las mismas dos cosas: su elasticidad y su consumo. Es elástico hasta decir basta, cosa negativa y positiva a la vez. Negativa porque no es un motor puntiagudo, un motor que te exija estar pendiente del cambio. Positiva precisamente porque elimina la necesidad de echar mano al cambio. Una caja de cambios, por cierto, de 6 velocidades de desarrollos largos y un tacto agradable pero no especialmente deportivo por unos recorridos largos de la palanca.

Desde poco más de 1.500 vueltas tenemos a nuestra disposición una mecánica viva y capaz, todo ello sin desfallecer hasta poco antes de la zona roja. Punto, por cierto, a criticar con el modo Sport activado. El cuadro pasa los números a rojo y se elimina así la zona roja del cuentavueltas, temperatura o nivel de combustible. Dicho esto, sorprende cómo reacciona el coche en segunda a las órdenes del conductor, sin perder además excesiva tracción de forma natural. En otras palabras, debido a su linealidad, fuerza y relaciones de cambio, podemos afrontar un tramo de curvas en tercera velocidad con garantías.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

El consumo es su otro punto destacable. Aunque Peugeot anuncia un consumo homologado de 5,6 l/100 km para este 308 GT, la realidad es que nosotros hemos conseguido una media de 6,2 l/100 km realizando un trayecto de poco menos de 600 kilómetros, conducción normal, y conducción deportiva puntual. En ciudad es complicado bajar de 8 l/100 km, mientras que en carretera rondar los 5-5,5 l/100 km es habitual. Cuenta con sistema Stop/Start que funciona de forma satisfactoria, aunque no tan tajante como lo hace en los modelos diésel del grupo.

¿Verdaderamente deportivo?

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Peugeot nos vende un 308 GT con un sello deportivo. Nos vende un coche jovial, de aspecto agresivo y un comportamiento ágil pero, ¿es verdaderamente deportivo? No del todo. La realidad es que quedas con la sensación de ser más un coche rápido que deportivo, aunque cualidades no le faltan para pasar un buen rato al volante. Sin embargo, algunos detalles empobrecen el conjunto en este sentido.

Me refiero por ejemplo al sonido. Es inexistente. Entre los escapes falsos y este sigilo a veces cuesta entender por qué llevamos entre manos un coche son una suspensión más rígida que un 308 corriente o una dirección con un tacto tan afable. No importa que vayamos en la zona alta del cuentavueltas, el aislamiento es absoluto, y tampoco se ha querido trabajar en redondear el ronroneo del motor.

No, el Driver Sport Pack no soluciona el asunto. El endurecimiento de la dirección es exquisito, como también lo es la respuesta más viva del acelerador o las nuevas “metrías” relativas a la conducción. Pero el sonido mejorado, amplificado, si fuera una opción individual no pagaría ni loco por ella. Pasamos del silencio a un sonido amortiguado y muy artificial. Casi suena a tricilíndrico. Es más, en la propia presentación ya me di cuenta que casi suena mejor esta amplificación en el 308 GT con motor diésel que en este de gasolina.

Conclusiones

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Pese a este último párrafo, aún dándole personalmente mucha importancia al sonido en un coche de carácter deportivo, el coche en su conjunto me parece una excelente opción. Consigue ser discreto para el que no busque más que prestaciones, un consumo contenido y viveza de reacciones.

No es un coche radical, tampoco nos lo vende así Peugeot y ya nos ofrece su GTI de última hornada. Aunque sí me hubiese gustado un toque de carácter más. El tacto del motor es exquisito, pero no estaría de mal un desarrollo del cambio algo más corto y vivo. Claro está que los consumos mandan, y ciertamente esto ayuda a haber conseguido una cifra tan buena. El sonido, sin duda es una de sus mayores pegas.

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Por otra parte, el tarado de la suspensión no tiene pega alguna, como tampoco la dirección, por lo que Peugeot ha sentado bien las bases para su producto más deportivo con apellido GTI. Interesante es que Peugeot nos ofrezca dos carrocerías para el GT, del mismo modo que también hace lo propio con un motor diésel HDI de 180 caballos. En teoría el gasolina es casi un segundo más rápido en aceleración, pero los consumos no tienen color, homologando sólo 4 l/100 km el BlueHDI. Eso sí, va asociado únicamente a una transmisión automática.

El caso es que uno de sus rivales más próximos es el Volkswagen Golf GTI, un compacto con unas aspiraciones similares, ser un paso previo al más gordo de la gama. Comparándolos, el Peugeot está a la par en interiores y agilidad, pero se desmarca en potencia y prestaciones. Eso sí, la diferencia de precio se acerca a los 6.000 euros a favor del francés.

Equipamiento Peugeot 308 GT

Peugeot 308 GT

  • Sensores de parking delanteros y traseros
  • Faros antiniebla
  • Faros Full LED
  • Limitador de velocidad y control de crucero
  • Acceso y arranque sin llave
  • Climatizador bizona
  • Sensores de luz y lluvia
  • Freno de mano eléctrico
  • Navegador con pantalla táctil de 9,7 pulgadas
  • Llantas de 18 pulgadas

Precios Peugeot 308 GT

Prueba Peugeot 308 GT 1.6 THP 205 CV

Modelo Motor Cambio Combustible Precio
308 GT 1.6 THP 205 CV Manual Gasolina 26.250 euros
308 GT 2.0 BlueHDI 180 CV Automático EAT6 Diésel 28.650 euros
308 GT SW 1.6 THP 205 CV Manual Gasolina 27.250 euros
308 GT SW 2.0 BlueHDI 180 CV Automático EAT6 Diésel 29.650 euros

Opinión del editor

Peugeot 308 GT THP 205 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3.5 estrellas
26.250 a 28.650

    • Peugeot 308 GT THP 205 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 14 de septiembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 70%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 80%
    • Plazas delanteras
      Editor: 75%
    • Plazas traseras
      Editor: 65%
    • Maletero
      Editor: 75%
    • Mecánica
      Editor: 85%
    • Consumos
      Editor: 75%
    • Confort
      Editor: 70%
    • Precio
      Editor: 85%

    Resumen: El Peugeot 308 GT es, por definición, un compacto GTI con una mecánica gasolina 1.6 THP de 205 caballos. Destaca por su agilidad y puesta a punto sin perder comodidad, además de unas prestaciones y consumos interesantes en el día a día.


    Pros

    • Tarado de suspensiones
    • Respuesta lineal
    • Precio

    Contras

    • Sonido
    • Relaciones de cambio largas

    Galería de imágenes:

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *