Prueba Seat Ibiza 1.0 TSI 110 CV

Prueba Seat Ibiza

El Seat Ibiza ha sido el máximo representante de la marca de Martorell en las cuatro últimas décadas. Cierto es que ahora el Arona le supera en volumen de ventas anuales, pero el Ibiza sigue siendo con diferencia el coche más vendido en la historia de la marca con más de 6 millones de unidades. Sí, incluso más que el mito, el Seat 600.

Este utilitario fabricado en Barcelona presentó su quinta generación en 2017, acumulando ya unos cuantos años. Por ello, en la segunda mitad del pasado 2021 actualizaron el modelo con un restyling, introduciendo mejoras de equipamiento y leves variaciones estéticas. En este caso probamos el Seat Ibiza 1.0 TSI de 110 CV con cambio manual, una de las opciones más interesantes.

¿De verdad es un restyling? Los cambios son mínimos

Prueba Seat Ibiza delantera

No es sencillo encontrar notables diferencias del actualizado Ibiza con las variantes pre-restyling. Hay que tener en cuenta que esta unidad está configurada con el nivel de acabado Xcellence, el más elegante, que Seat ha dejado de comercializar hace apenas unos días en este modelo con el objetivo de reducir sus emisiones de CO2.

Lo que sí es importante mencionar es que todos los Ibiza ya traen iluminación “Eco LED” de serie, siendo Full LED en las terminaciones superiores.

Lo cierto es que hay que ser muy observadores para distinguir entre las versiones anteriores y las actualizadas, fijándose en detalles concretos como el diseño de algunas llantas nuevas, la inscripción manuscrita del nombre del modelo en el portón o el nuevo logo de la marca SEAT, con terminación mate en la zona central y brillante en los bordes.

Prueba Seat Ibiza inscripción

Como es lógico, las dimensiones exteriores tampoco cambian, manteniéndose en 4,06 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,44 de alto, con una batalla de 2,56 metros. Por si aún quedaba alguna duda, el Seat Ibiza es un claro modelo del segmento B, donde pelea con los Renault Clio, Peugeot 208, VW Polo, Hyundai i20, Skoda Fabia, Opel Corsa o Ford Fiesta entre otros.

En el interior sí se notan las mejoras, especialmente en tecnología

Bastante mayor es la actualización en el interior, con un estilo mucho más tecnológico. Lo primero a mencionar es el nuevo cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas, el cual es personalizable y con varias opciones de visualización. Es opcional en las variantes intermedias y de serie en las superiores.

Prueba Seat Ibiza interior

Del mismo modo, la pantalla táctil integrada del salpicadero que veíamos hasta ahora se ha sustituido por otra de estilo flotante, que llega hasta las 9,2 pulgadas en las variantes más equipadas. Mediante esta posición más alta se reducen las distracciones y se mejora la visibilidad de la misma. Por cierto, viene con Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico.

Pese al mayor tamaño y protagonismo de esta nueva pantalla principal, el Seat Ibiza mantiene los mandos independientes para el climatizador. Todo un acierto, no como en el León, por ejemplo. Justo por debajo tenemos un hueco de carga inalámbrica para el móvil y un par de tomas USB-C.

Artículo relacionado:
Prueba Seat León FR 1.5 eTSI 150 CV DSG 7v 5 puertas (con vídeo)

Algunos otros nuevos detalles que se incorporan en el restyling del Seat Ibiza son, por ejemplo, los aireadores principales iluminados para las versiones superiores. No es que sea algo realmente importante, pero son de esos detalles que quedan bien en el interior de cualquier coche, especialmente en la noche.

Prueba Seat Ibiza interior

Para rematar, el tacto y apariencia de los materiales en líneas generales está a un nivel correcto. Obviamente queda en un peldaño por debajo de coches como el Volkswagen Polo, escuchando algunos ruidos al presionar en ciertos plásticos y puntos del salpicadero, pero al fin y al cabo estamos en un coche utilitario de marca generalista. Además, hay algunos materiales mullidos en las zonas superiores; no se le puede pedir mucho más en ese sentido.

En habitabilidad y maletero el Ibiza sigue siendo de los mejores

Como ya estarás imaginando, al ser sólo un restyling y mantenerse las cotas principales de la carrocería, no hay cambios en habitabilidad. En ese aspecto, el Seat Ibiza es un coche que cumple satisfactoriamente, con un buen aprovechamiento de las dimensiones. Las plazas delanteras son suficientes para tallas dentro de la normalidad y hay buenos huecos portaobjetos.

Prueba Seat Ibiza plazas traseras

En la segunda fila también hay un espacio correcto. Con el asiento del conductor ajustado a mi 1,76, sentándome en la plaza trasera tengo hueco de sobre para las piernas y rodillas, pudiendo colocar también los pies por debajo del asiento. Para la cabeza no voy ni mucho menos agobiado, pues queda bastante margen. Creo que personas de 1,80 o incluso ligeramente más altas pueden ir con relativo confort aquí detrás.

Como es lógico, tres adultos no irán cómodos en las plazas posteriores. Primero porque la anchura no es el punto fuerte de ninguno de estos utilitarios y en segundo lugar porque el túnel de transmisión es grande e intrusivo para que el ocupante central coloque sus pies.

Y ya si echamos un vistazo al maletero, sigue cubicando 355 litros, que es mucho y además es fácilmente aprovechable por sus formas. No es el más grande de toda la categoría, pero sí de los más voluminosos y aprovechables. Ten en cuenta que su hermano mayor, el León, cubica 380 litros.

Prueba Seat Ibiza maletero

Los motores disponibles en el Seat Ibiza: ni diésel ni electrificados

La oferta mecánica del Seat Ibiza no es demasiado amplia, pues se echa de menos que, por ejemplo, haya disponible alguna opción diésel para aquellos clientes que hagan muchos kilómetros a lo largo del año. Una pena que la mayoría de marcas estén apartando totalmente estas opciones.

La motorización más accesible es el 1.0 MPI de tres cilindros sin turbo y con 80 CV. El siguiente escalón es el 1.0 TSI de 110 CV, que sin duda es la opción preferida por la gran mayoría de clientes del Ibiza, pudiendo escogerse tanto con cambio manual como con el DSG. Y así damos paso al más prestacional, el 1.5 TSI de 150 CV, que sólo se combina con el DSG de 7 marchas.

Prueba Seat Ibiza motor TSI 110

Por otro lado, el Seat Ibiza sigue ofreciendo la variante 1.0 TGI 90, que como sabéis recurre al GNC como combustible. También tiene un depósito de gasolina, pero es pequeño (sólo 9 litros), pues esta versión está pensada para sacar el máximo rendimiento al sistema de Gas Natural Comprimido.

Es una lástima que ninguna de las versiones de gasolina cuente con algún tipo microhibridación, pues de este modo no podemos tener un Ibiza de gasolina con la pegatina Eco de la DGT, que tan preciada es en las grandes ciudades. Sólo la variante de gas natural la recibe, el resto llevan la etiqueta C.

Al volante del Seat Ibiza

El Seat Ibiza se ha caracterizado en las últimas dos generaciones por ser un coche muy completo y polivalente; es decir, que se siente muy ágil para callejear, pero que a su vez transmite confort y estabilidad tanto en autopista como a la hora de afrontar una carretera sinuosa.

El motor 1.0 TSI es el ideal, sin duda

Prueba Seat Ibiza lateral

Esta versión mecánica es la más recomendable, la más equilibrada. El motor 1.0 TSI da sus 110 CV a 5.500 vueltas, aunque lo más interesante es su par motor de 200 Nm entre 2.000 y 3.000 revoluciones por minuto. Por debajo de las 1.800 rpm se siente perezoso, pero justo en ese régimen se nota la entrada del turbo y empuja con bastante alegría.

De hecho, para realizar una conducción relativamente alegre, no hace falta llevarlo muy alto de vueltas, sino evitar que caiga por debajo de las 2.000. Obviamente, si queremos las máximas prestaciones para adelantar, por ejemplo, ya sí tenemos que subirlo arriba, aunque la diferencia de entrega no es enorme.

Probablemente la única pega que se le puede poner a esta mecánica es que vibra un poco a ralentí, llegando dichas vibraciones cuando el motor está frío al asiento y al volante. Del mismo modo, también tiende a dar algún que otro tirón al arrancar desde parado en cuesta, pero esto es algo bastante común con estos motores de tres cilindros sobrealimentados.

Prueba Seat Ibiza gasolina 110 CV

Luego, en vías rápidas ofrece unas recuperaciones decentes y no se muestra rumoroso ni transmite la sensación de ir “forzado”. De hecho, parece sentirse muy a gusto a velocidades relativamente altas. Y hablando de circular a velocidades altas, en autopista no llega demasiado ruido aerodinámico al habitáculo, siempre teniendo en cuenta que es un coche del segmento B.

El chasis y su equilibrio

Pero no vale sólo con un buen motor, hay que tener un buen chasis. En este aspecto, el Seat Ibiza recurre a la plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen, compartida con el Polo y el Fabia, entre otros.

Artículo relacionado:
Prueba Ford Fiesta 1.0 Ecoboost 125 CV Titanium (con vídeo)

Prueba Seat Ibiza Xcellence

Puede que no sea tan divertido de conducir como un Ford Fiesta, pero a cambio logra ese equilibrio entre agilidad a ritmo alto y aplomo en carretera. Se defiende sorprendentemente bien en ambas circunstancias. Es cómodo, estable y a la vez ágil.

Lo único reprochable es que el feeling de la dirección no termina de estar a la altura de lo que puedes esperar de un Seat, que siempre tienen buen tacto. Y ojo, que comparando con muchos de sus rivales no es de las menos informativas. Claro, que esa mayor asistencia de la dirección siempre puede modificarse con los modos de conducción disponibles en las versiones superiores.

En ciudad, por supuesto, se mueve muy bien entre el tráfico con este motor y la suspensión trabaja de forma efectiva a la hora de “comerse” los baches, tapas de alcantarilla y resaltos habituales de las poblaciones españolas. Para maniobrar tampoco hay problemas porque la visibilidad es buena, y mejor aún si, como en nuestro caso, llevas sensores de aparcamiento y cámara trasera.

Cuánto gasta el Seat Ibiza TSI de 110 CV

Prueba Seat Ibiza volante

Vamos finalizando este apartado de conducción hablando de los consumos. Durante nuestra prueba de una semana hemos obtenido una media de 6,5 litros cada 100 kilómetros, practicando una conducción totalmente normal en la mayoría de recorridos y combinando ciudad, autovía y carreteras de doble sentido.

En viajes por autovía a ritmo legal (a 120 km/h) lo normal es que el ordenador de viaje refleje medias de 6 litros. Por su parte, en la ciudad siempre depende de la orografía de la misma y de la prisa que llevemos, pero es común estar de entre 7 y 7,5 l/100 km. Lógicamente donde menos vamos a consumir es en carreteras llanas o circunvalaciones, donde superará por poco los 5 litros.

Conclusiones tras probar el Seat Ibiza “restyling”

Vamos finalizando nuestra prueba con el Seat Ibiza restyling, probado con esta mecánica tan demandada y equilibrada para el utilitario español. ¿Es el Ibiza una buena compra? Bajo mi punto de vista, es uno de los coches con mejor relación precio-producto de la categoría, del segmento B.

Prueba Seat Ibiza llantas

Tiene una buena dinámica de conducción, es cómodo, está bien aislado, su espacio interior es bueno y el maletero es de los más generosos de la categoría. Además, ya es un mito de las carreteras españolas por sus casi 40 años a la venta.

Ahora bien, hay detalles que no terminan de gustarme. Por ejemplo, que en este restyling su estética exterior no haya cambiado prácticamente nada, aunque es cierto que se sigue viendo fresco.

La mayor pega que le veo es que no hay motores de gasolina mild hybrid, que le otorgarían la etiqueta Eco de la DGT. Un fallo bastante importante que puede hacer a Seat perder algunas ventas. Tampoco es buena noticia que no exista ni una sola opción diésel, aunque la marca ya dejó claro que la demanda de esos propulsores ya era ínfima en los últimos tiempos para el Ibiza.

Equipamientos Seat Ibiza 2022

Reference

  • Faros Eco LED
  • Asistente de cambio involuntario de carril
  • Frenada automática en ciudad
  • Detector de fatiga
  • Limitador de velocidad
  • 4 airbags
  • Seat Connect de tercera generación
  • Pantalla táctil de 8,25 pulgadas con bluetooth
  • Luces largas automáticas
  • Espejos con plegado eléctrico
  • Aire acondicionado
  • Llantas de acero de 15 pulgadas
  • Volante multifunción
  • Tres reposacabezas traseros

Reference Plus (añade)

  • Control de velocidad de crucero
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Faros antiniebla
  • Elevalunas traseros eléctricos
  • Asientos traseros plegables con división 40:60

Style (añade a Reference)

  • Faros Full LED y pilotos traseros LED
  • Control de velocidad crucero
  • Luces de antiniebla con función Cornering
  • Full Link inalámbrico
  • Llantas de aleación de 15 pulgadas
  • Volante y palanca de cambios en cuero
  • Asientos traseros divisibles en 40:60

Style Plus (añade)

  • Climatizador automático bizona
  • Retrovisores calefactables
  • Sensor de luces y lluvia
  • Elevalunas eléctricos traseros
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Cámara de marcha atrás

FR (añade a Style)

  • Modos de conducción
  • Suspensión específica FR
  • Climatizador automático bizona
  • Retrovisor interior antideslumbrante
  • Sensor de luces y lluvia
  • Elevalunas traseros
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Reposabrazos delantero
  • Llantas de aleación 16 pulgadas (de 17 con motor TGI y 1.5 TSI 150)
  • Parachoques específicos FR
  • Retrovisores y marcos de las ventanillas en negro
  • Aireadores interiores en color burdeos
  • Iluminación ambiental interior
  • Volante multifunción FR
  • Techo interior en negro
  • Reposabrazos delantero
  • Doble fondo del maletero y red

FR Plus (añade)

  • Pantalla de 9,2 pulgadas con navegador
  • Full Link inalámbrico
  • Sensores delanteros, traseros y cámara trasera
  • Aireadores iluminados
  • Cuadro digital de 10,25 pulgadas
  • Cristales oscurecidos
  • Control de crucero adaptativo
  • Sistema de mantenimiento de carril
  • Asistente de atascos
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Apertura y arranque sin llave
  • Cargador inalámbrico

Precios Seat Ibiza 2022

Prueba Seat Ibiza parrilla

Estos son los precios oficiales según la marca.
Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
MPI 80 Manual Reference 16.620 €
MPI 80 Manual Reference Plus 16.820 €
MPI 80 Manual Style 18.350 €
MPI 80 Manual Style Plus 18.550 €
TSI 110 Manual Style 20.210 €
TSI 110 Manual Style Plus 20.410 €
TSI 110 Manual FR 22.360 €
TSI 110 Manual FR Plus 22.410 €
TSI 150 DSG FR 27.410 €
TSI 150 DSG FR Plus 27.462 €
TGI 90 Manual Reference 20.300 €
TGI 90 Manual Reference Plus 20.500 €
TGI 90 Manual Style 21.420 €
TGI 90 Manual Style Plus 21.620 €
TGI 90 Manual FR 24.020 €
TGI 90 Manual FR Plus 24.070 €

Opinión del editor

Seat Ibiza
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
16.620 a 27.462
  • 80%

  • Seat Ibiza
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 85%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Equilibrio en comportamiento dinámico
  • Empuje del motor TSI de 110 CV
  • Aplomo en vías rápidas

Contras

  • Algunos crujidos en el salpicadero
  • Ausencia de versiones diésel y gasolina micro híbridas
  • Algunos fallos de funcionamiento en la pantalla táctil

Galería Seat Ibiza


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.