Prueba Skoda Fabia 1.0 MPI 80 CV Ambition Manual 5v

Prueba Skoda Fabia

Skoda renovaba hace tan solo unos meses uno de sus modelos más importantes en las últimas décadas, el Skoda Fabia. Este modelo utilitario ha acumulado más de 4,5 millones de ventas en sus tres primeras generaciones alrededor de todo el mundo, mejorando ahora una receta sencilla pero realmente efectiva con la cuarta entrega de la saga.

Siendo el segmento B uno de los que más peso tienen todavía en nuestro país y apoyándonos en la sensatez habitual de Skoda no podíamos retrasar más esta prueba de larga duración con el nuevo Fabia. Además, queríamos una unidad relativamente básica, lejos de acabados muy equipados y precios altos que poca gente realmente compra. Así, nos ponemos al volante de un Fabia en terminación Ambition y con el motor más básico de la gama.

El Skoda Fabia tiene un diseño sobrio, poco emotivo

Prueba Skoda Fabia faros LED

A nivel de diseño, el Skoda Fabia no es ninguna obra de arte. Ojo, sobre gustos no hay nada escrito, pero me parece demasiado sobrio y poco arriesgado; algo que, por otro lado, nunca fracasa. Claro, que igual esta impresión se ha incrementando por ser prácticamente un acabado de acceso y utilizar el color blanco en la carrocería.

En el frontal nos recibe una calandra con lamas verticales y con contorno cromado, comunicándose con los faros que tienen iluminación LED de serie. El paragolpes tiene un generoso tamaño, dejando una toma de aire inferior bajo la zona de la matrícula para refrigerar los radiadores.

Poco hay que destacar del lateral, donde vemos la habitual silueta de modelo compacto, aunque sí quería mencionar lo fino que es el pilar A, el buen tamaño de las ventanillas laterales o las nervaduras que comunican los faros delanteros con los pilotos traseros y la línea ascendente en la zona baja de las puertas. Por cierto, estas llantas de aleación en 15 pulgadas vienen de serie con el acabado Ambition.

Prueba Skoda Fabia perfil trasero

En la parte trasera tampoco hay mucho que destacar. Por encima de la luneta tenemos un leve spoiler de techo, mientras que justo en el portón Skoda sustituye su logo por la inscripción con letras de la marca. A los lados nacen los pilotos con tecnología LED, que recurren al estilo de diseño visto en otras recientes incorporaciones a la gama de la firma checa. Ni rastro del tubo de escape, por cierto.

Como datos curiosos, es el primer Fabia que utiliza la plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen y también el primero que supera los 4 metros de longitud. Ahora mide 4,11 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,46 de alto, con una batalla de 2,56 metros.

Interior sin lujos, pero más que suficiente

Prueba Skoda Fabia salpicadero

Si pasamos al habitáculo no encontraremos unos materiales de muy alta calidad, siendo plásticos duros en la gran mayoría de componentes. Pero el ensamblado parece ser bastante bueno, pues no hay malas terminaciones y tampoco presentan crujidos al presionar en las zonas más sensibles.

En esta unidad probada tenemos cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit, que muestra las informaciones de forma clara y es sencillo de manejar. Mientras, en el centro del salpicadero llevamos el equipo de infotainment opcional Bolero con pantalla táctil de 8 pulgadas. No incorpora navegador, pero sí Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, lo que es un auténtico puntazo.

Skoda Fabia paraguas puerta

Por debajo aparece un sistema de climatización con aire acondicionado manual. Hoy en día creo que lo suyo es apostar por el climatizador automático, sinceramente, pero dejando a un lado las opiniones personales, lo bueno es que tenemos sólo tres ruletas bien diferenciadas y tres pulsadores, sin recurrir a superficies táctiles absurdas.

Un detalle curioso es que en las solapas que protegen del sol el cuadro de instrumentos de los rayos de sol está la inscripción Fabia, como puedes ver en esta foto.

A lo anterior hay que añadir que hay buenos huecos para vaciar nuestros bolsillos y colocar objetos menudos, incluyendo un portagafas de techo de gran tamaño y un compartimento para el paraguas al estilo Rolls-Royce en la puerta del conductor. Tampoco quiero olvidarme de mencionar que el tacto de todos los mandos como volante, intermitentes, cambio, pantalla o tiradores de las puertas es muy correcto.

Y en espacio no tiene rival

Prueba Skoda Fabia pantalla

Mientras tanto, la habitabilidad es uno de los puntos más destacables del Skoda Fabia. Como en el caso del Volkswagen Polo que probamos hace unos días y del Seat Ibiza, es fácil acceder al interior tanto en la fila delantera como en la trasera. En las plazas delanteras hay buen espacio en todas direcciones y obtener una postura de conducción cómoda es muy sencillo.

Pese a ser un modelo del segmento B, nos encontramos con unas plazas traseras que nos recuerdan más bien a un modelo de tamaño superior. Cuatro adultos de alrededor de 1,80 metros de altura (e incluso me atrevería a decir que de 1,85) pueden viajar cómodamente sin sentirse agobiados y sin tocar con la cabeza en el techo o con las rodillas en el respaldo delantero.

Plazas traseras Skoda Fabia

La peor cota es la de anchura, como es lógico, aunque sólo nos percataremos de ello si viajamos cinco personas; algo para lo que no está pensado ningún coche de semejante tamaño.

Algunos detalles positivos de las plazas traseras que no quiero dejar pasar es que el Fabia tiene salidas de aire centrales, pequeños bolsillos para colocar el móvil en el respaldo delantero y asideros de techo. Todo ello, recuerdo, en un coche del segmento B y que no es precisamente de los más caros.

El nuevo Fabia tiene el mejor maletero del segmento

Prueba Skoda Fabia maletero

Y otro de los puntos fuertes del Fabia es su maletero, donde se proclama como el rey de su categoría con nada menos que 380 litros, 50 más que antes. Sí, sobre el papel es la misma capacidad que la que ofrecen el Seat León o el Volkswagen Golf, que son modelos de tamaño superior aunque su aprovechamiento es ligeramente inferior.

En el baúl de carga tenemos suelo a doble altura que nos permite poner el piso en una posición superior para que no quede escalón al tumbar los asientos posteriores, además de iluminación, que siempre viene bien al cargar el coche en un sitio oscuro como puede ser el garaje de casa. Tampoco faltan argollas, ganchos y compartimentos en los laterales para sujetar objetos.

Oferta mecánica sin diésel ni etiqueta Eco

Pasando ya a la oferta de mecánicas, el Skoda Fabia sólo está disponible con motores de gasolina. La gama arranca con el motor 1.0 MPI de 80 CV, que es un propulsor atmosférico de 3 cilindros. En un escalón superior tenemos el 1.0 TSI de 95 CV, una opción muy recomendable si vamos a salir a carretera de vez en cuando. Este mismo bloque también se ofrece con 110 CV, mientras que el más potente de todos es el 1.5 TSI de 150 CV que se reserva exclusivamente para el acabado Monte Carlo, el más deportivo de todos.

Prueba Skoda Fabia cambio manual

En cuanto a las transmisiones, los propulsores de 80 y 95 CV solo pueden tener cambio manual de 5 marchas. El TSI de 110 CV ya incorpora de serie una caja de 6 marchas y opcionalmente puede ser el DSG de 7 velocidades, siendo esta última vinculación obligatoria para el 1.5 TSI de 150 CV.

Sigo pensando que es una pena que este tipo de coches, los del segmento B, hayan prescindido totalmente en la mayoría de casos de los motores diésel; pues aún hay mucha gente que realiza muchos kilómetros a lo largo del año y que busca un vehículo pequeño de bajo coste y consumo. Tampoco existen versiones híbridas o de combustibles alternativos como el GLP o el GNC, por lo que el Fabia siempre lleva la pegatina C y no puede optar a la Eco.

Artículo relacionado:
La DGT clasifica los coches en función de la contaminación con etiquetas de colores

Al volante del Skoda Fabia de 80 CV ¿Es razonable?

Prueba Skoda Fabia Ambition

Como decíamos al inicio, para esta prueba queríamos una versión muy accesible. Así, nos decantamos por el Skoda Fabia en acabado Ambition y el motor más económico, el 1.0 MPI sin turbo de 80 CV con cambio manual. Según el configurador de la marca, esta versión sin extras añadidos parte de los 18.360 euros sin descuentos ni promociones.

Esta mecánica desarrolla sus 80 CV a 6.300 rpm, con un par máximo de sólo 93 Nm a 3.700. Es un motor de inyección multipunto que trabaja en ciclo Atkinson, buscando más ahorro de combustible que prestaciones. De hecho, homologa un mixto de 5,1 l/100 km. En teoría, su velocidad máxima es de 179 km/h y hace el 0 a 100 en unos eternos 15,5 segundos.

Artículo relacionado:
Ciclo Atkinson: qué es y cómo funcionan estos motores

Sin duda alguna, esta opción vendrá muy bien para aquellos clientes que usen el coche especialmente en la ciudad y alrededores, y que apenas vayan a salir a carretera. Bajo mi punto de vista, también puede ser ideal para familias que hagan la mayoría de recorridos urbanos y luego tengan otro coche para viajar o desplazamientos largos.

Prueba Skoda Fabia motor 80 CV gasolina

Si por el contrario queremos usar el coche para todo, como vehículo único, es más sensato dar el salto al motor TSI de 95 CV que ofrece una mayor solvencia en carretera y autopista, con un sobreprecio de apenas 800 euros.

Este motor es ideal para moverse especialmente por ciudad

Pero centrándonos en la conducción, el Skoda Fabia es uno de esos coches que te facilita mucho la vida. No es perfecto en nada, pero cumple con buena nota en todos los apartados. Con esta motorización, es especialmente bueno en el uso urbano.

Tiene un manejo sencillo y agradable de la dirección, del cambio manual y de los pedales, con un embrague suave que no te fatiga en atascos y tampoco te estresa a la hora de arrancar en una pendiente. Y es que pese a su poca potencia, al no contar con sobrealimentación por turbo tiene una respuesta más directa del gas, con un par decente para arrancar en primera.

Prueba Skoda Fabia perfil trasero

También se maniobra muy bien con él, ya que la dirección es muy ligera y la superficie acristalada es generosa, permitiéndonos controlar bien cada ángulo de la parte trasera. Pese a carecer de sensores de parking en esta unidad, la cámara de marcha atrás siempre ayuda mucho.

Mientras tanto, al pasar por baches, tapas de alcantarilla, resaltos y otros “obstáculos”, todas estas irregularidades se filtran muy bien, por lo que es un coche cómodo. Esto se debe tanto a la buena puesta a punto de la suspensión como al perfil generoso de los neumáticos, que también ayudan a absorber.

En las vías urbanas, practicando una conducción normal pero subiendo el motor algo de vueltas en algunas ocasiones para obtener una respuesta acorde al resto del tráfico, el consumo es de unos 5,5 l/100 km, muy bajo en opinión.

En carretera los adelantamientos se complican

Prueba Skoda Fabia cuadro digital

En carretera el motor ya empieza a quedarse algo justo, especialmente si tenemos que hacer adelantamientos o incorporaciones donde se necesita cierta solvencia. Para estos casos hay que medir muy bien, subir el motor a la zona alta del cuentavueltas y acelerar a fondo, pues las recuperaciones son pobres.

Como decía más arriba, si transitas mucho por este tipo de vías, es mejor dar el salto a la versión de 95 CV con turbo, que gracias a su mayor par en la zona media nos facilitará mucho estas maniobras.

Respecto al chasis, es un coche que se siente ágil y a la vez bien asentado. Lógicamente no es un coche pensado para correr, pero si por despiste entras algo rápido en una curva, el coche responde con muchas garantías conteniendo las inercias y sin poner en aprietos al conductor. Muestra una buena estabilidad y fluye con naturalidad en el viraje.

En estas circunstancias, si las carreteras son llanas no es complicado ver datos 4,5 litros en el ordenador viaje, todo ello sin esforzarse en practicar una conducción muy eficiente.

Autopista, mejor de lo esperado

Prueba Skoda Fabia trasera

Por otro lado, durante esta semana realizamos un viaje de unos 500 kilómetros -la gran mayoría por autopista- con cuatro adultos y algo de carga en el maletero. Lógicamente hay que tener paciencia hasta que llegamos a los 120 km/h, pero una vez ahí, el Skoda Fabia 1.0 MPI de 80 CV llanea sin problemas.

El motor va algo revolucionado a los máximos legales, a unas 3.600 rpm, pero al estar tan refinado y aislado acústicamente en ningún momento tenemos la sensación de que lo estamos forzando. Tampoco la suspensión se resiente, mostrando un gran aplomo y facilitando el guiado, haciendo gala de un gran chasis.

No es el típico modelo urbano que se siente incómodo a alta velocidad y con el que tienes que hacer muchas correcciones sobre el volante, por lo que no fatiga al conductor.

Prueba Skoda Fabia logo

Claro, que si afrontamos alguna pendiente pronunciada nos obliga a reducir al menos una marcha para mantener esos 120 km/h; mientras que si es leve podrá aguantar el ritmo en quinta porque ya gira a unas revoluciones donde entrega buena parte de su potencia máxima.

Rematando con los consumos en autovías y autopistas, en ese viaje antes citado de 500 kilómetros con unos 460 por vías rápidas y el resto en callejeo y carreteras de doble sentido, el ordenador reflejo un consumo de sólo 5,3 l/100 km. Ojo, recuerdo que es con mucha carga y en vías rápidas donde peor eficiencia suelen lograr este tipo de coches y motorizaciones. En otros trayectos, yendo sólo el conductor se ha conformado con 4,9.

Conclusiones

Prueba Skoda Fabia lateral

El Skoda Fabia es uno de los coches del segmento B más equilibrados del momento, con un precio bastante competitivo. Se siente suficientemente ágil en ciudad, donde es fácil de maniobrar, y muy aplomado en vías rápidas. Todo ello, con unos consumos bajísimos en esta versión de 80 CV, que en nuestro caso durante toda la semana y casi 1.000 kilómetros ha sido de 5,3 litros.

Además, resulta un coche muy espacioso para cuatro ocupantes y nos ofrece el mejor maletero de su categoría, a la altura de coches del segmento superior. Todo ello sin olvidarnos de las soluciones “Simply Clever” como las siguientes que son novedad en esta generación:

  • Respaldo abatible del asiento del acompañante
  • Dos bolsillos para guardar el smartphone en los respaldos de los asientos delanteros
  • Bolsillo portaobjetos multifunción
  • Toma USB-C en el espejo retrovisor
  • Compartimento de almacenamiento flexible y plegable en el maletero
  • Luz de lectura en la parte trasera que se puede accionar desde la parte delantera
  • Portavasos extraíble Easy Open
  • Phone Box con carga inductiva
  • Soporte para tarjetas y bolígrafos en el compartimento de almacenamiento frente a la palanca de cambios
  • Soporte para tarjetas y monedas en la tapa de la guantera
  • Compartimento de almacenamiento con portavasos en el túnel frente a los asientos traseros
  • Visor parasol desmontable para el techo panorámico
  • Protección del umbral de carga

Equipamientos Skoda Fabia

Prueba Skoda Fabia luces

Active

  • Faros delanteros LED básicos
  • Sensor de luces
  • Front Assist
  • Radio de 6,5 pulgadas con Bluetooth
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Volante, freno de mano y palanca de cambios en cuero
  • Aire acondicionado manual
  • Dos tomas USB delante
  • Limitador de velocidad
  • Detección de fatiga
  • Asiento del conductor con ajuste en altura
  • Compartimento portagafas
  • Llantas de acero de 14 pulgadas
  • Retrovisores exteriores con ajuste eléctrico y calefacción
  • Elevalunas delanteros
  • Volante multifunción
  • Iluminación de maletero

Ambition (añade)

  • Llantas de aleación de 15 pulgadas
  • Smartlink+
  • Apoyabrazos central delantero
  • Cámara de marcha atrás
  • Elevalunas delanteros y traseros con función confort
  • Paraguas incluido en el compartimento de la puerta
  • Portabebidas delantero

Style (añade)

  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Apertura y arranque manos libres
  • Luz ambiental interior
  • Marco de las ventanillas cromado
  • Radio Bolero de 8 pulgadas
  • Virtual Cockpit
  • Apoyo lumbar ajustable en asientos delanteros
  • Retrovisor interior antideslumbrante automático
  • Faros antiniebla
  • Asientos delanteros confort

Monte Carlo (añade)

  • Llantas de 16 pulgadas en negro
  • Control de crucero con limitador de velocidad
  • Asientos, volante y pedales deportivos
  • Climatizador bizona
  • Frenos de disco traseros
  • Parachoques deportivos
  • Molduras específicas en los bordes de las puertas
  • Revestimiento de puertas y laterales

Precios Skoda Fabia

Prueba Skoda Fabia MPI 80

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
MPI 80 CV Manual 5v Active 17.160 €
TSI 95 CV Manual 5v Active 19.960 €
MPI 80 CV Manual 5v Ambition 18.360 €
TSI 95 CV Manual 5v Ambition 19.160 €
TSI 110 CV Manual 6v Ambition 19.660 €
TSI 110 CV DSG 7v Ambition 20.960 €
TSI 95 CV Manual 5v Style 20.560 €
TSI 110 CV Manual 6v Style 21.060 €
TSI 110 CV DSG 7v Style 22.360 €
TSI 110 CV Manual 6v Monte Carlo 22.460 €
TSI 110 CV DSG 7v Monte Carlo 23.760 €
TSI 150 CV DSG 7v Monte Carlo 25.660 €

Opinión del editor

Skoda Fabia
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
17.160 a 25.660
  • 80%

  • Skoda Fabia
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 14 de junio de 2022
  • Diseño exterior
    Editor: 60%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 65%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 95%
  • Maletero
    Editor: 95%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 95%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Espacio interior y de maletero
  • Consumos realmente bajos
  • Precio ajustado

Contras

  • Diseño demasiado sobrio
  • Respuesta del motor MPI 80 CV fuera de ciudad
  • Sin opciones diésel o híbridas

Galería Skoda Fabia


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.