Cómo instalar un reloj de presión del turbo en tu coche

Cómo instalar un manómetro del turbo en el coche

Instalar un manómetro de presión del turbo tiene algunas ventajas para el propietario de un coche. En especial si es un vehículo reprogramado o modificado para aumentar su potencia. Dejando a un lado el toque racing que le da, este dispositivo también sirve para la detección temprana de una avería del turbo, de alguno de los sistemas que lleva parejos o del sistema de admisión.

Por supuesto, su función principal es informar de la presión de soplado del turbo a las diferentes cargas del acelerador. Algo útil para tener una conexión más clara del conductor con el motor, además de permitir adaptar la conducción para economizar el combustible al máximo. Sin embargo, aunque instalarlo por tu cuenta es más barato que recurrir a un taller especializado, requiere ciertas nociones de mecánica que te vamos a ofrecer a lo largo de este artículo. Si no es posible que sean tú mismo el que provoques una fuga al instalar el manómetro.

Qué vas a necesitar

Antes de instalar el manómetro del turbo, siempre conviene tener claro cuáles son los materiales que vas a necesitar para instalar este reloj. Estos van desde las típicas llaves que se pueden encontrar en una caja de herramientas para coche, hasta algunos cables y componentes para trabajos de electricidad. La lista del material utilizado en este trabajo es:

  • Llaves torx
  • Llaves Allen
  • Llaves planas
  • Alicates
  • Alicates de electricista (prescindibles)
  • Destornilladores (para hacer palanca más que nada)
  • Multímetro (buscar conexiones eléctricas para la luz)
  • Robacorrientes o enchufes tipo faston (lo que se prefiera)
  • 3 cables de colores diferentes (1,5 metros cada uno, aproximadamente)
  • Bridas de tornillo sin fin diámetro 60
  • 2 pasatabiques de cobre diámetro 6 mm
  • 3 tuercas para accesorios neumáticos con sus olivas y refuerzos de tubo
  • Tubo neumático diámetro 6
  •  Funda protectora térmico para el tubo anterior
  • Juntas tóricas
  • Reducción para tubo de 6
  • Teflón
  • 1 Manómetro BC Corona iluminación 7 colores (aproximadamente 35€)
  • 1 Soporte universal para manómetro de 51 mm (Norauto, 9€)
  • Paciencia y un lugar donde ponerte sin que te molesten

Paso del cable hasta el vano motor

Aviso importante: ésta no es la única manera de instalar una toma de presión en el turbo con manómetro. En concreto es válida para motores cuya geometría variable esté gobernada por vacío, no tengan waste-gate o no disponga de ningún tubito o racor donde enchufar el manómetro.

En un coche con estas características vamos a utilizar la técnica de taladrar una manguera de la admisión. Un trabajo que debe realizarse con sumo cuidado para no provocar fugas que nos obliguen a cambiarla y gastar más dinero.

Las desventajas de éste método son:

  • taladramos el manguito, dejándolo inservible si queremos quitar el reloj
  • podemos provocar fugas en un tubo de mucho diámetro
  • introducimos un cuerpo extraño en la sección de paso de aire de admisión, con lo que dificulta el flujo
  • si algo se afloja y es arrastrado por el aire hacia los pistones los daños pueden ser enormes
  • los turbos pueden soplar aceite, así que el sensor estará expuesto al aire aceitoso que viene de él.

Las ventajas de éste método son:

  • si el motor es gasolina, con palomilla en el acelerador, el reloj indicará también las depresiones en el sistema. Lo que supone una información más exacta de lo que está ocurriendo en el motor
  • es algo más sencillo de hacer que las otras opciones de instalación de manómetro
Artículo relacionado:
Cómo instalar un termómetro de aceite en tu coche

Pasos para completar la instalación

Montar el soporte y el reloj

Para ello hay que desmontar el guarnecido del pilar con mucho cuidado. Antes de quitarlo, decide dónde vas a instalar el soporte. Haz unas marcas a lápiz sobre el pilar para indicar su posición definitiva. Si no haces esto te puedes encontrar con que luego el soporte del reloj toca el salpicadero y no podrás montarlo.

Cuando vayas a retirar el guarnecido, presta mucha atención al airbag de cortina si lo hay y asegurarse de que nada pueda interferir con él en caso de que se despliegue. Normalmente el guarnecido sale tirando, ya que suele está fijado sólo con grapas de plástico.

Empieza desenclavando desde la parte de arriba. La base del salpicadero cuesta mucho quitarla y más aún ponerla. En el modelo que hemos usado para éste artículo había que quitar un tornillo torx que se sujeta mediante una cinta el guarnecido al pilar. El objeto de este tornillo es limitar el movimiento del guarnecido en caso de que se dispare el airbag.

Una vez sacado el guarnecido, hay que ajustar el soporte al pilar lo mejor que se pueda. Aquí vale todo: lijar, cortar, fundir el plástico, utilizar masillas de relleno…cada uno lo que requiera. En nuestro caso solo fue necesario cortar y lijar. También hay que hacer un agujero por donde va a pasar el tubo del aire y los cables del reloj. Después de esto, hay que fijar el reloj sólidamente con los métodos que traiga. El que usamos se acopla gracias con un único tornillo y una tuerca autoblocante.

Aviso importante: hay que verificar que el tornillo que atraviesa el guarnecido no toca los cables del airbag, para evitar rasparlos con las vibraciones.

quitar la batería al tocar la electricidad del coche

Pasar el tubo del aire al compartimento motor

Para ello, lo idóneo es utilizar cualquiera de los agujeros que hay en la mampara que separa el motor del habitáculo. En nuestro modelo hay una justo debajo de los limpias que va a dar debajo del pilar, pero como su desmontado se complicó, decidimos pasarlo a través de la aleta hasta la puerta del conductor. Una solución mucho menos elegante pero también válida. Además así no hubo que taladrar nada.

Artículo relacionado:
Cómo limpiar el motor del coche: lo que se puede hacer y lo que no

Paso del cable hasta el habitáculo para conectar el manómetro

Tomar corriente para alimentar la luz del reloj

El reloj viene con tres cables. Uno negativo (masa), otro positivo (alimentación) y otro de contacto para iluminarse a la vez que las luces:

  • El negativo lo enchufamos a cualquier tornillo de los muchos que hay en el coche. Verás fácilmente tornillos de masa al quitar plásticos. En el modelo que usamos encontramos uno bajo la consola central, más o menos a los pies del acompañante. Se accede fácilmente a él quitando el plástico que hay para llegar al filtro del habitáculo.
  • El positivo ha de ir a un cable con corriente permanente (incluso tras quitar la llave). Tras mucho buscar por los conectores del coche (quería una conexión lo más segura posible) acabé enchufando directamente a la salida de la caja de fusibles introduciendo un enchufe faston junto al cable rosa y encintándolo todo. Si alguien encuentra un sitio mejor que lo comente. Seguro que existen, no descarto cambiarlo alguna vez sobre todo si instalo más accesorios de este tipo.
  • El de contacto lo enchufamos directamente a la luz del mechero. Cuesta un poco sacar pero es preferible ahí que a otras luces del cuadro.
Aviso importante: una vez localizados los sitios donde va a enchufarse es necesario desconectar la batería antes de empezar. Al acabar todo, debe encintarse y amarrarse bien para evitar falsos contactos de cualquier tipo.

Cables de electricidad del manómetro del turbo conectados al coche

Montar todo en su sitio

Ya tenemos todos los cables y conexiones ya tirados por su sitio correspondiente. Solo falta montar los plásticos y taladrar el manguito de la admisión. Para montar el pilar con el reloj, conecta firmemente el tubo del aire y los cables al reloj (recuerda que ya está atornillado al guarnecido desmontado). Vuelve a colocar el guarnecido en el pilar con las grapas de plástico.

Conseguir presión de la admisión

  • El primer y más gordo de los problemas es que la gestión de la geometría variable de este motor funciona con depresión de la bomba de vacío. Así que la opción más viable para este caso fue taladrar uno de los manguitos de admisión.
  • El circuito del aire está compuesto de varios tramos, algunos rígidos y otros flexibles. Evidentemente taladraremos uno de los flexibles.
    Para acceder a un tubo flexible de este modelo hay que acceder por la parte inferior, desmontando el cubrecárter. Elegimos el de la salida del intercooler, fácil de desmontar y en una posición buena. Procedemos a aflojarlo ya que suelen llevar bridas especiales que se deforman y no pueden volver a utilizarse. Por ello habremos de adquirir previamente unas bridas de tornillo sin fin de las de toda la vida para el montaje posterior.
  • Una vez aflojadas las bridas hay que marcar el sitio aproximado por donde se va a taladrar, procurando que el racor quede lo más recto y vertical posible, para que sufra menos con las vibraciones.
  • Para el taladro, utilizaremos una broca uno o dos milímetros más pequeña que el racor. De esta manera costará introducirlo (es de goma con refuerzos textiles), pero prácticamente quedará sellado sin poner nada más.
  • Introducimos el racor pasatabiques y ponemos una junta tórica en cada lado de la pared del tubo. Nosotros lo reforzamos con otra junta de metal y goma (como las del cárter de aceite) pero quizá que no es necesario. Apretamos ambas tuercas, aplastando las juntas y la pared del tubo entre medias. También pusimos teflón en la rosca, pero esto también es opcional. También se puede asegurar la rosca interior con fijatuercas o superglue, si se desea.
  • Volvemos a montar el manguito en la admisión desechando las bridas originales y poniendo las de toda la vida. Ya tenemos todo listo y falta conectar el tubo.

Manguito flexible perforado para poner el manómetro del turbo

Un pequeño contratiempo en nuestro caso:

Sorpresa, el tubo de nailon que viene con nuestro manómetro es corto y no llega hasta el racor. Toca usar otro pasatabiques con el único fin de empalmar otro tubo flexible, a ser posible del mismo diámetro. Utilizo un tubo neumático de material rilsan (no tenía otro a mano) y lo protejo todo con funda térmica. Aprovecho para intercalar una reducción en cada tuerca de racor. Esto evitará vibraciones en la aguja del turbo y hará el movimiento más lento y fluido, mucho más vistoso y beneficioso para la vida del reloj.

  • Para acabar sujeto bien el cable del aire con bridas de plástico para evitar que pueda vibrar y con su propio peso fatigue los empalmes.

Conectar manguito del turbo de nuevo

A disfrutar

Ya está todo listo. Comprueba que está todo bien fijado y sujeto, que el tubo no está colgando ni va a sufrir muchas vibraciones. También ha de quedar alejado del electroventilador o cualquier parte en movimiento.

Arranca el motor y vuelve a observar. Si todo está correcto, monta el cubrecárter y a disfrutar del invento.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Un comentario, deja el tuyo

  1.   jorge parra dijo

    me ha servido mucho con mi pagina de presostatos presostato

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.