Sensores magnéticos para motores

Dada su capacidad para mejorar la seguridad de un coche, la comodidad que brindan y la eficiencia de combustible que ofrecen, los sensores semiconductores magnéticos utilizados en motores de automóviles (MEMS Sensors) disfrutan de un crecimiento apresurado en el mercado, con un potencial de expansión a partir de sus ingresos de casi un 40 % para 2012.

Los ingresos derivados del uso de sensores magnéticos en los motores de los coches llegará a 160,3 millones de dólares en 2012, mientras existe un consolidado de 38,2 % para este año, 116,0 millones de dólares, lo que hace que este producto novedoso para coches esté en aumento constante en el mercado desde los últimos tres años.

Aunque el conductor no es consciente de ello, cada vez que conduce un coche, puede hacer uso de un máximo de 100 motores pequeños, que van desde motores para la realización de diferentes tareas que permiten la dirección asistida, accionar los ventiladores en la calefacción, ventilación y aire acondicionado. Estos motores suelen utilizar sensores magnéticos para asegurar la operación segura y eficiente por parte del usuario. Debido a esto, los sensores magnéticos han tenido una gran acogida y un rápido crecimiento en el segmento de los coches.

Cada uno de los sensores magnéticos para coches incorpora más de 10 motores eléctricos, en promedio, los cuales se utilizan para fines tales como activar el ventilador, el alternador, la parte delantera y el limpiaparabrisas trasero.

Por su parte, los coches de lujo, tienen cerca de 100 sensores, los cuales incluyen sensores para el aire acondicionado, dirección electrónica y el control del acelerador, además de otros sensores para la transmisión automática y para el uso de sistemas de doble tracción. Otros usos incluyen la colocación de asientos, Sun Roof, tacómetro, ubicación de los faros, reposacabezas e incluso el control de las aletas de entrada de aire.

Un factor importante para los motores eficientes es el consumo de energía, donde las fracciones de un litro en ahorro de combustible pueden ser algo crítico y cada gramo de dióxido de carbono producido en las emisiones se cuenta. En este caso, la tendencia es hacia la electrificación de los motores. Los sensores para motores eficientes permiten realizar el funcionamiento de los componentes del sistema de propulsión principal, tales como bombas de agua de refrigeración, bombas de aceite y otras bombas auxiliares, así ayudan a reducir las necesidades globales de energía.

Otra de las aplicaciones de los sensores magnéticos en los motores, es que se encuentran en la posición del eje de codificación. Por ejemplo, los sensores determinan cómo completar muchas vueltas de un eje, si se ha hecho con el fin de controlar el rendimiento del coche frente a un viaje largo. Las condiciones inusuales de carga también pueden ser detectadas por el sensor para proporcionar un llamado de atención al conductor, lo que se traduce en un motor que gira hacia atrás si se encuentra con una obstrucción.

Por último, la dirección asistida electrónicamente es también una aplicación de rápido crecimiento en los motores de hoy. Este tipo de dirección a sustituido la electro-hidráulica, la cual es una de las alternativas que utilizan una bomba para generar presión con el fin de proporcionar una mayor eficiencia energética. El requisito de un sensor en este caso, es encontrar una conmutación directa con el motor para detectar así el sistema de dirección implementado.

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *