El Subaru BRZ ya ha sido desvelado, aunque no llegará a Europa

Subaru BRZ

Llevamos varias semanas esperando con impaciencia este momento, la presentación oficial del Subaru BRZ. Sí, ya sabemos desde hace varios días que es prácticamente seguro que no llegará a Europa; pero ello no quita que este Subaru sea un coche muy interesante para todo petrolhead.

Además, también debemos de tener en cuenta que el Toyota GR86, que sí llegará a los concesionarios españoles, será muy similar a este Subaru BRZ. Por cierto, como spoiler, el BRZ anuncia un nuevo motor bóxer de 2.4 litros con 230 CV. ¡Conozcamos todos los detalles!

Con cambios estéticos, pero con la base del anterior

Subaru BRZ trasera

A simple vista se nota que no es un coche con un diseño totalmente revolucionario cuando lo comparamos con el predecesor. De hecho, se parece bastante. Ahora en el frontal utiliza unos faros más grandes, un morro con mayor inclinación y una gran boca de aire principal, así como dos canalizaciones para refrigerar los frenos.

La vista lateral, salvando esa nueva forma de la punta del morro nos recuerda muchísimo al anterior BRZ en su silueta. Claro, que ahora hay nuevas canalizaciones de aire y un estribo muchísimo más marcado. La forma de las puertas, de las ventanillas y del techo es casi calcada. Incluso el diseño de las llantas no ha variado demasiado.

Donde más cambia es en la parte trasera. Para empezar, ahora no hay un alerón llamativo, sino que queda totalmente integrado en la tapa del maletero al más puro estilo fastback. Los pilotos de luces son totalmente nuevos, viéndose muy modernos y recordando muchísimo a los del último Honda NSX y también a algún que otro Aston Martin. En la zona inferior seguimos viendo un difusor marcado y una generosa salida de escape circular a cada lado.

Y lo mismo ocurre en el habitáculo

Subaru BRZ diseño interior

Si el exterior no ha cambiado demasiado, el interior creo que lo ha hecho aún menos. De todos modos, esto no es algo malo. La línea general del salpicadero no ha cambiado, manteniendo incluso los mismos aireadores. Todo recuerda muchísimo al anterior, habiendo hecho retoques en la pantalla, en los mandos de la consola central y en poco más.

Por lo demás, y como no puede faltar en cualquier coche deportivo de verdad, parece utilizar una posición de conducción muy deportiva con piernas estiradas y el volante recto, el pomo del cambio cerca del volante y un buen freno de mano. No faltan los detalles en rojo para crear esa mayor sensación de dinamismo.

Lo que sí cambia notablemente es el cuadro de instrumentos. Ahora utiliza un cuadro digital y con varios modos de visualización más completo que el anterior. No es que sea una revolución en cuanto a tecnología, al menos por lo que se ve en las fotos, pero parece casar bastante bien con el planteamiento del coche.

Motor bóxer 2.4 atmosférico de 230 CV

Subaru BRZ 2021 motor bóxer 2.4

Aunque hemos hablado de la enorme cantidad de similitudes con el primer BRZ, lo cierto es que este Subaru BRZ 2021 es un motor totalmente nuevo. Recurre a una nueva plataforma, así como a actualizados métodos de construcción que lo hacen más resistente y rígido. Tanto es así que ahora ofrece un incremento del 50 % en torsión.

Como no podía ser de otra forma, el Subaru BRZ sigue siendo un modelo coupé compacto de motor bóxer delantero y propulsión trasera. En el mercado americano se ofrece tanto con cambio manual como automático, de seis marchas en ambos casos.

Los rumores decían meses atrás que podría dejar a un lado su condición de motor atmosférico para pasarse al turbo, pero por suerte han preferido mantener la configuración más purista de aspiración natural. Eso sí, ahora tenemos más cilindrada y mejores prestaciones.

Subaru BRZ y Subaru Impreza

El nuevo Subaru BRZ utiliza un motor 2.4 bóxer de 230 CV y 250 Nm de par. El motor es de Subaru, aunque el sistema de inyección D-4S que combina inyección directa con indirecta es tecnología de Toyota. Una lástima que no tengamos todavía todos los datos de rendimiento del modelo nipón.

Artículo relacionado:
Prueba Toyota GT86 2.0 bóxer 200 CV

De los BRZ/GT86 de anterior generación nos quejábamos de que no ofrecía una respuesta suficiente a bajo y medio régimen, pues el par máximo llegaba muy arriba. Gracias al incremento de cilindrada y a la nueva configuración del motor, según la teoría esta mecánica debe ser más plana y fácil de conducir, sin necesidad de tener que ir tan a la zona alta del tacómetro en todo momento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.