¿Te acuerdas del Tata Nano? Pues el Wuling Nano EV le recoge el guante

Wuling Nano EV

Cuando hablamos de contaminación y emisiones de CO2 siempre terminamos en los coches eléctricos. A día de hoy no se niega que sea la solución, o una de las varias posibles, pero tampoco se premia explorar otras alternativas. Uno de los mejores ejemplos para acabar con este y otros problemas en las grandes urbes sería apostar por vehículos más comedidos. Sí, como los famosos kei car que desde hace muchos años dominan con puño de hierro en Japón.

Luego, surge otro problema. Cuando una marca decide lazar al mercado un vehículo de contenidas dimensiones se le da la espalda. ¿Os acordáis del ya mítico Tata Nano? Las expectativas que había puestas en él eran muy altas, pero cayó en desgracia y se vendieron cuatro. Pues bien, ahora es General Motors cuando recupera este concepto y le da un aire propio. Lanza en China el Wuling Nano EV (qué original el nombre), aunque en este caso es eléctrico.

El Wuling Nano EV mide 2,49 metros de largo y tiene 24 kW (32,64 CV) de potencia máxima…

Wuling Nano EV

De entrada, debemos explicar que el Wuling Nano EV llegó al mercado chino hace ya unos meses. Sin embargo, no había sido hasta ahora que hemos tenido constancia. Y lo raro de todo es que este diseño y concepto bien podría ser un éxito en Europa y mercados donde las ciudades están congestionadas. Para que te hagas una idea de cómo es, su longitud es de 2,49 metros, tiene una anchura de 1,52 metros y una altura de 1,61 metros.

Por otra parte tiene una distancia entre ejes realmente amplia de 1,60 metros. Gracias a su contenido tamaño y a un radio de giro de 3,8 metros, es ideal para entornos urbanos en los que se necesita agilidad de movimientos. Por parte del diseño, luce líneas realmente atractivas y pintonas. Completan esta estampa llamativa una paleta de tonos en los que destacan especialmente cuatro: E-Sports White, Hip-Hop Blue, Hip-Hop Yellow y Digital Grey.

Artículo relacionado:
Tata retira la respiración asistida al pequeño Nano. Requiescat in pace

De puertas adentro el diseño del Wuling Nano EV es sencillo. No obstante, la seguridad parece elevada al tener un 40 % de la carrocería fabricada en acero de alta resistencia y moldeado en caliente. Con todo, también viene con ayudas como control de estabilidad (ESP), distribución electrónica de la fuerza de frenado, control de asistencia de arranque en pendiente, sistema de monitoreo de presión de neumáticos y radar de marcha atrás.

El apartado que quizá decepcione más es el mecánico. El Nano EV se conforma con un motor eléctrico de solo 24 kW de potencia y 85 Nm de par máximo. La capacidad energética de la batería no la conocemos, pero aseguran que tiene una autonomía de hasta 305 kilómetros con una sola carga. Además, con un cargador rápido de 6,6 kW de potencia, el Nano EV se puede cargar por completo en 4,5 horas.

¿Su precio? Entre 49.800 RMB y 59.800 RMB o lo que es lo mismo entre 7.217 € y 8.666 € ¿A qué es buena alternativa?

Fuente – Wuling


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.