¿Tracción delantera con neumáticos de invierno Vs 4×4 con ruedas convencionales? (vídeo)

Siempre se ha dicho que, ante climas fríos, lluvias, hielo o nieve, no había nada como un buen sistema de tracción a las cuatro ruedas. Al contar con cuatro ruedas motrices, el par motor se reparte mejor y, por tanto, es más fácil canalizar la energía del propulsor al suelo y avanzar. También, con un coche de tracción integral es menos probable perder adherencia al salir de una curva.

Sin embargo, los nuevos neumáticos de invierno están logrando que un turismo normal con tracción delantera pueda afrontar situaciones con incluso más garantías que un vehículo idéntico con tracción integral y ruedas de verano. Por supuesto, no hablemos ya de un delantera con neumáticos de verano.

La principal ventaja de la tracción 4×4 -respecto a un 4×2- es la motricidad, pues la diferencia de grip lateral es mínima salvo que el conductor tenga mucha pericia. En frenada, como imaginas, el agarre es idéntico. Por tanto, es fácil ser consciente de que en nieve con unos neumáticos de invierno tenemos asegurados una menor distancia de frenado y un mayor agarre lateral. ¿Y qué hay de la aceleración cuando el coeficiente de adherencia es tan bajo?

En el vídeo anterior has visto varias pruebas sobre nieve comparando un BMW X1 con tracción delantera y neumáticos de invierno, y otro coche idéntico solo que con tracción a las cuatro ruedas y neumáticos de verano. Ya en la primera prueba, donde se realiza un 0 – 50 – 0 km/h, la diferencia es abismal, incluso desde los primeros metros.

Más tarde siguen realizando otras interesantes pruebas como una frenada desde 50 km/h hasta detenerse por completo, ascenso de pendiente, frenada en pendiente descendente, esquiva de obstáculo o recorrer un circuito sobre la nieve buscando el mejor tiempo. Las diferencias en todas ellas fueron enormes, saliendo siempre favorecido el vehículo de tracción delantera con neumáticos de invierno.

Es cierto que el vehículo de tracción a las cuatro ruedas contaba con unos neumáticos para asfalto muy deportivos, unos Goodyear Eagle F1 Asymmetric 3, que son muy buenos en seco y a temperaturas óptimas, pero penalizan mucho en lluvia o con frío. Los neumáticos de invierno eran unos Goodyear Ultragrip Performance Gen-1. Pese a ello, la diferencia ha sido muy grande.

Obviamente, para zonas donde la nieve, el hielo y el frío sea un habitual, lo más recomendable será un coche de tracción integral con unos buenos neumáticos de invierno. Pero visto lo anterior, ha quedado bien claro que cualquier turismo se comportará mucho mejor en la nieve con tracción delantera y neumáticos de invierno, que con tracción a las cuatro y ruedas de verano.

Fuente – Tyre Reviews

Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche


Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.