Para el sistema de refrigeración del motor, ¿agua o líquido anticongelante?

Líquido refrigerante del motor

Es posible que en alguna ocasión, o en varias, hayamos escuchado una conversación en la que se debatía sobre si utilizar agua o líquido anticongelante en el circuito de refrigeración del motor. De hecho, es posible que hayamos intervenido para dar nuestro punto de vista pero, ¿de verdad sale rentable utilizar líquido anticongelante? ¿El agua corriente estropeará nuestro motor? Vamos a descubrirlo.

En primer lugar debemos tener en cuenta que el circuito de refrigeración tiene una importancia vital para el corazón de nuestro coche, el motor; tanta como el sistema de engrasado interno. Así que no está de más que lo tengamos en cuenta, sepamos cuál es su función, lo revisemos habitualmente y en caso de duda o problema acudamos a nuestro mecánico. Más vale invertir unos pocos euros en el taller que romper el motor.

Circuito de refrigeración: ¿para qué sirve?

Reloj de temperatura del motor

Antes de nada debemos conocer para qué sirve realmente el circuito de refrigeración, aunque es probable que ya lo sepáis. Su función principal es la de evacuar las altas temperaturas internas que se dan en el motor. Dentro de los cilindros, en el momento de la explosión del combustible es cuando se alcanza la mayor temperatura. Hablamos de unos 2.000 grados aproximadamente, aunque cae rápidamente cuando se inicia la carrera de expansión. Durante la fase de escape y el tiempo de admisión sigue disminuyendo, hasta llegar a unos 150 grados más o menos.

Como la temperatura media dentro de los cilindros es muy elevada, el calor se propaga mediante sus paredes por todas las partes del motor. Si nuestro coche no contara con un sistema de refrigeración, o sufriera una avería que redujera su función, la temperatura media se elevaría, provocando dilataciones y deformaciones de las distintas partes de la mecánica. Esto podría dar lugar al roce de los pistones con las camisas de los cilindros (que acabaría en un gripaje en muy poco tiempo), a quemar la junta de culata o incluso a rajar, literalmente, alguna de las piezas, sobre todo la culata ya que es más débil que el bloque motor. En definitiva, una avería muy “gorda”.

Otra función que cumple el sistema de refrigeración es la de calentar el habitáculo. Sí, la calefacción se consigue gracias al calor del motor. Como el fluido refrigerante se encuentra a una temperatura elevada y tarda poco tiempo en calentarse, aprovechamos para hacer circular aire exterior a través de un radiador mediante un ventilador y que éste entre al habitáculo. Unos párrafos más abajo entenderás el por qué y cómo se aprovecha ese calor.

¿Agua o líquido anticongelante? Decide tú mismo

Sin un fluido líquido que se encargue de la refrigeración, no vale de nada todo el circuito y los distintos elementos que lo conforman, así que, como es un elemento de vital importancia y quien realmente absorbe el calor interno del motor, vamos a prestarle la atención que se merece.

Utilizar agua o líquido anticongelante, he ahí la cuestión. El agua puede ser un líquido de refrigerante válido, de hecho, en los primeros motores con estos sistemas de refrigeración líquida se utilizaba simplemente agua. Los líquidos anticongelantes son básicamente agua, aunque contienen una serie de aditivos que mejoran sus capacidades notablemente.

Agua del grifo

¿Podemos utilizar agua? Sí, pero no cualquier agua

Si recordamos las clases de química de los últimos cursos de primaria, recordaremos que el agua se denomina químicamente H2O. Esa “O” significa oxígeno, por lo que puede oxidar y corroer partes del circuito. Además, y siguiendo con las clases de primaria, el agua cambia su estado líquido a sólido a menos de 0 grados y a vapor a más de 100 grados.

¿Esto qué significa? Pues significa que si utilizamos agua como refrigerante y dejamos nuestro coche estacionado en la calle en determinadas zonas de nuestra geografía (y especialmente durante la noche), existen posibilidades de que ese fluido del sistema de refrigeración se congele, algo que no nos interesa para nada. Por otro lado, las altas temperaturas del circuito pueden facilitar, en determinados casos, la ebullición.

Cabe resaltar que, si por unas razones u otras utilizamos simplemente agua como líquido refrigerante, no debe ser del grifo. El agua del grifo trae consigo cal, que atacaría y obstruiría a medio plazo partes del circuito. Por tanto, de usar agua, que sea destilada.

Audi TTS Roadster

Las ventajas que ofrece el líquido anticongelante frente al agua se consiguen gracias a una serie de aditivos. Estos suplen los inconvenientes del agua al reducir el punto de congelación hasta unos 30 grados bajo cero aproximadamente, aumenta el punto de ebullición unos 20 ó 30 grados y evita el óxido y la cal.

En resumidas cuentas: los líquidos anticongelantes, pese a que no mejorarán las prestaciones de nuestro vehículo, garantizan un mejor funcionamiento y cuidado del mismo comparándolo con el agua normal y corriente. Podemos usar agua destilada, pero es más recomendable utilizar este tipo de líquidos con unos aditivos pensados especialmente para alargar la vida de del circuito y garantizar una mejor refrigeración.

En caso de sufrir alguna pequeña fuga y no tener a mano líquido anticongelante, no pasa nada por rellenar el nivel de refrigerante con agua hasta que solventemos la avería y renovemos el fluido. Y ya que hablamos de renovar el refrigerante, lo mejor es ceñirnos al tiempo que nos indica el fabricante en su libro de mantenimiento, que varía dependiendo de cada uno, aunque la norma suele ser cambiarlo cada 2 ó 3 años.

Al igual que el resto de fluidos, filtros, elemento y sistemas del coche, es muy importante revisar el nivel y el estado visual del líquido refrigerante con frecuencia. El motor es el corazón de nuestro vehículo y, por tanto, debemos prever que no sufra averías y que todo se encuentre en orden.

¿Qué elementos forman el sistema de refrigeración del motor y cuáles son sus funciones?

Una vez ha quedado claro para qué necesita nuestro motor un circuito de refrigeración y por qué es mejor el uso de anticongelantes específicos que simplemente agua, vamos a identificar cuáles son los elementos que lo componen, la función de cada uno de ellos y dónde se ubican.

Bomba de agua

Bomba de agua

Se encuentra en la parte inferior del motor y es la encargada de impulsar el agua a través del circuito, por lo que su correcto funcionamiento es muy importante.

Está compuesta por unas hélices que giran a mayor o menor velocidad dependiendo de las revoluciones del motor, ya que el movimiento se transmite mediante una polea solidaria que es movida por la rotación continua de las correas, bien sea la correa de distribución o la de accesorios.

Conductos internos

Volkswagen Golf Alltrack TDI 184 DSG

En su interior el motor cuenta con una serie de perforaciones que hacen las veces de conductos. Por ellos circula el fluido refrigerante absorbiendo el calor que desprenden los cilindros y que se transmiten a través de las diferentes partes internas, por lo que es importante que no existan obstrucciones.

Termostato

Termostato comandado electrónicamente

Termostato comandado electrónicamente

El termostato es una válvula que regula la temperatura del fluido. Cuando el motor aún está frío, el termostato permanece cerrado con el objetivo de que el líquido no pase por el radiador y se enfríe aún más; es decir, suele bloquear el paso del líquido hacia el radiador hasta que llegue a los 90 grados (temperatura óptima).

Una vez llegados a esos 90 grados aproximadamente, el termostato abrirá y dejará pasar el líquido hacia el radiador principal. Por tanto, cumple dos funciones: permitir que el motor llegue cuanto antes a los 90 grados y que una vez alcanzada esa temperatura no la sobrepase.

Radiador principal

Radiador de coche

Cuando el termostato permanece abierto, el líquido refrigerante, que recordamos ya estará caliente, circulará hacia el radiador principal, que se encuentra en la parte frontal del vehículo. Entrará por una esquina de la parte superior del mismo y se dividirá circulando por finas tuberías dentro del radiador, facilitando su enfriamiento.

El aire exterior reducirá la temperatura y, en caso de que esto no sea suficiente porque la circulación de aire sea escasa, el electroventilador del frontal se activará de forma automática enviando una potente corriente de aire.

Una vez el líquido refrigerante (ya a una temperatura inferior) salga del radiador, continuará su recorrido por un manguito hasta llegar de nuevo a la bomba de agua, repitiendo el ciclo una y otra vez.

Vaso de expansión

Vaso de expansión

Se encuentra comunicado con el radiador y es el elemento que se ubica a una mayor altura de todos los componentes del sistema. Su función es absorber las diferencias de presiones que se dan en el interior del circuito. De no ser por él, la alta presión alcanzada cuando la temperatura del líquido es elevada acabaría reventando alguna parte del circuito. Cuando el motor se enfría ocurriría todo lo contrario, ya que al bajar la temperatura se generaría un vacío que podría deformar algún componente.

Además de este circuito principal, nos encontramos con el circuito para la calefacción del habitáculo. Un segundo radiador, de dimensiones mucho más contenidas se encuentra cerca del salpicadero. El líquido caliente que sale del motor llega hasta él a través de una tubería y discurre por su interior. Un ventilador se encarga de generar una corriente de aire exterior que absorberá parte de esa temperatura (el aire se calienta) y se enviará hacia las diferentes trampillas del sistema de ventilación del habitáculo.

Ahora sí podemos decir para qué sirve el sistema de refrigeración del motor, qué fluido líquido debemos utilizar, qué elementos lo componen y qué función tiene cada uno de ellos.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

9 comentarios

  1. Líquido refrigerante supongo

    1.    Diego Ávila dijo

      Hola, José María.

      Refrigerantes son los dos, tanto el agua como el anticongelante. Ambos tienen la capacidad de refrigerar el interior del motor, pero el anticongelante lleva consigo una serie de aditivos que mejoran las prestaciones del agua.

      Saludos!

  2.   Ruben De Almada dijo

    Muy buen artículo. Un detalle adicional sería expandir la info sobre el color de refrigerante que se ve a dos clases generales (rojo y verde) y cuando son diluidos o concentrados.

  3.   Jorge dijo

    Un artículo interesante pero que deja dudas que resolver, consulta: he comprado agua destilada en varias partes y he echo la prueba de dejar vasos con agua y un clavo en cada uno de ellos y resultado final…. Todas las aguas oxidan entonces que le estamos poniendo a nuestros autos, donde podemos sacar agua realmente libre de minerales u oxígeno? Esa es mi inquietud.

    1.    assstggh dijo

      el agua destilada no tiene minerales, pero sí oxigeno, con el agua destilada evitas depositos de cal

    2.    keke606 dijo

      El que sea destilada no es para evitar la corrosión. El agua siempre oxidará los metales, destilada o no. El que sea destilada es para evitar depósitos de sales que pueda tener diluida, no para evitar corrosiones. Para disminuir (que no evitar) la corrosión de partes del circuito es recomendable usar líquidos anticongelantes que tienen aditivos que limitan (pero no eliminan) esa acción corrosiva del agua.

  4.   M. A. Llorente dijo

    ¿Como libera el circuito una sobrepresion por calentamiento?
    ¿Que ocurriría si se superan 100 grados estando lleno de agua de grifo?

  5.   Ruben dijo

    porque mi carro sube la temperatura cuando corre más de 60 millas ya se cambió pompadel agua y termostato

  6.   marisol reyes dijo

    cual es el liquido refrigerante q debe usar mi hyundai eón 0.8 del año 2015 en que lugar físico lo ubico?Necesito su respuesta a la brevedad posible por favor !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *