La carrocería del nuevo Audi A8 sorprenderá, una vez más, por su ligereza

Estructura del Audi A8

Todavía quedan algunos meses para que descubramos totalmente la nueva generación del Audi A8. Pese a ello, ya conocemos importantes datos de la nueva gran berlina de Audi. Unas semanas atrás conocimos, gracias un boceto, cómo será su diseño frontal; hoy ya sabemos las técnicas para la construcción de su carrocería.

Si por algo destacó especialmente la primera generación del Audi A8, lanzada al mercado allá por 1994, además de por el salto evolutivo respecto a sus predecesores, fue por utilizar aluminio en altas dosis para su carrocería. Esto le permitió ahorrar muchos kilos y convertirse en todo un referente.

En realidad, el Audi A8 de 1994 no fue el primer coche en utilizar aluminio a raudales para su carrocería, sino el Audi ASF (Audi Space Frame), el prototipo presentado en 1993 y que después llegaría al mercado como Audi A8. La marca alemana utilizó la denominación de su prototipo para definir esta tecnología de fabricación.

Estructura del Audi A8

Todo evoluciona y, paso a paso, Audi lo ha ido mejorando y complementando. Tanto que esta nueva generación de su buque insignia utilizará, por primera vez, cuatro materiales diferentes para la construcción de su carrocería. Los materiales que utilizará el nuevo modelo serán aluminio, acero, magnesio y polímero reforzado con fibra de carbono. Casi nada.

La firma automovilística declara que siguen el principio deel material adecuado en el lugar correcto y en la proporción adecuada”. Con ello, declaran que este evolucionado método de construcción les ha permitido aumentar la rigidez torsional en un 25 % respecto al Audi A8 que todavía hoy se comercializa.

Audi nos ha facilitado datos concretos de los materiales y métodos utilizados en su carrocería; y los puntos fundamentales son los siguientes:

  • Panel de alta resistencia:

El componente más grande de la célula del habitáculo es el panel trasero. Realizado en CFRP (polímero reforzado con fibra de carbono), es el responsable del 33 % de la rigidez estructural total del vehículo. Todo este panel es recubierto finalmente con resina epoxi, sometiéndose a un breve proceso de curación. Este trabajo permite absorber de forma óptima tanto cargas longitudinales como transversales.

  • Estructura de la célula del habitáculo:

La célula del habitáculo es el elemento principal de seguridad para los ocupantes en caso de accidente. Audi ha utilizado diferentes componentes de acero de alta resistencia conformados en caliente para que la estructura soporte los posibles daños derivados de un accidente sin por ello incrementar el peso total del conjunto. Esta técnica se ha utilizado en la zona inferior del mamparo (zona que separa el habitáculo y el vano motor), los travesaños, los pilares B y la zona delantera del techo.

Otros componentes de aluminio en forma de nodos fundidos, paneles y perfiles extruidos, elementos característicos del diseño ASF, constituyen la mayor parte de la estructura de la carrocería del nuevo Audi A8, con un 58 por ciento.

  • Soldadura de aluminio con láser:

El último “secreto” de este proceso de fabricación es la soldadura. Audi presume de ser el único fabricante premium de automóviles que realiza soldadura de aluminio con láser de forma remota. Nos explica que esta técnica reduce notablemente la posibilidad de rotura de la soldadura en caliente, ya que pueden controlar con precisión el calor generado. Además, presumen de reducir las emisiones de CO2 en un 25 % con este método y de contar con 14 procesos diferentes de ensamblado y unión de elementos.

Estructura del Audi A8

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *