Nuevo Citroën C4 Cactus, profundo cambio filosófico

Citroën C4 Cactus

Corría el año 2014 cuando la francesa Citroën estaba en boca de todos por lanzar al mercado un modelo muy curioso, muy distinguido y muy personal: el Citroën C4 Cactus. La principal característica de este modelo, sin duda, era su diseño; pero además de sus líneas y formas principales nuestra atención se iba irremediablemente a los ya populares airbumps, unas protecciones para las puertas que serían su seña de identidad.

Prácticamente cuatro años después la marca ha decidido actualizar a su Citroën C4 Cactus y cambiar notablemente el estilo de su predecesor. Mientras que la variante preresytiling podía considerarse como un modelo de estilo crossover por sus barras de techo, pasos de rueda marcados y una carrocería ligeramente sobre elevada, el nuevo quiere ocupar el lugar del actual Citroën C4; siendo por ello que este restyling de mitad de ciclo de vida haya sido tan profundo. Además, el puesto del C4 Cactus actual será para el nuevo Citroën C3 Aircross.

Diseño exterior

Citroën C4 Cactus

Como decíamos, el Citroën C4 Cactus debe ocupar a partir de ahora el puesto del C4, que cesará su producción dentro de unos meses, por lo que busca una apariencia más de compacto. El frontal cambia notablemente, aunque mantiene la imagen de diseño de los últimos modelos de la firma gala como la fina parrilla o las luces diurnas de LED en una altura superior. Los faros principales ahora son de mayores dimensiones y las formas del paragolpes han sido renovadas.

En el costado destacará, sobre todo, la desaparición de los airbumps en la zona media de las puertas. Citroën los sigue utilizando, pero una parte muy baja en la que su protección “real” es más dudosa, quedando más que nada en un plano estético. Como comentábamos más arriba, también pierde las barras de techo que le daban un toque más crossover. Ya en la parte trasera encontramos un paragolpes rediseñado y unos pilotos de luces completamente nuevos.

Citroën C4 Cactus

Las dimensiones exteriores lo sitúan como uno de los compactos más pequeños del mercado actual, si no el que más. Tiene una longitud de 4,17 metros de largo, una anchura de 1,71 y una altura de 1,48, ofreciendo una batalla de 2,6 metros. La capacidad del maletero es bastante correcta para su longitud total, ofreciendo un volumen de 358 litros.

Mejoras en confort

Citroën C4 Cactus

Los cambios estéticos en el interior han sido más comedidos, pero hay variaciones funcionales para mejorar el confort de marcha. Por ejemplo, la marca asegura que se ha trabajado mucho en mejorar el aislamiento acústico, intentando minimizar el ruido que llega al interior de la rodadura de los neumáticos, ruidos aerodinámicos y mejor aislamiento del motor. Para ello se han utilizado cristales más gruesos, más juntas de estanqueidad y un parabrisas acústico.

Un punto muy a destacar es el uso de los amortiguadores progresivos hidráulicos; algo que ya utiliza el C5 Aircross para China. Este sistema añade dos topes hidráulicos en la suspensión posterior, uno para extensión y otro para compresión. En el caso de compresiones y expansiones ligeras, los topes no actúan. En movimientos más importantes estos topes trabajan en conjunto con los muelles y amortiguadores para ralentizar el movimiento de forma progresiva y evitar así brusquedades, pues dichos topes absorben y disipan la energía evitando rebotes.

Mejoras en materia de seguridad activa

Una asignatura que tenía pendiente el modelo predecesor era una mayor oferta de equipamiento en materia de seguridad. Al nuevo Citroën C4 Cactus ya no se le podrá criticar en este sentido, pues se ha puesto a la orden del día. Entre otros sistemas podemos destacar la frenada de emergencia autónoma, reconocimiento de señales, alerta de cambio involuntario de carril, detector de fatiga, sensor de ángulo muerto, aparcamiento asistido, cámara de marcha atrás, luces “cornering” y el Grip Control.

Motorizaciones

El acceso a la gama de este Citroën C4 Cactus sigue siendo el 1.2 PureTech atmosférico de gasolina de 82 CV. Siguiendo con la familia gasolina, también podemos decantarnos por estos bloques 1.2 aunque con sobrealimentación, para rendir 110 y 130 CV. La versión de 110 puede asociarse al cambio automático EAT6.

En el apartado diésel tenemos únicamente un BlueHDi de 100 CV, aunque para otoño de 2018 está programada la llegada de una versión de 120 CV con transmisión automática EAT6.

Imágenes Citroën C4 Cactus

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *