Cómo conducir un coche con cambio automático

Cambio automático

Tradicionalmente, los coches europeos siempre fueron coches con cambio manual. Sin embargo, de unos años a esta parte, hemos podido ver como, cada vez, hay más coches con cambio automático por nuestras carreteras. Esto puede ser debido a la proliferación de cajas de cambio automáticas de última generación como, por ejemplo, el DSG de Volkswagen.

Si alguna vez has conducido un coche con cambio automático, sabrás que llevan un pequeño proceso de adaptación, ya que carecen de pedal de embrague. Si nunca has conducido un coche automático, pero te seduce la idea, os vamos a explicar las peculiaridades de estos coches.

Al estar acostumbrados a un vehículo manual, cuando nos subimos a uno con cambio automático, lo primero que hacemos es buscar el embrague con el pie izquierdo. Debemos tener cuidado e intentar mantener esta pierna alejada de la zona de los pedales.

Si instintivamente buscamos el pedal del embrague, lo que conseguiremos es encontrar el pedal del freno. Pero eso no es lo peor, ya que el embrague siempre se pisa a fondo, por lo que, en este caso, pisaríamos a fondo el pedal de freno de nuestro coche, provocando una fuerte frenada y, dependiendo de las circunstancias, con peligro de accidente.

Los pedales de un cambio automático

Otro cambio significativo lo encontramos en la palanca de cambios. Los coches manuales tienen una palanca de cambios en H, en la que nosotros debemos introducir la marcha a la que queremos circular. En cambio, los vehículos con cambio automático disponen de varias posiciones básicas:

  • P, de parking. Esta posición sirve para inmovilizar totalmente nuestro coche.
  • R, de marcha atrás.
  • N, neutro. Esta posición equivale al punto muerto.
  • D, de drive. Con esta posición conduciremos normalmente.

Pero eso no es todo, dependiendo del cambio automático, nos podemos encontrar más posiciones como 2, 1, D3 y D4. Estas posiciones equivalen a las marchas de un cambio manual.

Por seguridad, a la hora de arrancar un coche con cambio automático, debemos pisar el pedal del freno. Posteriormente llevaremos la palanca de cambios a la posición D y, al soltar el freno poco a poco, el coche comenzará a avanzar hacia adelante.

Cuando aparcamos, debemos dejar siempre la palanca en la posición P. En la mayoría de los coche, si no dejamos la palanca en la posición P de parking, no nos permitirá retirar la llave del contacto.

Más información – El cambio automático (Primera Parte), El cambio automático (Segunda Parte)

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   byron dijo

    Buenas tardes, es muy bueno y muy interesante y mas q todo importante esta inf. Ya q nos ayuda muchisimo a cuidar nuestro vehiculo automatico, yo m compre un sz. Automatico pero tengo mucha curiosidad sobre el manejo adecuado, y no entiendo pero mucho por q en un papel q viene pegado dice no utizar el neutro, y como es normal en un semaforo se ponria en neutro para que descanse, bueno yo quisiera saber todo lo referente a estas cajas y sus consejos m paresen excelentes..gracias

Escribe un comentario