Conoce a fondo la dirección de tu coche

dirección coche

La dirección de nuestro coche se compone de varios elementos. Gracias a la combinación de todos los elementos que intervienen en la dirección, podemos girar nuestro vehículo de una forma cómoda y sencilla, así como tener una correcta alineación.

En la dirección de nuestro coche nos podemos encontrar, básicamente, con cuatro elementos principales, como te detallamos a continuación:

Partes de la dirección de un coche

dirección de un coche

La dirección de un coche está compuesta por varios componentes que trabajan juntos para permitir el control y la maniobrabilidad del vehículo. Entre sus elementos básicos tenemos los siguientes:

  • Volante: es el componente que se encuentra en el interior del vehículo y que el conductor utiliza para girar y controlar la dirección del coche.
  • Columna de dirección: es una barra que conecta el volante con el sistema de dirección. Transmite los movimientos del volante a los componentes de la dirección.
  • Caja de dirección: es el mecanismo encargado de transmitir el movimiento del volante a las ruedas delanteras del coche. Puede ser una caja de dirección de cremallera, de piñón y cremallera o de recirculación de bolas, dependiendo del tipo de sistema utilizado.
  • Rótulas de dirección: son articulaciones esféricas que permiten la conexión entre la barra de dirección y las ruedas delanteras. Permiten el movimiento de dirección y giran junto con las ruedas.
  • Rótulas de suspensión: son articulaciones similares a las rótulas de dirección, pero se encuentran en el sistema de suspensión. Conectan los componentes de la suspensión, como los brazos de control, con las ruedas y permiten el movimiento de la suspensión.
  • Triángulos de suspensión: son componentes de la suspensión que se conectan al chasis del vehículo y a las ruedas. Pueden ser triángulos inferiores y triángulos superiores, y su función es mantener la posición y controlar el movimiento vertical de las ruedas.
  • Silentblocks: son elementos de goma o poliuretano que se utilizan en la suspensión y en la dirección para proporcionar un aislamiento y absorción de vibraciones. Se encuentran en varios puntos de montaje, como los triángulos de suspensión y otros componentes de la dirección, y ayudan a mejorar el confort y la estabilidad del vehículo.

Estas son algunas de las partes principales de la dirección de un coche, pero ten en cuenta que la configuración y los componentes exactos pueden variar según el diseño y el sistema de dirección específico de cada vehículo.

Dirección asistida

La dirección asistida es un sistema diseñado para facilitar el movimiento del volante y proporcionar una dirección más suave y cómoda al conductor, especialmente a bajas velocidades y durante maniobras de estacionamiento. Ayuda a reducir el esfuerzo necesario para girar el volante, lo que facilita el control del vehículo.

Existen varios tipos de sistemas de dirección asistida, pero el más común es la dirección asistida hidráulica y la dirección asistida eléctrica:

  • Hidráulica:
    • Bomba de dirección asistida: un motor impulsado por correa suministra la energía hidráulica para el sistema. La bomba de dirección asistida, generalmente accionada por el motor del vehículo, impulsa el fluido hidráulico a presión hacia el sistema.
    • Válvula de control: el fluido hidráulico se dirige hacia una válvula de control que regula el flujo de fluido en función del movimiento del volante.
    • Cilindro de dirección asistida: el fluido hidráulico bajo presión se dirige hacia un cilindro de dirección asistida, que está conectado al mecanismo de dirección del vehículo.
    • Asistencia al giro: cuando el conductor gira el volante, la válvula de control detecta el movimiento y dirige más flujo de fluido hidráulico al cilindro de dirección asistida, lo que ayuda a girar las ruedas con menos esfuerzo.
  • Eléctrica:
    • Motor eléctrico: en este sistema, el motor eléctrico se encuentra en la columna de dirección o directamente en el mecanismo de dirección.
    • Sensor de dirección: un sensor detecta la posición y el movimiento del volante y envía esta información al controlador electrónico del sistema.
    • Asistencia al giro: basándose en la información del sensor de dirección, el controlador electrónico determina la cantidad de asistencia requerida y activa el motor eléctrico para proporcionar la asistencia necesaria.

Posibles averías en la dirección

Averías más caras en un coche

Aquí hay algunas posibles averías que pueden ocurrir en el sistema de dirección de un coche:

  • Holgura en la dirección: se refiere a un juego excesivo o movimiento suelto en el volante cuando se gira. Puede ser causada por desgaste en los componentes de la dirección, como las rótulas de dirección o los engranajes de la caja de dirección. La holgura puede afectar la precisión y la respuesta de la dirección, lo que puede ser peligroso y requerir reparación.
  • Vibraciones en el volante: si sientes vibraciones o sacudidas en el volante mientras conduces, puede indicar un problema en el sistema de dirección. Esto puede ser causado por desequilibrio en las ruedas, desgaste en los neumáticos, problemas en los rodamientos de las ruedas o desalineación de la dirección. Es importante investigar y solucionar el problema, ya que las vibraciones pueden afectar la estabilidad y el confort de conducción.
  • Desalineación de la dirección: la desalineación se produce cuando las ruedas delanteras no apuntan en la misma dirección. Puede ser causada por golpes en los bordillos, baches en la carretera o desgaste desigual de los neumáticos. La desalineación puede provocar un desgaste irregular de los neumáticos, una dirección inestable y una respuesta deficiente al girar. Se debe corregir mediante un ajuste de la alineación de las ruedas.
  • Fuga de líquido de dirección asistida: si tienes dirección asistida hidráulica y notas la presencia de líquido de dirección en el suelo debajo del vehículo, puede ser indicativo de una fuga en el sistema. Las fugas pueden ocurrir en las mangueras, la bomba de dirección asistida o los sellos. Una fuga de líquido puede afectar la capacidad de asistencia de la dirección y requiere reparación para mantener el funcionamiento adecuado del sistema.
  • Ruido o chirrido al girar el volante: si escuchas ruidos o chirridos al girar el volante, puede ser un indicio de un problema en el sistema de dirección. Esto puede ser causado por desgaste en los componentes de la dirección, falta de lubricación o problemas en la correa de la bomba de dirección asistida. Se recomienda inspeccionar y solucionar el problema para evitar un posible fallo del sistema.
  • Problema con los slintblocks: también conviene revisarlos y sustituirlos en caso necesarios. En estas piezas nos podemos encontrar con ruidos, vibraciones y un fuerte golpe metálico.

Mantenimiento

fachada taller

Un buen mantenimiento de la dirección del coche es crucial por varias razones:

  • Seguridad: es un componente fundamental para mantener el control del vehículo. Un buen mantenimiento garantiza que la dirección funcione correctamente, lo que contribuye a la seguridad en la conducción. Un sistema de dirección defectuoso o mal ajustado puede comprometer la capacidad de respuesta del vehículo y aumentar el riesgo de accidentes.
  • Control y confort al conducir: un sistema de dirección en buen estado permite un manejo más preciso y controlado del vehículo. Una dirección desalineada, con holgura o vibraciones puede afectar negativamente la estabilidad, el manejo y la capacidad de respuesta del vehículo. Un mantenimiento adecuado asegura que los componentes de la dirección estén en óptimas condiciones y que las ruedas estén correctamente alineadas, lo que proporciona un manejo suave y preciso.
  • Durabilidad de los neumáticos: un mantenimiento adecuado de la dirección ayuda a prolongar la vida útil de los neumáticos. Una alineación incorrecta o una dirección desgastada pueden provocar un desgaste irregular de los neumáticos, lo que resulta en una reducción de su vida útil. Al mantener la dirección correctamente ajustada y alineada, se asegura un desgaste uniforme de los neumáticos, lo que a su vez reduce los costos de reemplazo prematuro.
  • Costes de reparación: un mantenimiento preventivo regular de la dirección puede ayudar a detectar y solucionar problemas antes de que se conviertan en fallas mayores y costosas de reparar. La identificación temprana de desgastes o averías en los componentes de la dirección permite abordarlos a tiempo y evitar daños adicionales al sistema.

Además, después de cambiar cualquiera de los elementos de los que hemos estado hablando hoy, es importante alinear la dirección de nuestro coche para terminar de afinar y corregir los problemas que teníamos.

Más información – ¿En qué consiste la alineación?, Es hora de realizar una alineación de nuestro coche (Parte I)


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.