¿De dónde procede la vibración del coche?

Vibración del coche

En muchas ocasiones vibra  nuestro coche y no sabemos el motivo para que se comporte de esta forma. Sin embargo, debemos saber también que un vehículo, debido a la propia mecánica del mismo, tiene cierta vibración que debemos considerar normal. Si notamos que la vibración es superior a la normal, es cuando debemos revisarlo.

Resulta importante poder distinguir una vibración normal de nuestro coche de una que se sale de lo común. Si estamos acostumbrados a conducir nuestro coche y estamos un poco atentos, rápidamente nos daremos cuenta de cuando algo no funciona bien, ya que cambia el comportamiento totalmente.

Por norma general, las vibraciones que están fuera de lo que podemos considerar normal se producen la mayoría de las veces porque hay un problema en el motor de nuestro coche, en el eje, en los frenos o también en la propia llanta.

Si la vibración se produce en el motor puede deberse a muchos motivos. Lo más básico puede ser por una falta de aire o combustible en los cilindros. También puede deberse a un mal estado de las bujías, en este caso el vehículo comenzaría a vibrar al acelerarlo.

El problema también se puede manifestar después de haber encendido el coche correctamente y que se encontrara todo aparentemente normal.

Vibración de llantas

En otros casos más complejos puede deberse al fallo de un sensor o algún dispositivo del vehículo, lo que hace fallar al motor produciendo la vibración que resulta tan molesta.

También podemos tener el problema de vibración en los ejes de nuestro coche. Normalmente esta vibración es en el eje donde están los palieres, ya que pueden estar dañados, de ahí el motivo de la vibración. Esto sobre todo lo podemos notar a altas velocidades o al tomar una curva.

El tercer caso en el que nos podemos encontrar una vibración es en los frenos. Si al frenar nuestro coche, éste comienza a vibrar, nos podemos encontrar en la situación de que los discos de freno de nuestro coche se encuentren en malas condiciones. Los discos se pueden encontrar deformados, por lo que sería necesario su corrección o sustitución.

Por último, nos podemos encontrar la vibración en las llantas. La vibración aquí puede ser debida a un golpe en la rueda que ha deformado la llanta o también a la pérdida de los contrapesos de la llanta o el mal contrapesado de esta.

Como vemos, existen varios tipos de vibraciones en nuestro coche. Para cualquiera de ellas es recomendable llevar el vehículo al taller para que puedan diagnosticar satisfactoriamente el problema y así darle solución.

Más información – Problemas comunes en los frenos y sus posibles soluciones, Me vibra la dirección: Equilibrado de neumáticos

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Técnica
Etiquetas ,

Taller Virtual

Taller Virtual era una web dedicada a la mecánica y los coches. Actualmente está integrada dentro de Actualidad Motor como una sección más de la... Ver perfil ›

Escribe un comentario