El turbo, ese gran invento (Parte I)

Caracola de un turbo

El turbo es un gran invento que revolucionó el automóvil desde su creación. Gracias al turbo, que lo equipan el 90 % de los vehículos actuales, se pueden construir motores de más potencia y mucho más eficientes.

Básicamente, un turbo es una pieza que aprovecha la energía generada por los gases de escape para poder incrementar la cantidad de aire fresco que entra en los cilindros. Con este sencillo método se puede aumentar el rendimiento.

Pero eso no es todo, ya que también conseguimos reducir la contaminación que produce el vehículo y también reducimos el consumo de combustible. Hoy en día nos podemos encontrar muchos motores de pequeña cilindrada pero con prestaciones de motores más grandes. Por ejemplo, podemos hablar del motor TSI del Grupo VAG o el THP, de PSA y BMW.

Sin embargo, como ocurre con muchas otras cosas, el turbo tiene una serie de ventajas e inconvenientes. Como ventajas podemos señalar las que ya hemos mencionado sobre la mejora del rendimiento y la reducción del consumo.

En cuanto a las desventajas, hace años una de ellas era el lag. El lag es el retraso que se produce desde que pisamos el acelerador hasta que notamos que el coche empieza a subir de vueltas. En este periodo pasaban unos segundos que, en según que situaciones, se nos podían hacer eternos.

Hoy en día este problema se ha solucionado gracias a los turbos de geometría variable y también al control electrónico de la presión del turbo.

Turbo

Otro de los inconvenientes a la hora de montar un turbo es el diseño del motor de nuestro coche. El motor requiere un diseño específico para que resulte dañado por las altas presiones a las que trabaja un turbo.

El Turbo trabaja hasta una determinada presión, expresada en bares, una vez supera dicha presión, esta es liberada mediante una válvula de descarga, para no crear una sobrepresión que pueda dañar el motor.

Este es uno de los motivos principales por los que el régimen de funcionamiento de un turbo suele ser a bajas vueltas y a medio régimen, no permitiendo que el turbo actúe cuando el motor gira a muchas revoluciones. De hecho, muchos motores gasolina con turbo suelen dar su potencia máxima a unas 5.000 o 6.000 rpm, mientras que los atmosféricos pueden llegar tranquilamente hasta as 7.000 rpm y algunos modelos incluso 8.000 o 9.000 rpm.

Pero actualmente, la fiabilidad es el talón de Aquiles de un turbo. La temperatura a la que puede llegar un turbo es de unos 900º C en caso de ser un motor gasolina o de unos 500º C en caso de ser un motor diésel. Si a esto le sumamos la velocidad de giro del turbo, unas 150.000 rpm, podemos decir que es una pieza muy delicada y que requiere grandes cuidados.

El mantenimiento de un turbo es muy importante. Hay que cambiar el aceite justo cuando lo marca el fabricante y es muy importante usar el aceite específico para nuestro motor. En caso de avería, tranquilamente podemos superar los 1.000 euros.

Como consejos, podemos decir que hay que evitar, en la medida de lo posible, dar acelerones con el motor en frío. También es importante, al estacionar el coche, esperar un minuto antes de apagar el motor. De esta forma el aceite sigue circulando por el turbo, lo que ayuda a su refrigeración.

Más información – Cuidemos el turbo de nuestro coche

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Técnica
Etiquetas ,

Taller Virtual

Taller Virtual era una web dedicada a la mecánica y los coches. Actualmente está integrada dentro de Actualidad Motor como una sección más de... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   sillu dijo

    excelente sitio!, son muy claros en cada uno de las explicaciones, este de la [url=http://www.diesellider.com.ar/index.php?module=page&code=2]turbina[/url] me sirvió mucho.

  2.   manuel dijo

    Excelente es lo que necesitaba saber… Gracias….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *