Cuidemos el turbo de nuestro coche

Cómo cuidar el turbo

El turbo es un componente del motor que requiere de unos cuidados concretos para no deteriorarse antes de tiempo. Si bien es cierto que muchos de ellos son sobradamente conocidos, no todo el mundo sabe cuándo aplicarlos y en qué medida.

No es raro ver conductores que esperan a que se enfríe el turbo después de cualquier tipo de trayecto. Y tampoco faltan los que se conforman con 30 segundos al ralentí después de un puerto de montaña. Cada cosa debe hacerse en su justa medida. Algo que no es difícil si se tienen unas cuantas nociones sobre el turbo.

Arranque

En los motores sobrealimentados es incluso más importante cuidar la lubricación que en los atmosféricos. Por ello, se suele decir que conviene esperar a que el coche se caliente un poco sin apretar el acelerador antes de iniciar la marcha. En realidad, esto no es cierto del todo. Si quieres calentar el motor a base ralentí, en la mayoría de los coches modernos tendrás que esperar mucho para ganar unos pocos grados. Se trata más bien de esperar a que el aceite salga del cárter y se distribuya de nuevo por todas las piezas. Incluido el turbo. Además los aceites de motor actuales mantienen muy buenas propiedades sin estar a temperatura de servicio. En especial los aceites sintéticos.

Por eso, no es necesario esperar más de 1 ó 2 minutos antes de mover el coche. Bastará con modificar los hábitos. En lugar de entrar, ponerte el cinturón, revisar los espejos y arrancar, es mejor encender el motor en primer lugar.

Cómo cuidar el turbo

Excepciones:

  • Si tienes que arrancar el motor a baja temperatura, recuerda que el aceite estará más viscoso de lo normal y tardará más en lubricar el turbo y los demás componentes. En estos casos, estira más el tiempo al ralentí para que vaya fluidificándose.
  • Si vas a arrancar un coche que lleva mucho tiempo sin usarse, también es conveniente estirar más el tiempo de calentamiento en parado. En este caso el aceite se habrá caído al cárter prácticamente en su totalidad. Por eso tardará algo más en volver a lubricarlo todo.

Apagado del motor

Éste es el consejo más conocido y extendido en el cuidado del turbo: esperar unos minutos antes de apagar el contacto. Lo malo es que no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo hay que esperar, ya que el común de los mortales no tenemos un dispositivo que indique la temperatura del turbo.

esperar para iniciar marcha al arrancar el motor con turbo

No tienes que esperar para apagar el motor en tramos urbanos con una conducción razonable, ni en los típicos trayectos cortos. Tampoco es necesario esperar a que se enfríe conduciendo por carreteras de 90 km/h, siempre que no se vaya adelantando constantemente. Te damos una lista de condiciones en las que conviene esperar y cuánto está recomendado en coches normales de forma aproximada:

  • Viaje largo por autopista a 120 km/h: 1 minuto. Los coches actuales están pensados para funcionar a estas velocidades sin calentarse en exceso. Aunque si conduces en verano a temperaturas muy altas puedes estirar el tiempo a 2 minutos.
  • Viaje subiendo un puerto de montaña: 3 minutos. Las subidas por carreteras reviradas y/o grandes cuestas hacen trabajar el motor de forma más intensa. Pero más importante que esto, es que el turbo tiene que soplar más. Para poder hacerlo, debe girar más rápido a base de recibir un flujo mayor de gases de escape. Que son precisamente los que lo calientan a temperaturas tan altas.
  • Carrera o tramos con conducción deportiva: 5 minutos. Cuando se conduce en estas circunstancia se suele mantener el acelerador apretado hasta el fondo un gran porcentaje del tiempo. Un uso para el que la mayoría de los coches convencionales no está preparado para aguantar por sistema. En estos casos es recomendable tener paciencia. Así conseguirás que se enfríen todas las partes clave, no solo el turbo.

Forma de conducir

Forma de conducir con un motor con turbo

Cuando conduzcas con un motor con turbo es recomendable respetar tres consejos básicos para evitar daños innecesarios:

  • Antes de exprimir el turbo al máximo espera a que el motor llegue a la temperatura óptima de funcionamiento. Normalmente 90º. Hasta entonces, evita superar las 2.000 rpm si las circunstancias te lo permiten. Tampoco aprietes el acelerador a fondo, para que los gases de escape no hagan girar al turbo a su máxima velocidad.
  • Trata de circular dentro del rango de revoluciones óptimo para el funcionamiento del turbo. Una buena referencia con la que no te vas a confundir es el intervalo en el que el motor da su par máximo. Por ejemplo, un Volkswagen Golf 1.4 TSI de 122 CV de 2009 da sus 200 Nm de par máximo entre las 1.500 rpm y las 4.000 rpm. Siempre que te muevas dentro de esos valores lo estarás haciendo perfecto.
Coches más sensibles: los diésel de cierta antigüedad con turbos de álabe variable (P. ej. el Seat Toledo II TDI 110 CV) pueden tener inconvenientes mayores si se suele circular a bajas revoluciones. En estas circunstancias, la combustión genera más carbonilla que sale en forma de humo negro. Esta sustancia podía llegar a obstruir el movimiento de los álabes, dejándolos en una posición fija. Un estado que lo hacía funcionar mal e incluso podía llegar a romperlo.
  • No abuses de las revoluciones. Aunque el coche mantenga su par máximo a unas revoluciones altas, no es recomendable llegar a ese extremo por sistema. En realidad éste es un consejo aplicable a cualquier motor, aunque no tenga turbo. Al menos si quieres que te dure el mayor tiempo posible. De cualquier forma, en los coches con turbo, este consejo es incluso más importante.

Mantenimiento

Revisar nivel de aceite de los motores con turbo

En los motores con turbo es especialmente importante cuidar el estado del aceite. Por eso es bueno cambiar el lubricante junto con el filtro cuando indique el fabricante, aunque lo vayas a hacer tú mismo. También es recomendable no escatimar en la calidad de ambas cosas. La diferencia es de unos pocos euros entre uno de marca reconocida y otro dudoso.

Además de esto, es conveniente vigilar el nivel del aceite aunque no haya llegado la fecha del cambio. Los motores suelen consumirlo poco a poco, sobre todo los que ya tienen varios años de servicio. También puede tener pequeñas fugas que vayan haciendo bajar el nivel por debajo de lo recomendado.

¿Qué pasa si no se cuida el turbo?

Una avería en el turbo puede ser muy costosa, ya que esta pieza puede tener un precio aproximado de 1.000 €, dependiendo del modelo. Más en marcas premium. Además, la sustitución de este elemento puede ser un poco complicada en algunos coches. Lo que suma más tiempo de mano de obra a la factura del taller.

Si quieres saber más sobre el turbo de tu coche, puedes visitar los artículos de Actualidad Motor sobre su funcionamiento y sobre sus ventajas e inconvenientes. Te puede interesar

3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Patricia Lopez dijo

    Que es dejarlo al ralenti???

    1.    Juan Antonio dijo

      Al relenti significa cuando pones el coche en marcha el motor trabaja suave, sin que tu pongas el pié en el acelerador.

  2.   Juan Antonio dijo

    Hola. Quería preguntar es necesario, cuando compras un coche nuevo hacer rodaje al coche y se es así a cuantos Kilómetros tengo que hacer. Gracias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche