McLaren es una marca británica con sede en Woking que produce únicamente modelos superdeportivos de muy altas prestaciones. Además de equipar motores muy potentes, McLaren invierte mucho capital en que la carrocería sea ligera y aerodinámica, pero sin olvidarse del diseño. Utiliza, en abundancia, materiales como la fibra de carbono y el aluminio para conseguir ligereza y mantener la rigidez estructural necesaria.

Además, y a diferencia de otros de sus rivales como Lamborghini o Ferrari, ninguno de sus modelos utiliza tracción integral, siendo todos ellos de propulsión trasera; un dato que muestra la alta deportividad de sus productos. Otro apunte interesante es que todos utilizan el mismo bloque motor V8 biturbo, aunque hay diferencias técnicas entre modelos que varían rendimientos y prestaciones.

El modelo más económico de la firma británica es el McLaren 540C, que pertenece a la gama Sport Series junto a los Mclaren 570S y McLaren 570GT. Dicha gama no busca una deportividad tan extrema, sino algo más de practicidad y confort. El McLaren 540C cuesta unos 175.000 euros y utiliza el habitual propulsor V8 de 3.8 litros biturbo. En este modelo la mecánica rinde 540 CV y 540 Nm. Su peso en seco es de 1.311 kilos.

El segundo integrante de la gama “Sport Series” es el McLaren 570S. Desde hace poco tiempo está disponible tanto en carrocería coupé como descapotable (570S Spider). Ambas carrocerías utilizan el V8 biturbo de 3.8 litros que rinde, en esta ocasión, 570 CV y 600 Nm. El peso en seco del Coupé es de 1.313 kg, mientras que su precio es de unos 185.000 euros.

El McLaren 570GT es claramente el coche más enfocado a viajar de la firma británica. El tarado de su suspensión es más blando y ofrece una mayor practicidad. Destaca que, sumando el maletero del frontal y el que se encuentra tras los asientos, cubica un espacio de carga de 370 litros. Además, el interior es considerablemente más lujoso y confortable que el resto de productos de la marca. Su precio es de aproximadamente 194.000 euros.

Fuera de la gama Sport Series y dentro de la “Super Series” nos encontramos con el McLaren 720S. Es el sustituto directo del ya descatalogado 650S. Tiene un chasis monocasco realizado con fibra de carbono que le ayuda a marcar unos 1.500 kg sobre la báscula (ahora sí, en orden de marcha). Utiliza el mismo motor V8 biturbo que el resto de modelos de la marca de Woking, solo que una revisión en sus componentes le ayuda a aumentar la cilindrada hasta los 4 litros. Desarrolla 720 CV y 770 Nm de par. Su precio es de 240.000 euros.

El culmen de la deportividad en este fabricante llega de la mano de los McLaren 675LT Coupé y 675LT Spider. Prácticamente son vehículos desarrollados para el uso intenso en circuito con homologación para las vías públicas. Buena parte del material del coche es fibra de carbono, gracias a lo que consiguen obtener un peso de 1.270 kg en el Coupé y 1.310 en el Spider, ambos en vacío. También utiliza el V8 biturbo de 3.8 litros, desarrollando 675 CV y 700 Nm. El 675LT Coupé es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanzar los 330 km/h. Su precio es unos 350.000 euros para el de carrocería cerrada y 395.000 para el descapotable.