–––

Citroën C-Zero

Desde 21.390euros
  • Carrocería Urbano
  • Puertas 5
  • Plazas 4
  • Potencia 49 kW - 67 cv
  • Maletero 166 litros
  • Valoración 3,4

Los eléctricos ya no son los raros de la familia. La movilidad sostenible ha llegado para quedarse, y aunque muchas marcas apuesten por ofrecer formatos desmesurados, los urbanos eléctricos son los más lógicos del mercado. El Citroën C-Zero es la apuesta de la marca gala por conquistar dicho segmento, un modelo surgido de una joint venture entre Francia y Japón.

En 2009 el Grupo PSA y Mitsubishi firmaron un acuerdo por el cual los japoneses desarrollarían un modelo urbano y eléctrico. De esa alianza transatlántica nacieron los primeros modelos eléctricos de la categoría, el Mitsubishi i-MiEV, el C-Zero de Citroën y el Peugeot iOn. Tres patas de una misma silla que lo comparten absolutamente todo.

A día de hoy el Citroën C-Zero es más conocido por su uso extendido en los programas de Carsharing. Gracias a su formato eléctrico, su tamaño, y su fácil manejo, se han convertido en una excelente alternativa para moverse por las cada vez más congestionadas y restringidas ciudades europeas. En 2014 el pequeño eléctrico francés detuvo su producción sin dejar herederos.

Características técnicas del Citroën C-Zero

Citroën C-Zero

Consigue el mejor precio para el Citroën C-Zero

El Citroën C-Zero está desarrollado sobre la plataforma específica y exclusiva para el tridente eléctrico de la alianza. Monta sus baterías en la parte inferior del suelo, mientras que el motor se coloca sobre el eje posterior. Esta configuración le permite tener una buena habitabilidad interior en detrimento de una menor capacidad de carga.

El segmento al que se dirige el C-Zero es el más pequeño y reducido del mercado. Sus medidas son ideales para moverse por la ciudad sin problemas. 3,47 metros de longitud, 1,47 metros de ancho y 1,60 metros de alto. A esas medidas hay que sumar una distancia entre ejes de 2,55 metros que le permiten homologar una capacidad máxima para cuatro pasajeros de forma cómoda.

Dado que el motor se coloca en la parte trasera, la capacidad de carga es reducida. Su volumen mínimo es de 166 litros. Capacidad que puede ampliarse hasta los 860 litros como máximo si abatimos la segunda fila de asientos por completo.  El volumen es reducido, pero está en consonancia con las cifras que marca el segmento. Suficiente para un uso diario y tareas rutinarias.

Gama mecánica y cajas de cambio del Citroën C-Zero

Citroën C-Zero

El C-Zero es un coche plenamente eléctrico. Desde sus inicios fue concebido para usar la electricidad como único sistema de alimentación. Hablamos de un modelo desarrollado en el año 2009, en los albores de las tecnologías eficientes. Hasta el cese de su producción el C-Zero no sufrió ningún restyling o actualización mecánica, por lo que es superado por opciones más modernas.

Dispone de un motor eléctrico con una tensión nominal de 330 voltios y 49 kW, 67 de los viejos caballos de vapor. Desarrolla un par motor máximo de 196 Nm que le permite tener una buena aceleración desde parado, aunque algo menos capaz cuanta más velocidad lleve. La gestión del motor se encarga a una transmisión de pares de engranajes automática y sin embrague.

Para alimentar el motor se hace uso de una batería de iones de litio refrigerada por aire en posición central. Cuenta con una capacidad de 16 kWh, de los cuales solo 15,2 kWh son útiles. Dada su poca capacidad la autonomía queda limitada a un máximo de 100 kilómetros. Los tiempos de recarga oscilan entre las 6 y las 11 horas en función de la intensidad de carga que dispongamos en una toma de corriente simple de 220 voltios.

Equipamiento del Citroën C-Zero

Una de las claves del Citroën C-Zero es hacer asequible la movilidad eléctrica. Y parte de ese concepto pasa por ofrecer un equipamiento interior muy limitado. El segmento A se caracteriza por contar con pocos lujos, y en el caso del eléctrico francés menos aún. Interior sencillo, simple y fabricado plenamente en plástico duro. Poca sensación de calidad pero buen tratamiento de montaje.

Tampoco se permite una personalización más allá de una paleta de colores alegre y juvenil con cinco tonalidades posibles. Los paquetes de equipamiento son cerrados y limitados. Eso nos deja con un solo estilo para el exterior y el interior. La gama del Citroën C-Zero está formada por una única terminación denominada Seduction.

Entre el equipamiento disponible en la versión Seduction encontramos 8 airbags, controles de tracción y estabilidad (TCS y ESP), frenos con ABS y EBD, cable de recarga, llantas de aleación de 15 pulgadas, sensores de luz y lluvia, Citroën Connect Box, aire acondicionado o retrovisores regulables y abatibles eléctricamente.

El Citroën C-Zero según EuroNCAP

En 2011, cuando el C-Zero llegó al mercado europeo, los analistas de Euro NCAP pusieron a prueba la seguridad del pequeño urbano eléctrico. Tras someterse a las pertinentes pruebas de choque fue catalogado como un coche de cuatro estrellas, valoración que le acompañó hasta el fin de sus días). Notables son los datos obtenidos en protección de pasajeros adultos, 73 sobre 100, en protección de ocupantes infantiles, 78 sobre 100, y en sistemas de seguridad, 86 sobre 100.

El Citroën C-Zero de Km 0 y segunda mano

Dado que el Citroën C-Zero terminó su vida comercial europea en el año 2014, no existen unidades disponibles en los mercados de Km 0 o seminuevos. A lo largo de su corta vida comercial tampoco fueron muchas las unidades vendidas a particulares. Demasiado atrevido y adelantado a su época para un mercado que todavía estaba en pañales.

Si oteamos los mercados de ocasión y segunda mano son muy pocas las unidades disponibles a la venta. En favor juegan los bajos kilometrajes acumulados. Los precios más asequibles arrancan en los 10.000 euros para modelos de 2016-2017 (remanentes de stock acumulado). Es importante que a la hora de valorar la compra de un coche eléctrico de segunda mano, éste disponga de un certificado oficial sobre el estado de la batería.

Rivales del Citroën C-Zero

En su momento el Citroën C-Zero fue un adelantado a su tiempo. El concepto de movilidad eléctrica todavía no está plenamente instaurado en los mercados. A pesar de ello los urbanos eléctricos se están convirtiendo en un nicho de mercado donde la competencia crece cada día. Los rivales del C-Zero, y sus hermanos de alianza, son el SEAT Mii Electric, el Smart EQ ForFour y el Volkswagen e-Up! Todos ellos son contrincantes por tamaño y precio, aunque las opciones del Grupo Volkswagen presentan una mayor autonomía.

A destacar

  • Movilidad urbana
  • Cinco puertas
  • Etiqueta CERO

A mejorar

  • Diseño
  • Veteranía
  • Poca autonomía

Precios del Citroën C-Zero

A la hora de pasar por caja el C-Zero es uno de los eléctricos más baratos del mercado. Citroën plantea una estrategia simple con un único precio de venta. El precio de salida del Citroën C-Zero se sitúa en los 21.877 euros. Gracias a la etiqueta CERO puede disponer de suculentas rebajas fiscales. En los precios no se han estipulado ofertas, promociones, o programas de ayudas estatales o locales para la compra de un vehículo eléctrico.

Galería de fotos del Citroën C-Zero