Porsche quiere acabar con los “reventas” de sus coches

Porsche 911 R

En los últimos años estamos viviendo una auténtica burbuja con los coches clásicos, pero también con los coches nuevos de lujo. Antiguamente, por norma general, quien compraba un coche de lujo o un superdeportivo a estreno era una persona adinerada pero también apasionada de los coches, de las obras de ingeniería. Hoy lógicamente también hay muchas personas de dinero que los compran, pero no siempre los utilizan para lo que realmente se fabrican los coches, para disfrutarlos y utilizarlos.

Estas personas son especuladores, que simplemente buscan aumentar su fortuna y realmente el coche les importa un bledo; solo quieren tener un objeto que unos meses o unos años después tenga un valor muy superior al precio por el que ellos lo compraron. Esto no solo sienta mal a posibles clientes, sino que ya también hay fabricantes que quieren intentar vender sus coches nuevos a clientes que de verdad los vayan a disfrutar y no busquen aumentar su cuenta corriente.

Porsche 911 R

Ford ya hizo “exámenes” a los clientes interesados en su nuevo Ford GT, para así garantizar que su superdeportivo fuera a pisar las calles y no simplemente a adornar una habitación o, incluso, a quedar guardado en una caja gigante. Ahora es Porsche quien se empieza a cansar de los especuladores de sus coches nuevos, pues ve como sus series limitadas se agotan muy rápido y luego, poco tiempo después, aparecen a la venta por precios desorbitados.

Aunque, de primeras, puede parecer que esto no es un problema para un fabricante para Porsche, puesto que al fin y al cabo venden sus coches rápidamente, mancha su imagen hacia otros clientes que sí estarían interesados en utilizar y disfrutar de sus coches. Aunque una marca de coches sea una empresa más, es lógico que a un fabricante premium también le guste que sus coches realicen el fin para el que fueron construidos: disfrutar de él.

En una reciente entrevista a Car & Driver, Andreas Preuninger, jefe de desarrollo de vehículos GT de la marca, declaraba que “personalmente me gusta ver que mis coches sean usados. Para eso los construimos. Son demasiado buenos para dejarlos cogiendo polvo”. Añadía, además, que “el objetivo de limitar la producción de un coche no es que gane valor”.

Porsche 911 R

Algunos clientes que compraron el Porsche 911 R se han quejado tras la actualización del 991 911 GT3 que, ahora sí, ofrece cambio manual. Probablemente esos enfados y quejas hacia Porsche vengan porque su intención al comprar el 911 R era hacer dinero, pues en el momento era una de las pocas oportunidades de comprar un “pura sangre” a estreno con transmisión manual. Al tener más versiones (y unidades) disponibles, su precio de reventa baja.

Como la producción de Porsche es limitada, saben controlar qué coches realmente se están utilizando y cuáles no, conociendo también lógicamente a su propietario. Parece ser que la firma de Stuttgart tiene en mente variar los procesos de selección de clientes que demandan sus modelos más limitados cada vez que lanzan una nueva serie. Con todo esto, si eres un especulador, Porsche ya no quiere que tú compres ese coche si la demanda supera a la producción porque “robarás” a otro cliente la oportunidad de disfrutar de uno de sus coches, ofreciéndoselo poco tiempo más tarde por una cantidad de dinero muy superior.

Fuente – Car & Driver

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *