Prueba Audi e-tron Sportback 55 S line 408 CV y 95 kWh

Prueba Audi e-tron Sportback

Audi tiene prevista una fuerte ofensiva de producto para los próximos años. El inicio de la marca de los cuatro aros con modelos eléctricos se materializó en 2019 con el lanzamiento del Audi e-tron. Ahora acabamos de ponernos al volante del segundo coche eléctrico en la historia de la compañía, el Audi e-tron Sportback.

En 2025 tendrán una gama muy completa, con 20 vehículos totalmente eléctricos y una decena de híbridos enchufables. Pero de ello os hablaremos más detenidamente en otro momento. Hoy nos vamos a centrar en la toma de contacto con el Audi e-tron Sportback, que ya está disponible en el mercado español. ¡Comenzamos!

Como puedes estar imaginando, el Audi e-tron Sportback deriva directamente del e-tron “normal” que conocimos el año pasado. Aunque, eso sí, con algunas mejoras. Como es habitual en la firma alemana, las versiones Sportback se caracterizan por un diseño más deportivo sin renunciar a la practicidad de las cinco puertas.

SUV coupé, así es el segundo eléctrico de Audi

Prueba Audi e-tron Sportback perfil trasero

No cabe la menor duda de que el e-tron Sportback es un coche con una planta imponente. Además, y aunque tiene muchas similitudes con su hermano, este nuevo eléctrico de aspecto SUV Coupé se ve más atlético y dinámico. La principal diferencia radica en el tres cuartos trasero, con una caída del techo bastante más fluida y deportiva.

El diseño es obra del español Juan Carlos Huerta.

En el frontal podemos destacar la parrilla parcialmente cerrada con acabado platino, que utiliza multitud de franjas horizontales seis verticales. Los faros son de LED de serie, y traen una firma lumínica muy atractiva que, además, hace juegos de luces configurables cuando arrancamos en la oscuridad.

A esto hay que añadir que la aerodinámica está muy trabajada, canalizando el aire de forma fluida para mejorar el coeficiente de penetración. Tanto es así que logra un coeficiente aerodinámico de solo 0,25. Por cierto, las tomas de aire que se ven en los extremos del paragolpes delantero son totalmente funcionales.

Retrovisores virtuales Audi e-tron

A mejorar la aerodinámica también contribuye el uso de los retrovisores virtuales. Realmente no son espejos, sino cámaras de altísima calidad de la que os hablaré un poco más adelante. Por supuesto, la silueta coupé mejora la canalización del aire, además de ofrecer ese aspecto más deportivo.

Las llantas son enormes, de 21 pulgadas, con neumáticos de dimensiones 265/45 en el caso de nuestra unidad probada.

La retaguardia es limpia y fluida, tomando mucha importancia la iluminación trasera, que también tiene intermitentes dinámicos y realiza juegos de luces -como en el A7, por ejemplo- cada vez que abrimos y cerramos el vehículo.

Pantallas y unos retrovisores virtuales que no terminan de convencer

Prueba Audi e-tron Sportback interior

Pocas novedades nos encontramos en el habitáculo. Aquí todo es calcado al Audi e-tron “a secas”. Tenemos un cuadro de instrumentos multiconfigurable de 12,3 pulgadas de serie, la pantalla central de infoentretenimiento con 12,1 pulgadas y, por si esto fuera poco, la pantalla inferior para el climatizador e introducción de texto, que es de 8,6. A mi modo de ver, demasiada distracción cuando todavía no estamos totalmente familiarizados.

En las puertas aparecen las pantallas OLED de alta calidad que proyectan la imagen captada por los retrovisores virtuales, siempre y cuando hayamos escogido este opcional. Ahora se han mejorado con la incorporación del sistema Side Assist. En cualquier caso, un servidor sigue prefiriendo los retrovisores de toda la vida pese a que se puedan mojar o ensuciar con más facilidad.

Aunque con el uso y el paso de tiempo vamos acostumbrándonos, no tenemos la misma percepción de profundidad de campo. A esto hay que añadir que no se encuentran en una posición tan natural, quedando en una zona inferior. Nuestro primer instinto es mirar hacia el exterior, a la cámara, y no hacia la pantalla.

Retrovisor virtual Audi pantalla OLED

Por lo demás, como es habitual en la gama alta de Audi, la calidad del interior es muy elevada. Tenemos materiales muy agradables en los asientos y tapizados de las puertas, aunque no es menos cierto que seguimos encontrando bastante piano black. Aunque esta terminación plástica en negro brillo no presente ningún crujido, atrapa mucho polvo y huellas.

Un detalle es que si hemos cerrado mal la puerta, un sistema eléctrico se encarga de encajarlas automáticamente por sí solo.

Suficiente espacio para el 99 % de situaciones

En lo que respecta al espacio, las plazas delanteras son muy amplias y presentan multitud de ajustes para sentirnos cómodos. A esto tenemos que sumar que nuestra unidad lleva asientos eléctricos con calefacción y ventilación. Los asientos, por supuesto, son realmente cómodos y se adaptan perfectamente a nuestro cuerpo.

Plazas traseras Audi e-tron Sportback

El acceso a las plazas posteriores es bueno. Una vez dentro tenemos una gran distancia para las rodillas, pudiendo prácticamente cruzarnos de piernas sin rozar con la punta del zapato en el asiento delantero. El espacio para la cabeza disminuye en 2 centímetros respecto al e-tron convencional, pero si mides por debajo del 1,80 no hay problema.

La anchura es buena, pudiendo utilizar la plaza central. Eso sí, como ahora tenemos el techo más bajo, yo mismo (con una altura de 1,76) ya rozo. Hay que tener en cuenta que la banqueta central está algo más elevada y es más dura. Un detalle importante es que apenas hay túnel central, lo que incrementa las posibilidades a la hora de realizar algún trayecto corto con cierto confort.

El Audi e-tron Sportback tiene 615 litros de maletero

Maletero Audi e-tron Sportback

¿Y qué hay del maletero? Pues tenemos en total 615 litros, de los cuales 60 se encuentran en un comportamiento delantero, bajo el capó. Eso sí, ese espacio delantero prácticamente queda ocupado en su totalidad por los cables de recarga, que siempre conviene llevarlos para evitar problemas inesperados.

Por lo tanto, el volumen del maletero principal es de 555 litros. Las formas son muy cúbicas y la pérdida de espacio respecto a su hermano de carrocería convencional (45 litros) no es importante salvo que habitualmente vayas con el coche muy cargado.

Oferta mecánica: Dos versiones hasta la llegada del S

De momento, el Audi e-tron Sportback está disponible con dos versiones mecánicas diferentes. Por un lado tenemos la versión 50 y por otro, la 55. Dentro de unos meses estará disponible una variante más prestacional, el Audi e-tron S Sportback.

Audi e-tron Sportback frontal

El Audi e-tron Sportback 50 quattro genera 313 CV y 540 Nm de par. En este caso la batería es de 71 kWh, permitiéndole cubrir 346 kilómetros según los datos de homologación con una sola carga. Sus prestaciones son un 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y 190 km/h de velocidad máxima.

Por su parte, la versión más prestacional, que responde al nombre de Audi e-tron Sportback 55 quattro tiene mejores capacidades. Sus motores eléctricos rinden una potencia conjunta de 360 CV y 561 Nm de par. Sin embargo, cuando seleccionamos la S en la transmisión se activa una función Boost, la cual incrementa sus prestaciones hasta los 408 CV y 664 Nm.

Enchufe Audi eléctrico

Entre los datos de homologación vemos que su autonomía se amplía hasta los 446 kilómetros, ofreciendo unas prestaciones máximas de 5,7 segundos en el 0 a 100 y una punta de 200 km/h. Una diferencia importante es que la versión 55 lleva una batería de mayor capacidad, concretamente 95 kWh.

Otro detalle a tener en cuenta es que mientras que el e-tron Sporback 50 acepta cargas rápidas de 120 kW, la versión superior 55 llega a permitir cargas a 150 kW. Mediante este sistema, ambos son capaces de recuperar el 80 % desde vacío en apenas media hora.

Otras tecnologías y medidas de interés

Otras nuevas tecnologías son la incorporación de la iluminación Audi digital Matrix LED. Además de crear efectos de animación al arrancar en la noche, cuenta con un millón de espejos variables para la iluminación. Lógicamente, en carretera mejora nuestra visión creando una especie de “alfombra mágica” (así lo ha denominado Audi), evitando deslumbrar al resto de usuarios y guiándonos por la trazada. Lógicamente, esto no hemos podido probarlo.

Pantalla Audi e-tron climatizador

Por otro lado aparece la aplicación myAudi para distintas funciones. Con la app instalada en nuestro smartphone podemos programar el sistema de climatización, preparar la ruta y volcarla al navegador del coche, ver el estado de autonomía y demás sistemas, así como controlar la recarga.

Pero lo que más me ha llamado la atención es la nueva app Functions on Demand. Dice Audi con ella podemos “alquilar” algunas funciones por periodos, como puede ser un sistema de iluminación exterior mejorado para el invierno. Y me ha llamado la atención porque no sé hasta qué punto resulta lógico.

Tenemos un coche que ya tiene una serie de funciones y la marca nos cobra por activarla durante un tiempo. No es un navegador o similar, que puede requerir de ciertas actualizaciones con frecuencia. Sinceramente, no termino de entender esta estrategia.

Al volante: ¡Confort y reacción!

Y visto todo lo anterior, llega el momento de ponernos al volante. Audi nos ha preparado una ruta en esta presentación nacional por los alrededores de la ciudad de Madrid, subiendo a la sierra para comprobar cómo se desenvuelve su segundo modelo eléctrico. En este caso, probamos un Audi e-tron Sportback 55 quattro, con 408 CV de potencia máxima.

Excepcional calidad de rodadura

Audi e-tron Sportback lateral

Lo primero que destaca en este modelo es el silencio de marcha. Sí, todos los eléctricos son muy silenciosos, pero en este caso además de la ausencia de ruidos y vibraciones de la mecánica, también tenemos un fantástico aislamiento acústico por rodadura y aerodinámica, así como de otros ruidos exteriores. Un detalle es que tenemos cristales dobles en las ventanillas.

Por tanto, la calidad de rodadura es excepcional. A ello ayuda mucho la suspensión neumática adaptativa de serie. Filtra cada bache de forma excepcional. No nos inmutamos ni con tapas de alcantarilla, ni con resaltos. También “se traga” perfectamente las juntas de dilatación y no perdemos la trayectoria cuando esos obstáculos están en plena curva. La verdad, da gusto. Ojo, y en nuestro caso llevamos llantas de 21 pulgadas.

En calidad de rodadura y confort juega de tú a tú con el eléctrico de Mercedes, el Mercedes EQC, que es su principal rival.

Ni que decir tiene que, en una conducción normal, el e-tron Sportback es un coche muy suave y agradable en todo en todos los sentidos. La respuesta al acelerador es instantánea pero fácilmente modulable, la dirección es suficientemente rápida y, una cosa que no se puede decir ni mucho menos de todos los eléctricos o híbridos, la dosificación del freno está bien lograda.

Retención predictiva y varios niveles utilizando las levas

Audi e-tron Sportback dinámica

A esto debemos añadir que cuenta con retención predictiva. Es decir, si por las circunstancias del tráfico detecta que estamos acercándonos a otro vehículo, el cuadro nos indica que levantemos el acelerador y el coche por sí mismo modula parcialmente la retención. También funciona con los datos de navegación, incrementando esa retención cuando nos aproximamos a una rotonda, por ejemplo.

De todos modos, si te parece algo intrusivo, siempre puedes desconectarlo. También está bien que, como en la mayoría de coches eléctricos, tenemos unas levas tras el volante. En este caso no sirven para cambiar de marcha, sino para variar por nosotros mismos el nivel de retención.

Lo que no me parece un acierto es que después de activar la retención la leva izquierda, si aceleramos durante unos instantes, desactiva la retención y tenemos que “marcarla” de nueva dando toques a la leva izquierda. Creo que sería más interesante que quedase fija en la posición que hayamos marcado aunque aceleremos.

Buenas impresiones en zonas viradas

Audi e-tron Sportback perfil trasero

Como decía al inicio de este apartado, durante la toma de contacto hemos podido conducir algunos tramos de montaña ratoneros. Si queremos divertirnos, lo mejor es seleccionar el modo Dynamic en el Drive Select.

El Audi e-tron Sportback se desenvuelve sorprendentemente bien en este ambiente. No tiene la emoción de un deportivo de gasolina, pero seguro que es más rápido que muchos de ellos. Pese a su peso y a que es un SUV, no le da miedo alguno enlazar curvas a un ritmo alegre. Los cambios de peso se completan en instantes y el nivel de agarre es altísimo. Claro, que no vamos precisamente descalzos con esos enormes rodillos firmados por Continental.

Más allá de la aceleración, que es más que sobrada en todo momento con los 408 CV que desarrolla, me ha sorprendido la capacidad de motricidad en asfalto. Sí, tenemos tracción a las cuatro ruedas, pero ni acelerando a fondo saliendo de curvas cerradas he notado el trabajo de la electrónica. Ni por las propias reacciones del coche ni porque se active algún testigo en el cuadro. Realmente sorprendente.

Además, y aunque no es un coche pensado principalmente para ello, se desenvuelve bien tanto en curvas lentas como en otras más rápidas. Pero hay que tener la mente fría y saber que estamos ante un modelo de más de 2.500 kilos. Irá sobre raíles, pero no debe ser fácil recolocarlo si descarrilamos…

Conclusiones

Llantas Audi e-tron Sportback S line

El Audi e-tron Sportback es el segundo modelo eléctrico de la marca, aunque básicamente es una segunda carrocería del primero. Su principal diferencia es el estilo de diseño, con una línea más deportiva dada su silueta de coupé.

No es un coche accesible para la gran mayoría, pero la calidad de rodadura, las prestaciones y el tacto de conducción justifican en buena parte su precio. Eso sí, nunca debemos olvidar las limitaciones que, al menos a día de hoy, tienen los coches eléctricos.

Equipamiento Audi e-tron Sportback

Faros LED Audi e-tron Sportback

Básico

  • Llantas Aero de 19 pulgadas
  • Tracción quattro
  • Suspensión neumática adaptativa
  • Faros Full LED
  • Cable de recarga Modo 3
  • Carga hasta 44 kW AC / 150 kW DC
  • Portón de maletero eléctrico
  • Cargador Compact (7,4 kW o 11 kW)
  • Climatización estacionaria
  • MMI Navegación Plus Touch Response
  • Audi Virtual Cockpit
  • Audi Sound System
  • Aviso de salida de carril + Pre Sense
  • APS Plus
  • Mantenimiento por 8 años o 160.000 km

Advanced (añade)

  • Pinzas de freno naranja Dynamic
  • Llantas de aleación de 20 pulgadas
  • Exterior Advanced con pintura a contraste
  • Retrovisores plegables y antideslumbrantes
  • Audi Smartphone interface
  • Audi Virtual Cockpit Plus
  • Cámara de marcha atrás
  • Audi Beams e-tron
  • Paquete de luces ambiente
  • Inserciones en aluminio cepillado mate oscuro
  • Airbags laterales traseros
  • Barras de techo en aluminio

S line (añade)

  • Llantas de 20 pulgadas
  • Pintura completa
  • Aviso de cambio de carril
  • Paquete S line interior
  • Salpicadero con tapicería en cuero
  • Asientos deportivos Alcántara-cuero
  • S line exterior
  • Suspensión neumática deportiva

Black Line (añade)

  • Llantas de 20 pulgadas Audi Sport
  • Paquete de estilo negro
  • Audi Singleframe en negro
  • Lunas traseras tintadas
  • Barras de techo negras

Precios Audi e-tron Sportback

Audi e-tron Sportback 55

A igualdad de equipamiento y versión mecánica, el Audi e-tron Sportback es 2.300 euros más caro que el e-tron “normal”. A continuación te dejamos una tabla con los precios base, aunque siempre puedes ir al configurador de Audi para «crear» el coche a tu gusto.

Artículo relacionado:
Prueba Audi e-tron 55 quattro 95 kWh y 408 CV Edition One
Versión Potencia Acabado Precio
Versión Potencia Acabado Precio
50 313 CV Básico 75.430 €
50 313 CV Advanced 81.640 €
50 313 CV S line 85.840 €
50 313 CV Black Line 87.340 €
55 408 CV Básico 88.070 €
55 408 CV Advanced 94.280 €
55 408 CV S line 98.480 €
55 408 CV Black line 99.980 €

Galería Audi e-tron Sportback


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.