Prueba Audi S5 Coupé 3.0 TDI V6 341 CV quattro Tiptronic 8v

Prueba Audi S5 Coupé TDI

Todos estamos de acuerdo en que un Audi A5 es un coche más que suficiente cuando se busca transmitir una imagen elegante, deportiva y de cierto poder adquisitivo. Sin embargo, para una mayor estética y prestaciones dinámicas, está la gama S y RS; es decir, los Audi S5 y RS 5. En este caso probamos a fondo el nuevo Audi S5 Coupé.

Dentro del S5 se puede optar por las carrocerías Coupé y Sportback. El primero es más juvenil y con solo dos puertas, mientras que el segundo es considerablemente más práctico y, no por ello, menos atractivo. Personalmente, y teniendo en cuenta que no es un deportivo extremo, considero que la elección correcta es el Audi S5 Sportback.

Elegante, pero cometiendo un crimen injustificable

Como decía, la estética coupé de este Audi S5 es realmente bella, no cayendo en exageraciones. Habrá a quien le gusta más pasar un poco desapercibido y quien, por el contrario, quiera llamar más la atención. El Audi no desvela totalmente su potencial.

Prueba Audi S5 Coupé TDI perfil trasero

Tenemos tres volúmenes bien marcados, paragolpes específicos, la inscripción S5 en los cuatro costados y cuatro salidas de escape en la retaguardia. Bueno, esto último hay que cogerlo con pinzas, porque las del lado derecho son más falsas que una moneda de 3 euros. Un auténtico crimen, la verdad…

Claro, que nuestra unidad trae algunos opcionales que mejoran aún más su presencia visual. Entre otros, lleva pintura roja, un paquete de detalles en negro brillante (calandra, retrovisores, “tomas de aire”, carcasas de los retrovisores y contornos de las ventanillas). También incorpora un finísimo spoiler sobre la tapa del maletero, que a mi juicio quedaría mejor en negro brillante o en un acabado imitación de fibra de carbono.

Por lo demás, la silueta de este Audi S5 Coupé, como en el Audi A5 Coupé, es realmente elegante. La vista lateral es atractiva, más aún con los citados detalles en negro, las llantas opcionales y las pinzas de freno en rojo. Se me olvidaba, la unidad probada también lleva techo panorámico practicable.

Tubo de escape falso Audi

Como en toda berlina coupé, las plazas traseras son poco útiles

Mientras, en el interior nos encontramos un diseño muy familiar. La línea general es idéntica al resto de la gama A5 y, por ende, calcada a los Audi A4, como el que probamos hace ahora un año. No creo que sea nada malo, porque eso se traduce en una alta calidad de construcción, buen aspecto, gran tacto y mucho orden en todos los mandos.

No incorpora grandes cambios más allá que algunos elementos que incrementan el “espíritu” dinámico de la marca. Podemos citar el volante achatado, el pedalier en aluminio, los asientos deportivos, más detalles en negro y alguna moldura que simula fibra de carbono en el salpicadero y en la consola central de esta unidad.

Prueba Audi S5 Coupé interior

A diferencia de los A6, A7 y algunos otros productos grandes de la compañía de Ingolstadt, el climatizador se maneja muy fácilmente y sin despistarnos.

En cuanto al espacio, las plazas delanteras son suficientes para personas de tallas dentro de lo normal. Además, hay amplios reglajes de volante y asiento. Claro, que entrar y salir de él no será cómodo para personas mayores o con poca agilidad. No es un Audi R8, pero hay que tenerlo en cuenta.

Eso sí, la peor parte es la de las plazas traseras. Acceder a ellas no es muy elegante que digamos. Hay que echar el asiento hacia delante con un botón que lo desliza eléctricamente y después tirar de una correa para plegar parcialmente el respaldo. No, definitivamente, estos coupés no son para utilizar con frecuencia las plazas traseras.

Prueba Audi S5 Coupé plazas traseras

Una vez dentro, como en toda berlina coupé de este estilo, el espacio no sobra. Vamos con el culo muy bajo, las rodillas algo elevadas y pegando con el respaldo delantero aunque no seamos muy altos, y también rozamos con la cabeza en el techo. Menos personas querrán acoplarse con nosotros; no hay mal que por bien no venga…

Su maletero

Otra de las razones por las que prefiero el Sportback antes que el Coupé es por el maletero. La boca de carga del S5 Coupé es más pequeña y menos práctica, dificultando la colocación de objetos relativamente grandes.

La capacidad de este maletero es de 410 litros. Se pueden plegar los asientos posteriores desde el propio baúl, pero queda algo de escalón y no resulta muy eficaz. En cualquier caso, es un mal común de las berlinas coupés con tres volúmenes claramente diferenciados. Ocurre lo mismo, por ejemplo, con el BMW Serie 4 Coupé o con el Mercedes Clase C Coupé.

Prueba Audi S5 Coupé maletero

Motor y técnica del Audi S5

Y pasamos a echar un vistazo rápido sobre su técnica. Empezando por el motor, bajo el capó llevamos un motor diésel TDI de 3 litros V6. Se trata de un microhíbrido a 48 voltios, el cual desarrolla una potencia máxima de 341 CV a 3.800 rpm. Su par motor máximo es enorme, con 700 Nm entre las 1.750 y 3.250 revoluciones por minuto.

Como muchos otros modelos de la gama S, el Audi S5 ya no equipa un motor de gasolina, sino un diésel TDI. Es el mismo que probamos en el S7 hace algo más de un año, aunque con algunos leves ajustes que hacen variar su potencia final. Sus prestaciones son un 0 a 100 km/h en solo 4,6 segundos, así como una velocidad punta de 250 km/h. Nada mal para un diésel, ¿verdad? El consumo combinado homologado WLTP es de 7,3 l/100 km.

Artículo relacionado:
Prueba Audi S7 Sportback 3.0 TDI 349 CV Tiptronic 8v quattro

Siguiendo con la técnica, el Audi S5 cuenta de serie con caja de cambios Tiptronic de 8 relaciones, que es de tipo convertidor de par, así como con el emblemático sistema de tracción Quattro a las cuatro ruedas. La suspensión es de cinco brazos en ambos ejes, siendo controlada electrónicamente en dureza dependiendo del modo de conducción.

Al volante: Un coche de Autobahn

Prueba Audi S5 TDI perfil delantero

Este Audi S5 Coupé es un modelo rápido, pero no de altísimas sensaciones de conducción. Es el tipo coche pensado para la Autobahn alemana, por lo que tiene mucha lógica esa apuesta por la motorización de gasoil en lugar de gasolina. Claro, que es bastante menos emocionante escuchar el sonido a diésel que el bonito ronroneo del anterior seis cilindros de gasolina.

Durante esta semana de pruebas he recorrido unos 750 kilómetros con este vehículo en todo tipo de circunstancias. Autopista, ciudad, carreteras rotas, otras con mejor asfalto y, por supuesto, algún que otro puerto de montaña.

Como decía, no es el coche más emocionante; pero la verdad es que lo hace prácticamente todo bien. Te podría servir para cruzar Alemania sin bajar de 200 por carreteras sin límite de velocidad en pocas horas, como para realizar trayectos cotidianos por vías urbanas y circunvalaciones.

Prueba Audi S5 TDI trasera

Sorprende lo cómodo que es. Me esperaba una mayor rigidez de las suspensiones, no siendo excesivo ni tan siquiera en el modo Dynamic. Filtra muy bien los baches, pero lo mejor es que está tan bien logrado que no pierde para nada la compostura cuando cogemos un bache a alta velocidad en curva. Un gran todo en uno.

Sí, su hábitat principal es la autopista, mostrando un gran aplomo, aislamiento y comodidad. Debes prestar atención al velocímetro porque da la sensación de que vamos parados en todo momento. En mi caso, he optado por el limitador de velocidad y el control de crucero para evitar posibles fotografías no deseadas…

Tal vez lo que menos me ha gustado al circular por autopista es que rueda excesivamente bajo de vueltas en su última marcha, la octava. Esto supone que a la mínima insinuación sobre el acelerador o ante un repecho leve el cambio baje a séptima. Lo hace él solo y suave, pero preferiría que girara un poco más alto de revoluciones, más cerca de su zona de máximo de par para evitarlo.

Por otro lado, y aunque es un coche de más de 1.900 kilos, no titubea en carreteras de montaña. Modo Dynamic, cambio en manual y… no, el sonido no acompaña. Pese a que en determinados momentos se nota el peso total, el trabajo del chasis es espectacular. Y todo ello, como decía, sin tener unas suspensiones para nada secas.

Prueba Audi S5 TDI lateral

Hay que intentar que el motor no caiga por debajo de las 2.000 vueltas y acelerar un pelín antes del momento ideal, ya que hay algo de lag. Pero ojo, también hay que tener cuidado, que en pocos instantes nos golpean los 700 Nm y salimos pegados al asiento, mostrando un gran poderío. Con tanto par, tampoco es necesario estirar mucho las marchas, pudiendo tirar de la leva derecha del volante cuando el tacómetro marca entre 3.000 y 3.500 vueltas.

Una vez más, la joya de la corona es la tracción Quattro. Es realmente efectiva. Si la electrónica actúa en aceleración significa que algo estamos haciendo mal. De todos modos, cuando entra en acción, solo nos percatamos de ello por el testigo en el cuadro, ya que lo hace muy suavemente.

Lógicamente, el límite de agarre es altísimo cuando se fuerzan las leyes de la física. La adherencia es brutal en frenada, pleno apoyo y aceleración. Como es habitual en Audi, al límite tiende a subvirar antes que a sobrevirar, pero para nada tiene un tren delantero torpe. Muerde mucho y de forma efectiva salvo que vayamos realmente pasados de rosca.

Consumos Audi S5 Coupé TDI

Prueba Audi S5 TDI cuadro instrumentos

Tras 750 kilómetros de prueba, el consumo medio del Audi S5 Coupé 3.0 TDI de 341 CV se situó en los 7,7 litros. En autopista a 120 km/h lo normal es estar alrededor de los 6,2 o 6,4 l/100 km. Lógicamente, callejeando o practicando una conducción agresiva por carreteras viradas no puedes esperar que sea un mecherito.

En cualquier caso, veo bastante aceptable ese dato combinado. Esperaba un poco menos en ciudad, pero finalmente la media me parece más que correcta teniendo en cuenta el peso del coche, la tracción quattro, el cambio automático y el rendimiento que es capaz de ofrecer.

Conclusiones

Como decía al inicio, rotundamente me quedaba antes con un Audi S5 Sportback que con este coupé. Puestos a gastar 80.000 euros en un coche rápido, pero no extremo, que por lo menos aporte más practicidad y espacio, ¿no?

Prueba Audi S5 motor V6 diésel

Y sí, 80.000 euros es el precio en el que arranca este coupé alemán en su versión S5. Rivaliza con otros modelos como el BMW Serie 4 o el Mercedes Clase C Coupé en sus variantes que quedan por debajo de los BMW M4 y C 63 AMG.

Para finalizar, reconozco que me encantaría tener un S5 en mi garaje (preferiblemente el Sportback), pero creo que no invertiría los casi 100.000 euros que cuesta esta unidad probada en un modelo que no llega a ser el culmen de las berlinas coupés deportivas. Pero ojo, si alguien está dispuesto a regalármelo, será muy bienvenido.

Ya puestos, un Audi RS 5 o RS 4, un M3/M4 o esos Mercedes C 63 AMG, sea cual sea la carrocería tienen mejor relación precio-emoción.

Equipamiento de serie Audi S5

  • Climatizador trizona
  • Red portaobjetos en maletero y cintas para sujetar carga
  • Posavasos delanteros en consola central
  • Anclajes Isofix
  • Audi Drive Select
  • Tren de rodaje deportivo S
  • Tracción quattro con diferencial central autoblocante
  • Frenos sobredimensionados
  • Llantas de 19 pulgadas
  • Faros Matrix LED con intermitentes dinámicos
  • Pilotos traseros LED con intermitentes dinámicos
  • Lavafaros
  • Spoiler trasero
  • Kit estético deportivo exterior S5
  • Marcos de las ventanas cromados
  • Asientos deportivos en cuero y Alcantara
  • Techo interior en negro
  • Molduras específicas
  • Apertura y arranque manos libres
  • Audi Virtual Cockpit Plus
  • MMI Navegacion Plus
  • Radio digital DAB
  • Audi Parking System
  • Control de velocidad
  • Cámara de marcha atrás

Precio Audi S5 TDI

fibra carbono Audi S5

Carrocería Precio
Carrocería Precio
Coupé 79.950 €
Sportback 79.950 €

Opinión del editor

Audi S5 Coupé TDI
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
79.750 a 79.750
  • 80%

  • Audi S5 Coupé TDI
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 14 de enero de 2021
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 85%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 40%
  • Maletero
    Editor: 60%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 40%

Pros

  • Calidad general
  • Comportamiento
  • Consumo en autopista

Contras

  • Octava marcha demasiado larga
  • Salidas de escape simuladas
  • Precio final

Galería Audi S5 Coupé


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.